Parece por los comentarios que prácticamente todas las que han pasado por una histerectomía están satisfechas y de acuerdo con este tipo de operación. Permítanme disentir. Fui sometida a los 47 años a una histerectomía radical sin necesidad. En mi caso eran miomas. Mis menstruaciones eran regulares y sin cólicos, mis ovarios estaban sanos igual que mi cuello uterino. Este cuello (el cérvix) incluso no presentaba inflamaciones. Le pedí a mi ginecóloga que siendo este el caso prefería conservar el cuello (operación que se practica en Europa pero parece que no en América) pero ella afirmó que el cuello era causa de muchos cánceres y que no no podía aceptar mi petición. No obstante le pedí conservar mis ovarios.
La pulsión sería un indicador psíquico de una necesidad somática. Es un impulso más allá de lo instintivo. La pulsión se ha desprendido de su naturaleza biológica, por lo tanto la pulsión ya no posee un sustrato neurofisiológico u hormonal que gobierne su mecanismo. Sus mecanismos pertenecen al ámbito de lo psíquico. La pulsión exige satisfacción y esa exigencia se manifiesta de forma constante. Es una de las características de la pulsión, que somete al aparato psíquico a una tensión, a un empuje, a una presión que se mantiene constante, y cuyo fin único es calmar o suprimir esa tensión. Para lograr este fin, la pulsión se sirve de un objeto que, sin embargo, no es uno concreto, ni está predeterminado (a diferencia del instinto).
El interesado que se encuentre en la situación prevista en la legislación vigente – Baremo aprobado por el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, a los efectos de determinar el grado de discapacidad, una vez solicitada la misma, su calificación efectuada por el EVO, se obtendrá un grado de discapacidad, que si fuera inferior al 33% no tendría validez a los efectos de la concesión de los beneficios que se otorgan a las personas a partir del citado grado.
×