Hola tengo 20 días que me realizaron una histerectomia total radical ya que estaba invadida de quistes.. hasta el momento no han llegado los resultados de patología.. el dolor fue horrible después de pasada la anestecia.. me hicieron un cócktel de analgesicos para que el dolor lo pudiera soportar tengo 42 años y 3 hijos de partos naturales un embarazo utópico y ningún dolor había sido tan fuerte como este después de la cirugía.. hasta el momento me duele mucho sobre todo para hacer del baño.. Se que aún es poco el tiempo que tengo.. pero en las noches es cuando me duele más y mis huesos me duelen mucho también.. mi doctor dice que es normal.. sigo tomando antibióticos y para el malestar y un multivitaminico ya que antes de la operación por los sangrados que tenía me dio anemia.. no se que tan normal sea el malestar que siento a disminuido siii pero lo que no me gusta es el dolor de mis huesos.. Y bueno se me pasa el efecto de la medicina y vuelve el dolor.. trato de estar animada leo o escucho música.. estoy acostumbrada a trabajar y el doctor me ha dicho que después de casi 2 meses voy a poder regresar a mi trabajo porque la cirugía fue mayor… cuanto tiempo seguiré sintiendo las molestias? Me dice también que de por vida deberé de usar faja para que me ayude al soporte de mi vejiga y que no se llegue a caer..
Hola, me llamo Grace, tengo 53 años luego de un sangrado de más de un mes -que me provocó anemia- me hicieron ultrasonido pélvico y ecografía, me detectaron miomas en el útero, uno grande y uno pequeño. El ginecólogo me dijo que si llego a tener un sangrado de tantos días me van a hacer histeroctomía. Estoy atravesando mi perimenopausia y si bien no me interesa, a pesar de aún menstruar, tener más hijos -tengo dos uno de 24 y otro de 29- me parece injusto que esa sea la única solución. Puedo entender la histeroctomía si se tratara de cáncer pero ¿extirparme el útero por fibromas? Después de leer el artículo y los comentarios de ustedes entiendo que es una operación extremadamente riesgosa y que los efectos secundarios son muy complicados a nivel psíquico y físico. El útero es una parte muy importande de nuestra femineidad más allá de la reproductividad

Hola a tod@s! Yo quiero comentar mi experiencia: Ovario derecho poliquístico (con estallamiento), miomatosis múltiple. Al ser biopsiada, arrojo datos de premalignidad en células escamosas. Familiarmente, con antecedentes de cáncer por ambos lados (materno y paterno), de hecho, mi papá estaba en fase terminal cuando me detectaron. Eran hemorragias de hasta siete u ocho días, “descansaba” una semana y volvía; con unos cólicos espantosos, como nunca había sentido, ni siquiera cuando parí a mis tres hijos. Ahora tengo 46 años, y cuatro de haberme operado. Me retiraron el ovario restante, trompas y útero. La primer semana fué muy difícil, por los altibajos emocionales. A los tres meses de haberme hecho la cirugía, inicié la aventura de restaurar una casa antigüa, pero en realidad lo que restauré fué mi mente y mi corazón. Subirme a los andamios, tomar fotografías del proceso, y luego irme envolviendo en la dinámica… literalmente me salvó la vida. Aprendí a usar herramientas como el marro y el cincel, mover carretillas con mezcla del material (ya en diciembre, a seis meses de la intervención), tomar decisiones en los acabados y además ir vigilando el presupuesto; mantuvo mi mente y mi cuerpo ocupados. En ésa época, rompí con mi pareja de diez años. Tomamos distancia y perspectiva. Al mudarme a la casa que intervine, mi hija de 20 años estaba embarazada y se fué a vivir con el papá de su bebé (que no era su novio siquiera). Diagnosticaron con Parkinson y Alzhaimer a mi mamá y mi hijo mayor estaba por terminar Medicina. El menor, estudiando Psicología y trabajando como maestro rural en una comunidad indígena. Todo esto, normalmente sería muy comprometedor emocionalmente, sin embargo, con el apoyo de mi psiquiatra de Seguridad Social y la vigilancia de mi ginecólogo, salí adelante. Ahora que he vuelto con mi pareja (cumplimos 14 años el 21 de junio), la cirugía llegó en el momento en que aún no corría con tanto riesgo de malignidad (seis meses después, ya no sería igual, como me dijo el patólogo), nos tomó tiempo platicar que había sido lo mejor (ya llevaba tres abortos); y comenzamos desde cero: llamadas, visitas, salidas… un cortejo como desde que nos conocimos. Llegado el momento, confieso que tuve miedo. Sin embargo, la comunicación fue el factor determinante: Ambos nos sorpendimos al descubrir que mi líbido estaba intacta, no había dolor, ni sequedad vaginal. La depresión que ha sido el flagelo familiar paterno, absolutamente bajo control. No hay rabietas, ni pleitos ni discusiones con mis hijos o con él. Llevo un régimen estricto por hipotiroidismo, y estamos planeando mi cirugía de columna. Todo está en la mente…
Teniendo en cuenta que no existe medicamento alguno que haya sido creado específicamente para solucionar la eyaculación precoz y que existen tratamientos que excluyen la utilización de estos, creemos que no es conveniente la ingesta de fármacos como antidepresivos para intentar retardar las eyaculaciones. Actualmente la eyaculacion precoz puede ser perfectamente eliminada con tratamientos que utilizan ejercicios y técnicas que facilita el aprendizaje para lograr un control del reflejo. Estos tratamientos son altamente efectivos y logran resultados sorprendentes en pocos días. 
La reclamación previa, se trata de un escrito que aunque no es necesario realizarlo mediante Abogado, si es conveniente, para fundamentar adecuadamente dicha reclamación de revisión de la denegación,del grado de discapacidad o minusvalía y configurar la posibilidad de acudir a la vía judicial, siempre que venga nuevamente denegada la contestación a dicha reclamación previa.
×