Jung assinalou que, quando a energia não é consumida num processo de adaptação ao mundo nem está se movimentando de forma progressiva, ela ativa os complexos e eleva o potencial energético destes no mesmo grau em que o ego perde energia ao seu dispor. Isto é a lei da conservação de energia quando aplicada à psique. A energia não desaparece do sistema; antes, ela desaparece da consciência. E isso resulta, tipicamente, em estados de depressão, conflito interior, ambivalência incapacitadora, incerteza, dúvida, questionamento e perda de motivação.

También tenemos el de niño, representado en la mitología y en el arte por los niños, en particular los infantes, así como por otras pequeñas criaturas. La celebración del niño Jesús en las Navidades es una manifestación del arquetipo niño y representa el futuro, la evolución, el renacimiento y la salvación. Curiosamente, la Navidad acontece durante el solsticio de invierno, el cual representa el futuro y el renacimiento en las culturas primitivas nórdicas.

Writers associated with this project share the view of Edward Peters, a prominent historian in the field, who states: "The Inquisition was an image assembled from a body of legends and myths which, between the sixteenth and the twentieth centuries, established the perceived character of inquisitorial tribunals and influenced all ensuing efforts to recover their historical reality."[1]
Generally, inquisitorial courts functioned much like the secular courts of the time, though their sentences and penances were less cruel.[13] A number of procedures and protections restricted the torture of the accused, although much torture could be inflicted, and capital punishment was executed by secular authorities due to the clerical prohibition on shedding blood.[14] Torture was used to extract confession, rather than as a form of punishment as used by secular courts. Any confession made following or during torture had to be freely repeated the next day without torture or it was considered invalid.[13] "Technically, therefore, torture was strictly a means of obtaining the only full proof available…[The inquisitors'] tasks were not only – or even primarily – to convict the contumacious heretic, but…to preserve the unity of the Church".[13]

Hola soy Andrea, tengo 28 años. Hace 4 años di a luz mi primer bebé, fue algo muy bello pero cuando el parto terminó tuve una inversión uterina, el médico tratando de volver a introducir mi útero lo rompió, tuve una hemorragia muy abundante, la única forma de salvar mi vida fue realizando una histerectomía subtotal. Extrajeron el cuerpo del útero dejando el cuello. Además de traer consecuencias psicológicas (porque aún tengo lágrimas en mis ojos al contarles), también tengo otras consecuencias. Lo que quedó del útero se está cicatrizando en mi ovario derecho, lo cual me causa gran dolor a nivel pélvico y está afectando mi cadera. A nivel sexual nada ha cambiado, mi libido no se ha visto afectada. Es un poco raro no menstruar, pero es como lo de menos. Mi autoestima se ha visto muy afectada, me da pena contarle a las personas o que se den cuanta de esto, ya que se manejan muchos tabús en cuanto a esta cirugía.
A los 35. Fue la peor noticia que recibí en plena operación…. ya que sólo me iban a sacar un mioma pero me hicieron una histerectomía total. Nadie sabe cuánto dolor causó en mi vida. Todavía estoy con psicóloga, porque nadie te advierte que una operación puede cambiarte tu vida por completo. Aunque te digan que el mioma era muy grande, que tu útero estaba aplastado y que tenías quistes; nadie tiene derecho a no informarte o que no te saquen nada, que te suturen o que te hablen, no que te lo hagan callados como si la persona, aunque no pueda hablar por el oxigeno, no estuviera escuchando la cirugía! Ya nada puedo hacer. Es lo peor que tengo que afrontar!!!
El 33 por 100 de discapacidad da derecho al reconocimiento de la condición de persona con discapacidad tiene en cuenta tanto los factores discapacitantes –provengan de una disminución física, psíquica o sensorial-, como los factores sociales, entendiendo por tales, entre otros, la edad, entorno familiar, situación laboral y profesional, niveles educativos y culturales, así como el entorno habitual de la persona con discapacidad.
×