Aquellas personas que ya tengan reconocido el grado de disminución, pueden solicitar la revisión del grado en el caso de una mejora razonable de su situación. En el resto de casos, no se podrá revisar el grado hasta que no hayan pasado un mínimo de dos años desde la resolución del reconocimiento de la disminución, excepto que se acredite un error diagnóstico o cuando se hayan producido cambios substanciales en las circunstancias que dieron lugar al reconocimiento del grado (nuevas patologías, empeoramiento, etc.).
Llevó a Fátima a su hogar, con la intención de hacer de ella una sirvienta para su esposa. Pero cuando llegó a su casa, se enteró de que había perdido todo su dinero al ser capturado un cargamento por piratas. No podía afrontar los gastos que le ocasionaba tener trabajadores, de modo que él, Fátima y su mujer quedaron solos para llevar a cabo la pesada tarea de fabricar mástiles.
Hola a tod@s! Yo quiero comentar mi experiencia: Ovario derecho poliquístico (con estallamiento), miomatosis múltiple. Al ser biopsiada, arrojo datos de premalignidad en células escamosas. Familiarmente, con antecedentes de cáncer por ambos lados (materno y paterno), de hecho, mi papá estaba en fase terminal cuando me detectaron. Eran hemorragias de hasta siete u ocho días, “descansaba” una semana y volvía; con unos cólicos espantosos, como nunca había sentido, ni siquiera cuando parí a mis tres hijos. Ahora tengo 46 años, y cuatro de haberme operado. Me retiraron el ovario restante, trompas y útero. La primer semana fué muy difícil, por los altibajos emocionales. A los tres meses de haberme hecho la cirugía, inicié la aventura de restaurar una casa antigüa, pero en realidad lo que restauré fué mi mente y mi corazón. Subirme a los andamios, tomar fotografías del proceso, y luego irme envolviendo en la dinámica… literalmente me salvó la vida. Aprendí a usar herramientas como el marro y el cincel, mover carretillas con mezcla del material (ya en diciembre, a seis meses de la intervención), tomar decisiones en los acabados y además ir vigilando el presupuesto; mantuvo mi mente y mi cuerpo ocupados. En ésa época, rompí con mi pareja de diez años. Tomamos distancia y perspectiva. Al mudarme a la casa que intervine, mi hija de 20 años estaba embarazada y se fué a vivir con el papá de su bebé (que no era su novio siquiera). Diagnosticaron con Parkinson y Alzhaimer a mi mamá y mi hijo mayor estaba por terminar Medicina. El menor, estudiando Psicología y trabajando como maestro rural en una comunidad indígena. Todo esto, normalmente sería muy comprometedor emocionalmente, sin embargo, con el apoyo de mi psiquiatra de Seguridad Social y la vigilancia de mi ginecólogo, salí adelante. Ahora que he vuelto con mi pareja (cumplimos 14 años el 21 de junio), la cirugía llegó en el momento en que aún no corría con tanto riesgo de malignidad (seis meses después, ya no sería igual, como me dijo el patólogo), nos tomó tiempo platicar que había sido lo mejor (ya llevaba tres abortos); y comenzamos desde cero: llamadas, visitas, salidas… un cortejo como desde que nos conocimos. Llegado el momento, confieso que tuve miedo. Sin embargo, la comunicación fue el factor determinante: Ambos nos sorpendimos al descubrir que mi líbido estaba intacta, no había dolor, ni sequedad vaginal. La depresión que ha sido el flagelo familiar paterno, absolutamente bajo control. No hay rabietas, ni pleitos ni discusiones con mis hijos o con él. Llevo un régimen estricto por hipotiroidismo, y estamos planeando mi cirugía de columna. Todo está en la mente…
Pero en Dios encontré un PADRE AMIGO ESPOSO todo el apoyo el amor que necesitaba. Hoy amaneci con menos dolor me quedo en 9 la hemoglobina y bueno me siento cada día con la esperanza de recuperarme y sentirme viva. Les digo que si pueden operarse lo hagan la vida es mas importante que todo. Tengo 4 hijos que Dios me dio y bueno sigan adelante siempre.
Las cookies de este sitio se usan para personalizar el contenido y los anuncios, para ofrecer funciones de medios sociales y para analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de medios sociales, de publicidad y de análisis web. Si continúa navegando, acepta el uso que hacemos de las cookies.
Hola quisiera saber si alguien está pasando lo mismo que yo hace 45 días me hicieron una hesterectomia total la estoy pasando mal las dos primeras semanas me sentí me sentí muy bien posteriormente no podía dormir eso me altero mucho tuve que ir al medico y me dieron ansioliticos porque no podía dormir bien estoy pasando por un momento muy difícil necesito que me digan si alguien le pasó igual estoy desesperada
lo mas importante es estar bien en cuanto la vida sexual se disminuye no estan importante ,pero lo mas importante es hacer la vida un mundo mejor es mas bien q el compañero nos comprenda que pasamos a otra etapa de salud que seguimos con vida y no con cancer no pensar en tanto lo sexual sino la calidad de vida que podemos estar en familia y estar haciendo nuestra labores lo mejor posible ,, no pensar en el sexo sino saber que no evitamos tener un cancer y tomar la vida con amor y respeto.
By the turn of the 18th century, the Congregation of the Holy Office had virtually no power or influence outside the Papal States.[38] Its main function shifted yet again to the investigation of clerical immorality and corruption and to the censoring of printed books, the latter of which was the key responsibility of the Congregation of the Index.[38] By 1860, the restrictions placed upon ecclesiastical authority and the emerging national Italian state only further reduced the activities of the Holy Office. With its powers reduced to the weakened Papal State, the Office became an advisory committee to the late 19th century popes, where it played a far greater advisory than executive role.[39]
In many trials involving "witchcraft" or "sorcery," “the inquisitors understood very well that the lack of catechesis or consistent pastoral guidance could often result in misunderstandings of doctrine and liturgy, and they showed tolerance of all but the most unavoidably serious circumstances. Thus, although both the Spanish and Roman inquisitions prosecuted the offenses of witchcraft and sorcery very early and vigorously, they also were the first courts to be skeptical of the evidence and mechanism of witchcraft accusations, and they consistently offered the most lenient treatment to marginal cases".[36]
La locura ha sido y sigue siendo, no sólo un amplio campo de acción de la medicina, sino una fuente inspiradora para la literatura mundial. Sus múltiples caras casi convierten a la normalidad, si es que existe un patrón aceptado para ella, en una rareza. “Todos nacemos locos; algunos se quedan así”, escribió Samuel Beckett. Y el psiquiatra Carl Jung fue más allá en su diagnóstico de la locura humana: “Muéstrame un hombre cuerdo y te lo curaré”.
×