Según estas creencias, entre los amantes (y entendemos por amantes a dos o más personas con una relación afectiva intensa, incluyendo familiares, matrimonios, amigos o parejas), independientemente de cuál sea su tipo de amor, se crearían una especie de vínculos energéticos, cuya fuerza es directamente proporcional a la intensidad de su amor, que unirían psíquicamente a esas personas a través del espacio y el tiempo.

El reconocimiento y valoración de la discapacidad es realizado por el Equipo de Valoración y Orientación (EVO), que es un equipo multiprofesional integrado por: un médico que valora la discapacidad física y sensorial, un psicólogo que valora la discapacidad psíquica y un trabajador social que valora los factores sociales; si es preciso, intervienen el técnico en orientación laboral y/o el pedagogo.
×