Estoy seguro de que la mayoría de los lectores estarán asintiendo con la cabeza mientras leen esta líneas. Yo lo estoy haciendo. Porque sin duda casi todos los que han amado, han sentido la presencia cercana del ser querido, aun encontrándose a miles de kilómetros de distancia. Han podido “notar” si se encontraba bien o tenía algún problema. Han podido llegar a percibir su olor, o el tacto de su piel, aun hallándose en la otra punta de la ciudad, del país o del planeta. ¿Quién no ha sentido ese dolor físico en el pecho ante un amor intenso, aun sabiendo que las emociones se producen en el cerebro y no en el órgano cardíaco? ¿Y quién no ha vivido la recurrente experiencia de pensar repentinamente en el ser amado, un instante antes de que nos llamase por teléfono?
Jung assinalou que, quando a energia não é consumida num processo de adaptação ao mundo nem está se movimentando de forma progressiva, ela ativa os complexos e eleva o potencial energético destes no mesmo grau em que o ego perde energia ao seu dispor. Isto é a lei da conservação de energia quando aplicada à psique. A energia não desaparece do sistema; antes, ela desaparece da consciência. E isso resulta, tipicamente, em estados de depressão, conflito interior, ambivalência incapacitadora, incerteza, dúvida, questionamento e perda de motivação.
Podía recordar sólo vagamente su vida hasta entonces, ya que la experiencia del naufragio, y el haber estado expuesta a las inclemencias del mar, la habían dejado completamente exhausta.Mientras vagaba por la arena, una familia de tejedores la encontró. A pesar de ser pobres, la llevaron a su humilde casa y le enseñaron su oficio. De esta manera, ella inició una segunda vida y en el lapso de uno o dos años volvió a ser feliz, habiéndose reconciliado con su suerte. Pero un día, estando en la playa, una banda de mercaderes de esclavos desembarcó y se la llevo, junto con otros cautivos.
En todo caso, se considerarán afectados por una discapacidad en grado igual o superior al 33%  los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez, y a los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.
×