El 33 por 100 de discapacidad da derecho al reconocimiento de la condición de persona con discapacidad tiene en cuenta tanto los factores discapacitantes –provengan de una disminución física, psíquica o sensorial-, como los factores sociales, entendiendo por tales, entre otros, la edad, entorno familiar, situación laboral y profesional, niveles educativos y culturales, así como el entorno habitual de la persona con discapacidad.
El emisor deberá cerrar los ojos (no es obligatorio aunque sí aconsejable pues el hecho de centrarse en un solo sentido facililta la percepción) y tratará de visualizar su cuerpo envuelto en luz, luz que se terminará por concentrar debajo del ombligo y cada vez se hará más y más intensa. Sentirá como esa energía fluye subiendo por el pecho hasta llegar al brazo derecho.
Me llamo Jose y siempre he hecho mucho deporte. Corro desde hace ya más de 15 años un maratón al año y varias carreras más cortas. Este próximo 18 de marzo hará 3 años que me implantaron un marcapasos porque mi corazón se paraba varias veces al día. Después de todo un duro proceso de aceptación que por supuesto no fue nada fácil, puedo decir que gracias a él puedo seguir haciendo mi vida normal, y haciendo una de las cosas que más me gusta en la vida que es hacer deporte. Así que desde entonces, e insisto, gracias a él puedo seguir corriendo mis maratones por Europa como lo estaba haciendo hasta entonces. En fin… que se prepare en maratón de Estocolmo que en junio voy a por él.
En la superproducción cinematográfica “El Quinto Elemento”, el amor se convierte en la fuerza desencadenante de los cuatro elementos tradicionales; tierra, agua, fuego y aire, para salvar al planeta de una destrucción inminente. Pero dejando al margen los efectos especiales y el fantástico guión del film, son muchas las escuelas esotéricas que han visto en el amor un quinto elemento de las fuerzas de la naturaleza, capaz de activar los cuatro restantes. Y los místicos de todas las tradiciones han apuntado en esa dirección.
En todo caso, se considerarán afectados por una discapacidad en grado igual o superior al 33%  los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez, y a los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.
×