Hola a tod@s! Yo quiero comentar mi experiencia: Ovario derecho poliquístico (con estallamiento), miomatosis múltiple. Al ser biopsiada, arrojo datos de premalignidad en células escamosas. Familiarmente, con antecedentes de cáncer por ambos lados (materno y paterno), de hecho, mi papá estaba en fase terminal cuando me detectaron. Eran hemorragias de hasta siete u ocho días, “descansaba” una semana y volvía; con unos cólicos espantosos, como nunca había sentido, ni siquiera cuando parí a mis tres hijos. Ahora tengo 46 años, y cuatro de haberme operado. Me retiraron el ovario restante, trompas y útero. La primer semana fué muy difícil, por los altibajos emocionales. A los tres meses de haberme hecho la cirugía, inicié la aventura de restaurar una casa antigüa, pero en realidad lo que restauré fué mi mente y mi corazón. Subirme a los andamios, tomar fotografías del proceso, y luego irme envolviendo en la dinámica… literalmente me salvó la vida. Aprendí a usar herramientas como el marro y el cincel, mover carretillas con mezcla del material (ya en diciembre, a seis meses de la intervención), tomar decisiones en los acabados y además ir vigilando el presupuesto; mantuvo mi mente y mi cuerpo ocupados. En ésa época, rompí con mi pareja de diez años. Tomamos distancia y perspectiva. Al mudarme a la casa que intervine, mi hija de 20 años estaba embarazada y se fué a vivir con el papá de su bebé (que no era su novio siquiera). Diagnosticaron con Parkinson y Alzhaimer a mi mamá y mi hijo mayor estaba por terminar Medicina. El menor, estudiando Psicología y trabajando como maestro rural en una comunidad indígena. Todo esto, normalmente sería muy comprometedor emocionalmente, sin embargo, con el apoyo de mi psiquiatra de Seguridad Social y la vigilancia de mi ginecólogo, salí adelante. Ahora que he vuelto con mi pareja (cumplimos 14 años el 21 de junio), la cirugía llegó en el momento en que aún no corría con tanto riesgo de malignidad (seis meses después, ya no sería igual, como me dijo el patólogo), nos tomó tiempo platicar que había sido lo mejor (ya llevaba tres abortos); y comenzamos desde cero: llamadas, visitas, salidas… un cortejo como desde que nos conocimos. Llegado el momento, confieso que tuve miedo. Sin embargo, la comunicación fue el factor determinante: Ambos nos sorpendimos al descubrir que mi líbido estaba intacta, no había dolor, ni sequedad vaginal. La depresión que ha sido el flagelo familiar paterno, absolutamente bajo control. No hay rabietas, ni pleitos ni discusiones con mis hijos o con él. Llevo un régimen estricto por hipotiroidismo, y estamos planeando mi cirugía de columna. Todo está en la mente…

¿Ha vivido usted una experiencia similar, en la que se ha visto sorprendido por su propia fortaleza interior a la hora de afrontar un revés de la vida? Estoy seguro que sí, al fin y al cabo todos somos héroes de nuestra propia historia. Le invito a compartir su experiencia dejando su comentario un poco más abajo. Con ello seguro que ayudará a muchas personas que en este momento están atravesando momentos difíciles.


De acordo com Jung, pareceu-me mais adequado um conceito energético. Ele me tornou possível identificar a expressão “energia psíquica” com o termo “libido”. Este último indica um desejo ou um impulso que não é refreado por qualquer instância moral ou outra. A libido é um appetitus em seu estado natural. Filogeneticamente são as necessidades físicas como fome, sede, sono, sexualidade, e os estados emocionais, os afetos, que constituem a natureza da libido. Todos esses fatores têm suas diferenciações e sutis ramificações nesta tão complicada psique humana. (1999, pg. 123).
Hola a tod@s! Yo quiero comentar mi experiencia: Ovario derecho poliquístico (con estallamiento), miomatosis múltiple. Al ser biopsiada, arrojo datos de premalignidad en células escamosas. Familiarmente, con antecedentes de cáncer por ambos lados (materno y paterno), de hecho, mi papá estaba en fase terminal cuando me detectaron. Eran hemorragias de hasta siete u ocho días, “descansaba” una semana y volvía; con unos cólicos espantosos, como nunca había sentido, ni siquiera cuando parí a mis tres hijos. Ahora tengo 46 años, y cuatro de haberme operado. Me retiraron el ovario restante, trompas y útero. La primer semana fué muy difícil, por los altibajos emocionales. A los tres meses de haberme hecho la cirugía, inicié la aventura de restaurar una casa antigüa, pero en realidad lo que restauré fué mi mente y mi corazón. Subirme a los andamios, tomar fotografías del proceso, y luego irme envolviendo en la dinámica… literalmente me salvó la vida. Aprendí a usar herramientas como el marro y el cincel, mover carretillas con mezcla del material (ya en diciembre, a seis meses de la intervención), tomar decisiones en los acabados y además ir vigilando el presupuesto; mantuvo mi mente y mi cuerpo ocupados. En ésa época, rompí con mi pareja de diez años. Tomamos distancia y perspectiva. Al mudarme a la casa que intervine, mi hija de 20 años estaba embarazada y se fué a vivir con el papá de su bebé (que no era su novio siquiera). Diagnosticaron con Parkinson y Alzhaimer a mi mamá y mi hijo mayor estaba por terminar Medicina. El menor, estudiando Psicología y trabajando como maestro rural en una comunidad indígena. Todo esto, normalmente sería muy comprometedor emocionalmente, sin embargo, con el apoyo de mi psiquiatra de Seguridad Social y la vigilancia de mi ginecólogo, salí adelante. Ahora que he vuelto con mi pareja (cumplimos 14 años el 21 de junio), la cirugía llegó en el momento en que aún no corría con tanto riesgo de malignidad (seis meses después, ya no sería igual, como me dijo el patólogo), nos tomó tiempo platicar que había sido lo mejor (ya llevaba tres abortos); y comenzamos desde cero: llamadas, visitas, salidas… un cortejo como desde que nos conocimos. Llegado el momento, confieso que tuve miedo. Sin embargo, la comunicación fue el factor determinante: Ambos nos sorpendimos al descubrir que mi líbido estaba intacta, no había dolor, ni sequedad vaginal. La depresión que ha sido el flagelo familiar paterno, absolutamente bajo control. No hay rabietas, ni pleitos ni discusiones con mis hijos o con él. Llevo un régimen estricto por hipotiroidismo, y estamos planeando mi cirugía de columna. Todo está en la mente…
Hola, entiendo tu preocupación, pero sé que si van a operar a tu esposa es por qué lo necesita y a futuro será un benéfico para ella, dale mucho apoyo, consiéntela mucho y entiende, es un proceso largo y doloroso desprenderse de parte de nuestro ser, pero todo pasa, con el tiempo todo se supera y no te preocupes por la parte sexual, en mi caso fue prueba superada, gracias a Dios y a mi esposo que siempre sostuvo mi mano, hay que dar gracias por la vida todos los días. Mucha suerte en todo y la mejor energía para tu valiente esposa, Dios los bendiga, solo el nos saca de las pruebas más difíciles
Una parte de la persona es el papel masculino o femenino que debemos interpretar. Para la mayoría de los teóricos, este papel está determinado por el género físico. Pero, al igual que Freud, Adler y otros, Jung pensaba que en realidad todos nosotros somos bisexuales por naturaleza. Cundo empezamos nuestra vida como fetos, poseemos órganos sexuales indiferenciados y es solo gradualmente, bajo la influencia hormonal, cuando nos volvemos machos y hembras. De la misma manera, cuando empezamos nuestra vida social como infantes, no somos masculinos o femeninos en el sentido social.
El objeto de la pulsión, que en lo real es un medio bastante accesorio ya que sólo sirve para disminuir temporalmente la tensión inherente a la pulsión. Es el objeto por el cual o por medio del cual puede la pulsión alcanzar su satisfacción. No existe una determinación orgánica hacia un objeto específico en la pulsión. Una pulsión puede ser satisfecha por diferentes objetos y un solo objeto satisfacer varias pulsiones.
Tengo 44 años, hace un mes me realizaron una histerectomia de útero y no me recupero por completo, ya tengo que trabajar en dos días y tengo ardor y dolor en toda la zona del abdomen, el médico me dice que es normal por todos los hilos que tienen que reabsorberse . Y tengo fluidos amarillos todavía en pocas cantidades. Pero este dolor y ardor es fatal! ! Pienso que hay mujeres que se recuperan pronto y no tienen tanto dolor.

*Oferta de miembro nuevo válida para clientes que nunca hayan hecho una compra de Psychic Source. Se aplican restricciones. Hasta 3 minutos de tu primera consulta pagada son gratis.  Los minutos gratis no tienen valor en efectivo y no están disponibles para clientes que ya hayan recibido una prueba gratis del servicio. Las ofertas promocionales para consultas psíquicas gratis solo son válidas con Consejeros cuya tarifa inicial es de $1.00/minuto y no son válidas en las consultas psíquicas por video. ©2018 Psychic Source. Todos los derechos son reservados. Solo para entretenimiento. 18+
El emisor deberá cerrar los ojos (no es obligatorio aunque sí aconsejable pues el hecho de centrarse en un solo sentido facililta la percepción) y tratará de visualizar su cuerpo envuelto en luz, luz que se terminará por concentrar debajo del ombligo y cada vez se hará más y más intensa. Sentirá como esa energía fluye subiendo por el pecho hasta llegar al brazo derecho. 

Hola a tod@s! Yo quiero comentar mi experiencia: Ovario derecho poliquístico (con estallamiento), miomatosis múltiple. Al ser biopsiada, arrojo datos de premalignidad en células escamosas. Familiarmente, con antecedentes de cáncer por ambos lados (materno y paterno), de hecho, mi papá estaba en fase terminal cuando me detectaron. Eran hemorragias de hasta siete u ocho días, “descansaba” una semana y volvía; con unos cólicos espantosos, como nunca había sentido, ni siquiera cuando parí a mis tres hijos. Ahora tengo 46 años, y cuatro de haberme operado. Me retiraron el ovario restante, trompas y útero. La primer semana fué muy difícil, por los altibajos emocionales. A los tres meses de haberme hecho la cirugía, inicié la aventura de restaurar una casa antigüa, pero en realidad lo que restauré fué mi mente y mi corazón. Subirme a los andamios, tomar fotografías del proceso, y luego irme envolviendo en la dinámica… literalmente me salvó la vida. Aprendí a usar herramientas como el marro y el cincel, mover carretillas con mezcla del material (ya en diciembre, a seis meses de la intervención), tomar decisiones en los acabados y además ir vigilando el presupuesto; mantuvo mi mente y mi cuerpo ocupados. En ésa época, rompí con mi pareja de diez años. Tomamos distancia y perspectiva. Al mudarme a la casa que intervine, mi hija de 20 años estaba embarazada y se fué a vivir con el papá de su bebé (que no era su novio siquiera). Diagnosticaron con Parkinson y Alzhaimer a mi mamá y mi hijo mayor estaba por terminar Medicina. El menor, estudiando Psicología y trabajando como maestro rural en una comunidad indígena. Todo esto, normalmente sería muy comprometedor emocionalmente, sin embargo, con el apoyo de mi psiquiatra de Seguridad Social y la vigilancia de mi ginecólogo, salí adelante. Ahora que he vuelto con mi pareja (cumplimos 14 años el 21 de junio), la cirugía llegó en el momento en que aún no corría con tanto riesgo de malignidad (seis meses después, ya no sería igual, como me dijo el patólogo), nos tomó tiempo platicar que había sido lo mejor (ya llevaba tres abortos); y comenzamos desde cero: llamadas, visitas, salidas… un cortejo como desde que nos conocimos. Llegado el momento, confieso que tuve miedo. Sin embargo, la comunicación fue el factor determinante: Ambos nos sorpendimos al descubrir que mi líbido estaba intacta, no había dolor, ni sequedad vaginal. La depresión que ha sido el flagelo familiar paterno, absolutamente bajo control. No hay rabietas, ni pleitos ni discusiones con mis hijos o con él. Llevo un régimen estricto por hipotiroidismo, y estamos planeando mi cirugía de columna. Todo está en la mente…
A veces, para definir a una persona, lo hacemos en tres palabras: ya sea flaco o gordo, enojón, noviero, o qué sé yo.  En ocasiones, para referirse a alguien, simplemente, por ejemplo, le llaman: “la chismosa”, “el aguafiestas” o el éste y aquél.  Un adjetivo solitario para identificar a alguien. Y la verdad, exponer la personalidad de una persona, es una de las tareas más difíciles a que podamos enfrentarnos… comenzando con la propia.  La psicología, que es una ciencia ha estudiado a las personas, tratando de clasificarlas de acuerdo a determinados esquemas… y se queda corto.  

Energia psíquica é um conceito da psicologia utilizado na caracterização do pensamento e das emoções. A expressão é composta das palavras do idioma grego εργοs, ergos=energia, trabalho, movimento, e Ψυχολογία, ψυχή, "alma". A expressão também é utilizada vinculada à fundamentação de práticas de natureza espiritual em várias tradições, para este sentido consultar o artigo Psicoenergia.
Hola soy lucelly tengo cita para el 9 de marzo de este año para que me operen de una histerectomía, la verdad tengo muchísimo miedo y creo que no voy a ir, tengo tres miomas grandes en la matriz pero no tengo dolores, mis períodos son regulares y no me duele nada solo de vez en cuando tengo dolores bajitos el único problema es la barriga grandota de seis meses de embarazo pero del resto llevo una vida normal y sana. Gracias por el consejo.
“El arquetipo es una tendencia a formar tales representaciones de un motivo –representaciones que pueden variar mucho en el detalle sin perder un patrón básico… Son de hecho una tendencia instintiva (…) Es esencial insistir que no son meros conceptos filosóficos. Son pedazos de la vida misma –imágenes que están integralmente conectadas al individuo a través del puente de las emociones- «No se trata, pues, de representaciones heredadas, sino de posibilidades heredadas de representaciones. Tampoco son herencias individuales, sino, en lo esencial, generales, como se puede comprobar por ser los arquetipos un fenómeno universal»
Cuando fui a tener a mi hijo se me pego la placenta en el útero y desde ese momento no me acuerdo más nada tenia 16 años y desperté en la sala de maternidad con todos los médicos alrededor y me dijeron que no me iva a venir más la menstruación y que ya no iva a poder tener más hijos…. En ese momento no le di mucha importancia por que mi nene era recién nacido…. Pero después de 9 años con mi marido tenemos ganas de tener un bebé xq lo de cemos… El quiere hacer estudios para ver si puedo quedar embarazada ya que solamente me sacaron un pedazo del útero y todo lo otro lo tengo y no mestruo la verdad me da mucha impotencia y tristeza xq al ver sido menor no podía hacer nada ya que nadie me explico después del alta que me había sucedido y hoy en día sufro toda esta consecuencia…..

Hola cómo estás ? Mira a mí me detectaron también acretismo placentario en mi último embarazo a los 29 años ! Me hicieron la cesárea y luego la histerectomía pero todo fue de urgencia, así que por eso lo pasé mal, pero hay un método de preparación pre quirurgicos para que todo esté controlado ! Por mi experiencia puedo decir que después de unos meses pude empezar una vida normal! Solo puedo darte un consejo que estés tranquila y que te cuides mucho porque mi hemorragia fue producto de los nervios que hizo subir mi presión y mi nenita nació prematura! Me gustaría saber cómo estás hoy ya que veo que la publicación tiene unos meses.


El grado de discapacidad, consiste en el reconocimiento por el órgano competente, (Comunidad Autónoma), declaración y calificación del grado de discapacidad de la persona con una minusvalía física o psíquica, dentro de los grados establecidos en la normativa vigente, y cuyos derechos se concretan en el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.
×