Hola, soy Majo de Argentina. A los 35 años me diagnosticaron cáncer de cuello de útero por HPV de alto grado…..Inmediatamente decidí por la histerectomía total. No tuve hijos, pero deseaba tener calidad de vida en ese momento. Pasé por depresiones, tratamientos con medicación, terapias, vivo con tratamientos hormonales, terapias alternativas para ayudar a mi autoestima, me aboco a mi trabajo docente… le pongo toda, toda la voluntad para sobrellevar esta vida… pero les puedo asegurar que no se supera jamás, es imposible aceptar el “¿Por qué a mi?”, es inaceptable la amputación… a pesar de no demostrarlo y llevar una vida alegre, activa, en pareja, con amigos incondicionales, con un control médico buenísimo… nadie, ni yo puedo explicar el sentimiento de bronca… dolor… En más… lo único que me consuela es que tengo la fe que en mi próxima vida seré madre de muchos niños… daría mi vida por tener una panza!!!!! Y no se trata de aceptar otras opciones como la adopción, no quiero eso, quiero mi panza. En conclusión….el cáncer me habría quitado la vida… pero la histerectomía me dejó sin sueños, sin lazos, sin perspectiva, sin mi clon…
Ahora vivo en mi propio piso de alquiler con mi familia, tomo la medicación regularmente, visito a otro psiquiatra, tomo Flores de Bach y me hago reiki, porque tengo el nivel 2 de esta disciplina. Escribo cuentos, poesía y canciones. No soy del todo feliz, pero estoy bien. Todavía debo encontrar mi sitio en el mundo, como la mayoría de todos nosotros. Olvidaba que he plantado más de un árbol y he publicado un libro de poemas (¡cumplí con el adagio japonés!).
Por segunda vez, su mundo se había derrumbado. Ahora bien, sucedió que en el mercado había pocos compradores. Uno de ellos era un hombre que buscaba esclavos para trabajar en su aserradero, donde fabricaba mástiles para barcos. Cuando vio el abatimiento de la infortunada Fátima, decidió comprarla, pensando que de este modo, al menos, podría ofrecerle una vida un poco mejor que la que habría de recibir de otro comprador.
Dana, aunque la histerectomía no se puede deshacer, hay algunas cosas que pueden ayudarlo a sobrellevar la histerectomía. Puede completar el formulario de contacto en el sitio web de la Fundación HERS en http://www.hersfoundation.org y hacerles saber que se ha sometido a una histerectomía y le agradecería que le enviara por correo electrónico información sobre estrategias de afrontamiento. Enumere los síntomas / problemas que experimenta para que HERS pueda adaptar la información a sus necesidades. Nora W. Coffey, presidente de la Fundación HERS

Hola, tengo 46 años y hace casi diez me practicaron una histerectomía pero no sé de qué tipo, solo me dijeron que me dejaron los ovarios. Se me desgarró la matriz en el parto y no hubo más remedio que extirparla. Lo malo que si uso cinto un poco apretado me dan dolores horribles como si fuera a parir de nuevo. Ya me hicieron estudios y no tengo nada malo pero me desespero a veces porque los dolores son muy fuertes.


El ginecólogo fue xq tenia dos miomas de tamaño regular y el cuello un poco grande. Yo no sentía dolores ni presentaba sangrado en estos momentos estoy muy triste, anciosa,me siento como decimos en mi país FUE PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD y no conforme con esto cuando estaba en plena cirigia el ginecólogo me preguntó que yo que decia xq debía sacarme los ovarios. A lo que respondí que él era el que sabía que hacer me respondió si no habría que hacerte una nueva cirugía en dos o tres años.,antes de dicha cirugía me vieron tres ginecólogos el primero me realizó un legrado con muestra para biopsia la cual el resultado fue bueno, la segunda me dijo que podía vivir con el problema haciéndome controles, la última no me explico nada solo que me iba a ordenar la cirugía. Pero al leer todo lo de esta página veo con gran tristeza que hasta acá llegó mi salud y mi vida íntima ya que era muy buena con mi esposo me siento mal física y emocional esto es fatal con todas las consecuencias que esto trae. Para mi mala suertes no leí ni vi está página antes de que me pasara
Devemos a LIPPS uma diferenciação entre o conceito de energia psíquica e o de força psíquica. Para LIPPS a força psíquica é a possibilidade de que na alma surjam processos que alcancem um determinado grau de eficácia. A energia psíquica, ao invés, é "a possibilidade, inclusa nos próprios processos, de que esta força passe a atuar".(JUNG, 2002, p.26)
Por segunda vez, su mundo se había derrumbado. Ahora bien, sucedió que en el mercado había pocos compradores. Uno de ellos era un hombre que buscaba esclavos para trabajar en su aserradero, donde fabricaba mástiles para barcos. Cuando vio el abatimiento de la infortunada Fátima, decidió comprarla, pensando que de este modo, al menos, podría ofrecerle una vida un poco mejor que la que habría de recibir de otro comprador.
En este estudio se hace una revisión bibliográfica de las principales lesiones y secuelas psíquicas generadas en las víctimas de accidentes de tráfico, así como su mayor o menor prevalencia. Se valora el establecimiento del nexo causal que incluye algunas concausas anteriores, concomitantes y subsiguientes al accidente. Asimismo se analizan los principales factores de vulnerabilidad en el proceso de victimización a nivel biológico, psicológico, psicopatológico y psicosocial. Por último, se hace una valoración pericial de las secuelas psíquicas en las víctimas de accidentes de tráfico en función del nuevo baremo español de 2015. Se señalan en concreto las novedades aportadas por este baremo respecto al anteriormente vigente y se indican, en opinión de los autores, sus principales insuficiencias. Se establecen nuevas líneas de desarrollo para la investigación futura.
×