Hola, soy Paqui de Sevilla. Hace dos años me detectaron cáncer de útero y me sometieron a una histeretomía completa. Tengo 59 años y les digo a todas las mujeres que tienen dudas sobre su vida sexual. Yo pensaba que mis relaciones no serían igual que antes pero creo que incluso son mejores. Tengo orgasmos que antes no tenía. No sé a qué será debido, la verdad, pero es así. Ánimo para todas. Todo tiene su parte positiva, sólo hay que encontrarla. Abrazos.
Ambar, te cuento que ya me operaron. Tengo 18 días de recuperación y te digo que me fue bien, sólo me extirparon el útero, trompas y todos los tumores que tenía que, por cierto, eran grandes, ya que tenia mucho peso en la pelvis y sangrados abundantes por hasta 12 días y dolor, con una anemia siempre bajo control. Por otra parte, me ayudó a sentirme de buena actitud y positiva y me ha cambiado el carácter. Ahora estoy más tranquila y contenta, más accesible, quizá porque ya no hay descontrol hormonal con las reglas tan abundantes, largas y dolorosas. Al final conservé mis ovarios y la cirugía fue robótica, así que no me abrieron como cesárea, sino que hicieron tres incisiones a los lados y otra arriba del ombligo y de dolor nada, sólo me siento cansada cuando duro más de dos horas caminando, pero me he cuidado de alimentación, reposo y sobre todo apoyo de mis seres queridos.
Tomando un objeto de nuestro agrado, sea cual sea, lo ponemos frente a nosotros por ejemplo sobre una mesa, y estando sentados o parados, miramos el objeto fijamente pero sin esfuerzo de nuestra parte, sin pensar en moverlo, ni razonando sobre su forma ni cosas semejantes. Solo trataremos de verlo, simplemente, sin emitir juicio, ni opinión, ni intentar hacer nada. La base de la Telequinesis o la Psicoquinesis es la conexión íntima con el objeto o sistema a afectar. Muchas veces cuando me preguntan digo que es como una conversación con alguien, en donde tratamos de entender al otro (en este caso al objeto). Si hablamos o tenemos una “Charla mental” con nosotros mismo, no logramos escuchar al otro, y por tanto no hay entendimiento. Aquí es lo mismo, pues lo que queremos lograr es calmar nuestra ansiedad, nuestras emociones, y así no desperdiciar energía, sino más bien concentrarla como un láser.
La esperada publicación del DSM-5, el manual estadounidense de los trastornos mentales, prevista para mayo, después de una década de discusiones y revisiones por parte de 1.500 especialistas, no parece que vaya a aportar demasiado a la psiquiatría actual. Los intereses cruzados de profesionales y laboratorios y la indefinición en que se mueven muchas disfunciones psíquicas dificultan la clarificación del panorama. Aunque se incluyen algunos avances más biológicos, la genética y la neurobiología apenas han ayudado a entender mejor las complejidades del cerebro; la ausencia de marcadores fiables es uno de los obstáculos.
El 33 por 100 de discapacidad da derecho al reconocimiento de la condición de persona con discapacidad tiene en cuenta tanto los factores discapacitantes –provengan de una disminución física, psíquica o sensorial-, como los factores sociales, entendiendo por tales, entre otros, la edad, entorno familiar, situación laboral y profesional, niveles educativos y culturales, así como el entorno habitual de la persona con discapacidad.
×