En cambio, si dirigimos energía psíquica a un objeto inerte o a un ser vivo, estos se impregnarán de esta energía, produciéndose modificaciones a nivel profundo, acumulándose esta energía, y permitiendo transferirla por contacto a otros seres o elementos. Esta es una energía con un grado como de consciencia, o inteligencia, que sigue los mandatos de la voluntad que las formó.
Tengo 43 años y me ha informado mi doctor, que tengo que tiene que quitar todo! Quiste y Mioma en cada uno de los ovarios, aparte que mi útero se ve con varios quistes… me preocupa, porque leo todo lo que conlleva una operacion asi, mi duda es los tratamientos alternativos (hormonal) pero que se puede hacer para evitar el movimiento de todos aquellos órganos vecinos ???
Hola a tod@s! Yo quiero comentar mi experiencia: Ovario derecho poliquístico (con estallamiento), miomatosis múltiple. Al ser biopsiada, arrojo datos de premalignidad en células escamosas. Familiarmente, con antecedentes de cáncer por ambos lados (materno y paterno), de hecho, mi papá estaba en fase terminal cuando me detectaron. Eran hemorragias de hasta siete u ocho días, “descansaba” una semana y volvía; con unos cólicos espantosos, como nunca había sentido, ni siquiera cuando parí a mis tres hijos. Ahora tengo 46 años, y cuatro de haberme operado. Me retiraron el ovario restante, trompas y útero. La primer semana fué muy difícil, por los altibajos emocionales. A los tres meses de haberme hecho la cirugía, inicié la aventura de restaurar una casa antigüa, pero en realidad lo que restauré fué mi mente y mi corazón. Subirme a los andamios, tomar fotografías del proceso, y luego irme envolviendo en la dinámica… literalmente me salvó la vida. Aprendí a usar herramientas como el marro y el cincel, mover carretillas con mezcla del material (ya en diciembre, a seis meses de la intervención), tomar decisiones en los acabados y además ir vigilando el presupuesto; mantuvo mi mente y mi cuerpo ocupados. En ésa época, rompí con mi pareja de diez años. Tomamos distancia y perspectiva. Al mudarme a la casa que intervine, mi hija de 20 años estaba embarazada y se fué a vivir con el papá de su bebé (que no era su novio siquiera). Diagnosticaron con Parkinson y Alzhaimer a mi mamá y mi hijo mayor estaba por terminar Medicina. El menor, estudiando Psicología y trabajando como maestro rural en una comunidad indígena. Todo esto, normalmente sería muy comprometedor emocionalmente, sin embargo, con el apoyo de mi psiquiatra de Seguridad Social y la vigilancia de mi ginecólogo, salí adelante. Ahora que he vuelto con mi pareja (cumplimos 14 años el 21 de junio), la cirugía llegó en el momento en que aún no corría con tanto riesgo de malignidad (seis meses después, ya no sería igual, como me dijo el patólogo), nos tomó tiempo platicar que había sido lo mejor (ya llevaba tres abortos); y comenzamos desde cero: llamadas, visitas, salidas… un cortejo como desde que nos conocimos. Llegado el momento, confieso que tuve miedo. Sin embargo, la comunicación fue el factor determinante: Ambos nos sorpendimos al descubrir que mi líbido estaba intacta, no había dolor, ni sequedad vaginal. La depresión que ha sido el flagelo familiar paterno, absolutamente bajo control. No hay rabietas, ni pleitos ni discusiones con mis hijos o con él. Llevo un régimen estricto por hipotiroidismo, y estamos planeando mi cirugía de columna. Todo está en la mente…
Hola a tod@s! Yo quiero comentar mi experiencia: Ovario derecho poliquístico (con estallamiento), miomatosis múltiple. Al ser biopsiada, arrojo datos de premalignidad en células escamosas. Familiarmente, con antecedentes de cáncer por ambos lados (materno y paterno), de hecho, mi papá estaba en fase terminal cuando me detectaron. Eran hemorragias de hasta siete u ocho días, “descansaba” una semana y volvía; con unos cólicos espantosos, como nunca había sentido, ni siquiera cuando parí a mis tres hijos. Ahora tengo 46 años, y cuatro de haberme operado. Me retiraron el ovario restante, trompas y útero. La primer semana fué muy difícil, por los altibajos emocionales. A los tres meses de haberme hecho la cirugía, inicié la aventura de restaurar una casa antigüa, pero en realidad lo que restauré fué mi mente y mi corazón. Subirme a los andamios, tomar fotografías del proceso, y luego irme envolviendo en la dinámica… literalmente me salvó la vida. Aprendí a usar herramientas como el marro y el cincel, mover carretillas con mezcla del material (ya en diciembre, a seis meses de la intervención), tomar decisiones en los acabados y además ir vigilando el presupuesto; mantuvo mi mente y mi cuerpo ocupados. En ésa época, rompí con mi pareja de diez años. Tomamos distancia y perspectiva. Al mudarme a la casa que intervine, mi hija de 20 años estaba embarazada y se fué a vivir con el papá de su bebé (que no era su novio siquiera). Diagnosticaron con Parkinson y Alzhaimer a mi mamá y mi hijo mayor estaba por terminar Medicina. El menor, estudiando Psicología y trabajando como maestro rural en una comunidad indígena. Todo esto, normalmente sería muy comprometedor emocionalmente, sin embargo, con el apoyo de mi psiquiatra de Seguridad Social y la vigilancia de mi ginecólogo, salí adelante. Ahora que he vuelto con mi pareja (cumplimos 14 años el 21 de junio), la cirugía llegó en el momento en que aún no corría con tanto riesgo de malignidad (seis meses después, ya no sería igual, como me dijo el patólogo), nos tomó tiempo platicar que había sido lo mejor (ya llevaba tres abortos); y comenzamos desde cero: llamadas, visitas, salidas… un cortejo como desde que nos conocimos. Llegado el momento, confieso que tuve miedo. Sin embargo, la comunicación fue el factor determinante: Ambos nos sorpendimos al descubrir que mi líbido estaba intacta, no había dolor, ni sequedad vaginal. La depresión que ha sido el flagelo familiar paterno, absolutamente bajo control. No hay rabietas, ni pleitos ni discusiones con mis hijos o con él. Llevo un régimen estricto por hipotiroidismo, y estamos planeando mi cirugía de columna. Todo está en la mente…
El amor psíquico, como todo amor, tiene que presentar bases físicas, pero ya lo físico no es lo preponderante. En él entra el aspecto de la simpatía que puede despertar el objeto amoroso. Se llena de su presencia, se encanta haciendo feliz al ser amado con atractivos distintos, más allá de las “poses” sexuales. Ve en la mujer, si es varón, a la compañera de vida por quien es capaz de jurar amor eterno. Encuentra en su sonrisa toda la alegría que un poeta encontraría en un amanecer a la orilla del mar. Y en los momentos de dolor es su consuelo, su principal bastión para restablecerse. Ya en el amor psíquico hay más que placer, hay romanticismo. La vida no pierde sentido porque hay valor, la persona vale siempre a pesar de sus defectos. Hay comprensión y sinceridad. Sin embargo, el amor psíquico puede disolverse cuando un torrente de pasiones inoportunas desemboca en el manantial que lo sostiene. En síntesis: el amor psíquico es emocional y está teñido con la tinta indeleble de nuestras preferencias individuales.
Also cited as one of the most famous documents supporting the myth of "The Inquisition" is the Apologie[60] of William of Orange, published in 1581.[61] Written by the French Huguenot Pierre Loyseleur de Villiers, the Apologie presented a horrifying narrative of the Spanish Inquisition. This document preserved and reinforced all of the anti-"Inquisition" propaganda generated at the beginning and throughout the Dutch revolt.[61]
Buena noche mi nombre es Jay, es claro que este foro es 100% femenino, y justo por eso escribo para encontrar un poco de apoyo, desde hace tres años me di la oportunidad de rehacer mi vida con una mujer maravillosa, desafortunadamente ella tuvo que pasar por una histerectomia total, se que después de la intervención ha pasado por muchos altibajos, el gran amor que tengo hacia ella me ha motivado a buscar ayuda, no para ella si no para mi, para conocer herramientas y poder apoyarla con esos cambios tan bruscos de carácter, la ansiedad, y todos los demás síntomas que se presentan.

O princípio da equivalência, dizendo que nada diminui ou desaparece, apenas se transfere. A perda de interesse num ponto faz surgir esse interesse noutro, por exemplo. Complementarmente, o princípio da entropia diz que, no aparelho psíquico, tudo visa a busca do equilíbrio. Neste sentido, o conteúdo que tiver maior valor irá promover trocas com conteúdos de menor valor energético. Podemos observar isso quando verificamos uma atitude valorizando por demais um lado, uma característica da Psique. Se ignoro partes do meu inconsciente, ele irá reivindicar certa quantidade de energia da consciência a fim de promover o equilíbrio. Ou, por exemplo, uma atitude fanática que começa a deixar visível características de seu ceticismo (JUNG, 2002).
Nesta forma de ver a Libido, consideramos a sua parte sexual apenas como um dos galhos de uma grande árvore que vai se ramificando por todas as partes. De acordo com alguns estudiosos, o que fez com que Freud adotasse o ponto de vista sexual é apenas o reflexo de um conjunto de fatores que ocasionam a saliência de um determinado aspecto no decorrer da história. Ou seja, na medida em que a história valoriza alguns conteúdos humanos e em detrimento de outros, faz com que haja uma importância maior à determinado aspecto e criando a ideia de que ele seja a representação do todo – o que não é fato verdadeiro.
Todo ello lo he conseguido por no haber creído nunca en ninguno de los diagnósticos sino más en mí mismo, en mi realidad fundamental, que soy una persona sensible, compleja y en cambio constante – como tanta gente -, enfrentada a una sociedad enferma, por lo que resulta muy difícil no padecer algún tipo de dificultad. Pero sigo confiando en que dejaré de medicarme pronto y desmentiré lo que unos médicos dictaron, con arreglo a sus puntos de vista.
Buenas hace 3 semanas que me operaron de urgencias tenia un quiste gigante de 28 centímetros por 17 de ancho y me tuvieron que quitar el ovario desde entonces tengo depreción lubrico muchísimo pero no Mea bajado la regla. Quiero dar todos mi Apollo aquellas mujeres que sufren casos como el mío o similares es muy duro pasar por todo animo y besos hay que ser fuertes si queréis ver más sobre mi recuperación tengo Instagram y animo a todas ayudar a más mujeres a superarlo norita@abdeselam Mohamed contad vuestra historia
A los 21 años me diagnosticaron esquizofrenia paranoide, primer brote. Unos años después, otra psiquiatra cambió el diagnóstico por “trastorno bipolar´”. Más adelante, cuando mi cuarto ingreso en el hospital psiquiátrico, volvieron a considerar la esquizofrenia, mitigada en un trastorno esquizoafectivo. Mientras tanto, durante todos esos años de tratamiento, conseguí licenciarme en Filología Hispánica, cursar un máster en Formación de Profesores de Español como Lengua Extranjera y hacer un posgrado en Relaciones Internacionales. Además, me casé, tuve dos hijos muy sanos y he ido trabajando como profesor y traductor y como administrativo (ocho horas al día durante dos meses ganando mucho dinero, pero no se lo deseo a nadie).

El grado de discapacidad, consiste en el reconocimiento por el órgano competente, (Comunidad Autónoma), declaración y calificación del grado de discapacidad de la persona con una minusvalía física o psíquica, dentro de los grados establecidos en la normativa vigente, y cuyos derechos se concretan en el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.

×