Sin duda, el fraude más renombrado que este hombre sacó a la luz fue el de Peter Popoff, un curandero que aseguraba comunicarse con dios para interceder en la recuperación de todo tipo de males. En su espectáculo, al que acudían espectadores de a cientos, se dirigía aleatoriamente a personas del público, e intentaba probar sus poderes mencionando datos personales muy específicos, como ser domicilio, nombres de familiares y enfermedades. Durante una aparición televisiva, Randi demostró que Popoff recibía esta información de parte de su esposa y a través de un intercomunicador inalámbrico. Esto significó su quiebra y su desaparición durante casi 20 años; tras su regreso, recuperó e incluso multiplicó su antigua fortuna.
James Randi ha viajado por varios países, desvelando los secretos de ilusionistas de todo tipo y nacionalidad. De hecho, por décadas ha ofrecido sumas de dinero importantísimas a quien fuera capaz de realizar algún acto paranormal bajo cierta observación. Curiosamente, a pesar de haber conducido cientos de pruebas, nadie ha logrado superar las simples restricciones que se aplicaban a las demostraciones.
Las encuestas, remitidas a miles de ciudadanos sin ninguna relación con los fenómenos psíquicos, pretendían evaluar que porcentaje de la población había experimentado algún tipo de vivencia psíquica espontánea, y para su sorpresa el número de testigos era enorme. Lo más curioso es que algunas de las experiencias relatadas por los encuestados eran muy interesantes desde el punto de vista que nos ocupa; el amor. Y es que entre los encuestados, recordemos que esta encuesta se hizo en torno a la Primera Guerra Mundial, abundaban los casos de apariciones y fantasmas que surgían espontáneamente en los dormitorios de mujeres de edad madura.
Con esta propuesta Jung pone la libido en dos terrenos aparentemente distintos: aquél de las necesidades fisiológicas y el de los fenómenos psíquicos, separando su concepto de libido finalmente de aquél originalmente propuesto por Freud. La libido puede ser considerada como un factor instintivo desde el momento que consideramos otra definición dada por Jung: “El instinto es una misteriosa manifestación vital, de carácter en parte psíquico y en parte fisiológico” (Ibid.,pág. 151).
La reclamación previa, se trata de un escrito que aunque no es necesario realizarlo mediante Abogado, si es conveniente, para fundamentar adecuadamente dicha reclamación de revisión de la denegación,del grado de discapacidad o minusvalía y configurar la posibilidad de acudir a la vía judicial, siempre que venga nuevamente denegada la contestación a dicha reclamación previa.
×