La bibliografía médica ha documentado casos en los que una madre angustiada es capaz de producir fenómenos de hiperdinamismo o sansonismo, levantando un coche que acababa de atropellar a su hijo, para poder rescatarlo de entre sus ruedas; o casos de curaciones espontáneas o “salidas” de un coma, debidas a la intensa emoción que vive en enfermo al ser visitado por alguien a quien amaba o admiraba intensamente, pero hay más…
Nuestra filosofía de trabajo se centra en brindar un servicio global médico y jurídico de calidad, personalizado y eficaz, especializado en materia de pensiones, para que pueda defender sus derechos, y poder tener a su disposición un abanico de profesionales en la materia de "pensiones de incapacidad permanente" - materia que precisa de una importante experiencia y saber hacer.

Hola soy María y tengo 38 años,hace ocho meses me hicieron una histerectomía, y a partir de ahí ,perdí todo espíritu sexual ,quisiera saber si hay algo q pueda tomar para q vengas esas ganas de poder tener relaciones con mi marido, tambien lloro cada tanto y me agarran ganas de dejar todo lo que hago.espero q alguien me pueda contestar muchas gracias
Saludo cordial, Soy Cecilia Chaves, tengo 47 años. No he sido operada, ayer me encontraron mediante ecografía pélvica transvaginal un mioma subseroso de 33mm. benigno. Me dijo la ginecóloga que debo someterme a una histerectomía para sacar mi útero. ¡¿ Será que es necesario?, ¿Será que es lo conveniente? Tengo dudas, ¿alguien, por favor, me puede aconsejar? Muchas gracias.
Las personas que quieran tener reconocido un grado de disminución igual o superior al 33% a todos los efectos legales, es necesario que soliciten la valoración del ICASS (Instituto Catalán de Asistencia y Servicios Sociales), que les reconocerá el grado de disminución que les corresponda según las tablas de valoración de la discapacidad establecida por la normativa vigente.
Sí ha habido en cambio un esfuerzo consciente por armonizar los criterios del DSM-5 con los de la Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización Mundial de la Salud (CIE-10, capítulo V, dedicado a los trastornos mentales y del comportamiento). Se han simplificado algunos diagnósticos y problemas, se han aplazado otros y se han complicado varios. Una de las críticas frecuentes a este manual es que los casi 400 trastornos que clasifica, junto con unos umbrales exagerados, no hacen más que aumentar el número de personas potencialmente taradas con el riesgo de medicalización excesiva que eso implica, algo que estaría ocurriendo de modo preocupante con los niños hiperactivos o con la alegría con que se recetan antidepresivos o ansiolíticos ante la marea de personas afectadas por la actual crisis socio-económica. La inclusión de situaciones vitales difíciles -afortunadamente el duelo se ha excluido- bajo la rúbrica de enfermedad mental es una de las tentaciones habituales de estos compendios, acusados a veces de dejarse presionar por las compañías farmacéuticas o de enredarse en una interminable taxonomía de la variedad humana.
El grado de discapacidad, consiste en el reconocimiento por el órgano competente, (Comunidad Autónoma), declaración y calificación del grado de discapacidad de la persona con una minusvalía física o psíquica, dentro de los grados establecidos en la normativa vigente, y cuyos derechos se concretan en el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.
×