Si se medita un poco sobre el tema, veremos que somos seres Visuales, es decir, pensamos en imágenes principalmente. Usamos palabras, pero cuando nombramos por ejemplo, una silla, nos viene a la mente la imagen, y no solo el nombre. Por tanto, al imaginar, estamos traduciendo al lenguaje más básico, al código original del cerebro y la mente, lo que deseamos realizar.
El amor psíquico, como todo amor, tiene que presentar bases físicas, pero ya lo físico no es lo preponderante. En él entra el aspecto de la simpatía que puede despertar el objeto amoroso. Se llena de su presencia, se encanta haciendo feliz al ser amado con atractivos distintos, más allá de las “poses” sexuales. Ve en la mujer, si es varón, a la compañera de vida por quien es capaz de jurar amor eterno. Encuentra en su sonrisa toda la alegría que un poeta encontraría en un amanecer a la orilla del mar. Y en los momentos de dolor es su consuelo, su principal bastión para restablecerse. Ya en el amor psíquico hay más que placer, hay romanticismo. La vida no pierde sentido porque hay valor, la persona vale siempre a pesar de sus defectos. Hay comprensión y sinceridad. Sin embargo, el amor psíquico puede disolverse cuando un torrente de pasiones inoportunas desemboca en el manantial que lo sostiene. En síntesis: el amor psíquico es emocional y está teñido con la tinta indeleble de nuestras preferencias individuales.
Es en esta cuestión donde mayor polémica ha habido en los últimos años, lo que ha provocado que desde hace algún tiempo se venga denunciando por parte de diferentes colectivos, entre los que destaca la ONG, asociación no gubernamental, norteamericana Hysterectomy Educational Resources and Services Foundation (HERS Foundation) los innumerables casos de prácticas innecesarias de histerectomías motivadas por intereses económicos ya que anualmente se generan, según sus declaraciones, más de 17 billones de dólares en torno a esta práctica.
El sistema locomotor: lo examinaremos a través de pruebas que nos permita descubrir alteraciones, deformaciones, derrame articular, edema periarticular, actitudes viciosas, características de la marcha, exploración de la movilidad y de las maniobras específicas de exploración, la presencia de puntos dolorosos mediante la palpación de  zonas específicas  o por maniobras desencadenantes.
Hola buenas tardes tengo 40 años no tengo hijos y me realizaron una histerectomia solo me dejaron un ovario… tenía muchos fibromas y miomas y los dolores que me daban cuando pasaba el periodo eran terribles casi al punto de desmayarme pero yo los mantenía controlados con anticonceptivos Al parecer esto me generó una anemia silenciosa que cuando fui al médico en mi país de origen tenía la hemoglobina en 5.9 y así no me podía volver a subir a un avión varios médicos me chequeaeon y llegaron a la misma conclusión…. lamento mucho no poder ser madre … pero bueno algun plan Tiene Dios…. mi recuperación ha sido larga … tengo casi 4 meses de operada aún estoy inflamada y con cierta molestia… aparte me salió una hernia ( no se piensa que por qué guarde mi reposo) pero si he notado que con frecuencia me dan infecciones en la orina y yo nunca he padecido de eso …
Según estas creencias, entre los amantes (y entendemos por amantes a dos o más personas con una relación afectiva intensa, incluyendo familiares, matrimonios, amigos o parejas), independientemente de cuál sea su tipo de amor, se crearían una especie de vínculos energéticos, cuya fuerza es directamente proporcional a la intensidad de su amor, que unirían psíquicamente a esas personas a través del espacio y el tiempo.
Me he quedado sola por no participar a favor de ningún progenitor, pero volvería hacerlo otra vez. Estoy sola pero con la conciencia tranquila. Me siento interiormente honesta y justa conmigo y con mis padres. Sé que hice lo correcto ya que no había malos tratos, ni nada que fuera denunciable o ilegal entre ellos, y por eso no pude tomar partido por ninguno de los dos.

Esta intensa relación “telepática” entre madres e hijos ha sido objeto de innumerables estudios parapsicológicos. En España, sin ir más lejos, Javier Akermán, director del Centro de Investigaciones Psicobiofísicas de Vigo, y autor de “Psicología prenatal” (Alonso Rebollo, 1985), pasó años realizando estudios con mujeres embarazadas, tanto en las técnicas de parto sin dolor, como en relación a las comunicaciones entre madre y feto. En el Centro de Formación Maternal de Vigo, Akermán ha podido recopilar infinidad de testimonios sobre comunicaciones telepáticas entre el hijo aun no nacido y su madre, e incluso ha desarrollado posibles sistemas de influencia pre-natal para facilitar esa comunicación. Y de igual forma que ese pretendido vínculo afectivo se gestaría antes de la vida, algunos autores afirman que se prolongaría después de la muerte.
Si aceptamos que las emociones son (o se expresan) como reacciones electroquímicas en las neuronas del cerebro, y la composición electroquímica entre humanos y animales es básicamente similar, ¿por qué no habrían de darse entre los “irracionales” vínculos afectivo/telepáticos similares a los del hombre? Sin duda los amantes de los toros, la caza o la pesca preferirían, por el bien de sus conciencias, ni plantearse este punto…
Hola amig@s y especialmente amigAs. Hoy, a pocos días de que haga un año de que se me practicara una histerectomía radical, comparto esta información en Facebook. Hay muchas otras páginas que abordan el tema. Si algún ginecólogo os ha dicho que se os debe practicar una histerectomía radical, os recomiendo acudir no a otro ginecólogo, sino a tantos como sea necesario hasta que tengáis claro que verdaderamente necesitáis esa intervención. Además, si vivís en España o en Barcelona, al menos, acudid a la Seguridad Social; las máquinas son las mejores. Yo decidí no hacerlo, me fíe totalmente de una ginecóloga que acababa de conocer. Después descubrí que, aparte de estar mal operada y haber sido engañada sobre mi caso, que quizás no hubiera sido necesario o, como mínimo, no el tipo de cirugía que se me practicó. No me decidí a denunciarlo por falta, ante todo, de fuerza emocional. Después, me he ido enterando de muchas irregularidades en la sanidad privada. Las consecuencias, como muestra aquí el artículo, son físicas y psicológicas. Yo soy testimonio en primera persona. Gracias por esta página. Buen día a tod@s.

Una vez ambos os hayáis tomado vuestro tiempo, el que debía recibir deberá decir la imagen que le ha llegado. Si ha acertado, podéis seguir repitiendo el ejercicio, pero no olvidéis intercambiar los roles de vez en cuando. Y, de nuevo, advertimos: el acierto muchas veces es una cuestión de casualidad, para realmente hablar de que con esto se desarrolla el psiquismo, es necesario ponerlo en práctica muchas veces y acertar la gran mayoría de ellas. 

Hola soy Andrea, tengo 28 años. Hace 4 años di a luz mi primer bebé, fue algo muy bello pero cuando el parto terminó tuve una inversión uterina, el médico tratando de volver a introducir mi útero lo rompió, tuve una hemorragia muy abundante, la única forma de salvar mi vida fue realizando una histerectomía subtotal. Extrajeron el cuerpo del útero dejando el cuello. Además de traer consecuencias psicológicas (porque aún tengo lágrimas en mis ojos al contarles), también tengo otras consecuencias. Lo que quedó del útero se está cicatrizando en mi ovario derecho, lo cual me causa gran dolor a nivel pélvico y está afectando mi cadera. A nivel sexual nada ha cambiado, mi libido no se ha visto afectada. Es un poco raro no menstruar, pero es como lo de menos. Mi autoestima se ha visto muy afectada, me da pena contarle a las personas o que se den cuanta de esto, ya que se manejan muchos tabús en cuanto a esta cirugía.


Sí ha habido en cambio un esfuerzo consciente por armonizar los criterios del DSM-5 con los de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (CIE-10, capítulo V, dedicado a los trastornos mentales y del comportamiento). Se han simplificado algunos diagnósticos y problemas, se han aplazado otros y se han complicado varios. Una de las críticas frecuentes a este manual es que los casi 400 trastornos que clasifica, junto con unos umbrales exagerados, no hacen más que aumentar el número de personas potencialmente taradas con el riesgo de medicalización excesiva que eso implica, algo que estaría ocurriendo de modo preocupante con los niños hiperactivos o con la alegría con que se recetan antidepresivos o ansiolíticos ante la marea de personas afectadas por la actual crisis socio-económica. La inclusión de situaciones vitales difíciles -afortunadamente el duelo se ha excluido- bajo la rúbrica de enfermedad mental es una de las tentaciones habituales de estos compendios, acusados a veces de dejarse presionar por las compañías farmacéuticas o de enredarse en una interminable taxonomía de la variedad humana.
×