Por ejemplo, la necesidad de nutrientes de las células deviene en una experiencia pulsional psicológica que sería el hambre. El hambre, como pulsión, ya no se gobierna por los parámetros de origen (biológicos), no comemos simplemente lo que las células dictan, elegimos lo que comemos en virtud de mecanismos psicológicos y sociales (distintos modos que pueden emplear las pulsiones para satisfacerse). Podemos elegir entre cientos de objetos-comida para el mismo fin de calmar/suprimir la tensión. Pero la pulsión nunca queda definitivamente satisfecha.
Hola, soy Paqui de Sevilla. Hace dos años me detectaron cáncer de útero y me sometieron a una histeretomía completa. Tengo 59 años y les digo a todas las mujeres que tienen dudas sobre su vida sexual. Yo pensaba que mis relaciones no serían igual que antes pero creo que incluso son mejores. Tengo orgasmos que antes no tenía. No sé a qué será debido, la verdad, pero es así. Ánimo para todas. Todo tiene su parte positiva, sólo hay que encontrarla. Abrazos.
Hola a todas. Estuve leyendo las diferentes razones y experiencias tras la cirugía. Tengo 39 años y hace tres años exactos que me intervenieron. Fue una decisión difícil, pero a veces es lo único que te queda por hacer. Antes de la cirugía sufría de reglas MONSTRUOSAS. No exagero: dolor, convulsiones, hongos, reglas que parecían infinitas. Parecía un cadáver después de cada regla. Después de tener mis bebés decidí hacerme la cirugia pues no podia seguir asi, tengo que estar fuerte para mis bebes…yo se que no todas tenemos la misma forma de pensar…pero por experiencia les digo estoy mucho mejor…subi de peso…el sexo es fabuloso… y lo mejor estoy sana y fuerte para seguir la batalla del dia a dia…esto mis queridas amigas no es un incentivo para que se realicen una cirugía de esta magnitud… pero lo que les puedo decir es que la vida sigue.. aunque les digan que están incompletas que ya no son mujeres….discúlpenme.. al carajo con eso… con o sin útero seguimos siendo mujeres bellas, hermosas, únicas, capaces de todo…. entoces amigas mias todo esta es nuestro autoestima…que nadie me las ofenda o desmoralize por ser diferentes….. y como a mi me paso…despues de la cirugia estoy mucho mejor….saludo…y recuerden seguimos siendo bellas…únicas…bye 🙂
Hola, mi nombre es Yara, tengo 35 años y el 7 de marzo del 2016 me hicieron una histerectomía. Creo que es total porque me sacaron todo. Afortunadamente tengo tres hijos y ya me había operado para no tener más bebes. Mi decisión la tomé porque padecía de muchos dolores como si estuviera inflamada una semana antes y después de cada periodo y muchos dolores de cabeza, como migraña. Era para mí, mes tras mes, un martirio y para completar en mi familia hay un alto índice de cáncer. A mi mamá y a mis dos tías les sacaron todo, mi hermana pequeña de 30 años tuvo cáncer de mama y también le quitaron todo, ovarios y matriz. O sea, que la decisión tuve que tomarla por amor a mis hijos porque no quiero enfermar y dejarles solos. Ahora pues, espero ir progresando para bien y con mi esposo, pues, espero tener mejor vida sexual que antes. Necesito un consejo de qué debo hacer para mi pronta recuperación, algo que tenga que tomar y cómo alimentarme. Gracias, espero su respuesta.
Hola! Tengo 30 años y me acaban de practicar una histerectomía hace apenas 30 días, durante la cesárea de mi segundo hijo. La razón fue debido a un diagnóstico previo de placenta previa central total, es decir mi placenta estaba adherida a las paredes de mi útero. Y para evitar hemorragias me extirparon el útero y aun así me hicieron transfusión de sangre. La verdad sigo sin poderlo asimilar a pesar de que ya sabía que podía pasar en la cirugía. Viví de por sí un embarazo muy estresante por la placenta previa y mi parto se adelantó a la semana 36. Tengo muchos sentimientos encontrados, por una parte el saber que sigo con vida y soy madre de dos niños hermosos, y por otro me siento triste por haber perdido una parte de mí, de mi feminidad. Espero poco a poco poder superarlo y tener una buena calidad de vida aun sin útero.
En este estudio se hace una revisión bibliográfica de las principales lesiones y secuelas psíquicas generadas en las víctimas de accidentes de tráfico, así como su mayor o menor prevalencia. Se valora el establecimiento del nexo causal que incluye algunas concausas anteriores, concomitantes y subsiguientes al accidente. Asimismo se analizan los principales factores de vulnerabilidad en el proceso de victimización a nivel biológico, psicológico, psicopatológico y psicosocial. Por último, se hace una valoración pericial de las secuelas psíquicas en las víctimas de accidentes de tráfico en función del nuevo baremo español de 2015. Se señalan en concreto las novedades aportadas por este baremo respecto al anteriormente vigente y se indican, en opinión de los autores, sus principales insuficiencias. Se establecen nuevas líneas de desarrollo para la investigación futura.
×