Los movimientos de la energía psíquica son principalmente dos: los que dan lugar a procesos psíquicos de progresión (desde lo inconciente hacia la conciencia y hacia el mundo exterior), y los procesos psíquicos de regresión (desde la conciencia hacia las zonas profundas del inconciente). La fase progresiva del movimiento de la libido es el "avance cotidiano del proceso de adaptación psicològica": es el proceso normal, pues la energía puede avanzar hacia fuera, e implica una sensación jubilosa de bienestar. Pero cuando por cualquier razón este movimiento se ve obstaculizado, aumenta desagfradablemente el valor psíquico de ciertos contenidos concientes, la libido no puede salir hacia fuera y regresa (fase regresiva) hacia el inconciente. Este obstáculo rompe el equilibrio entre los opuestos (pág. 88-90).
“Los centros de reconocimiento realizarán las exploraciones y pruebas a que se refiere el anexo del Real Decreto, concretando sus resultados en un expediente clínico básico, que deberá conservarse en el centro respectivo, y estar firmado por los facultativos intervinientes, a la vista del cual el director del centro emitirá el informe de aptitud o de no aptitud, según proceda, que deberá llevar adherida una fotografía reciente del interesado, y en el que se harán constar las observaciones que procedan, si se hubieren detectado enfermedades o deficiencias que lo requieran.”
Me llamo Jose y siempre he hecho mucho deporte. Corro desde hace ya más de 15 años un maratón al año y varias carreras más cortas. Este próximo 18 de marzo hará 3 años que me implantaron un marcapasos porque mi corazón se paraba varias veces al día. Después de todo un duro proceso de aceptación que por supuesto no fue nada fácil, puedo decir que gracias a él puedo seguir haciendo mi vida normal, y haciendo una de las cosas que más me gusta en la vida que es hacer deporte. Así que desde entonces, e insisto, gracias a él puedo seguir corriendo mis maratones por Europa como lo estaba haciendo hasta entonces. En fin… que se prepare en maratón de Estocolmo que en junio voy a por él.

Si se medita un poco sobre el tema, veremos que somos seres Visuales, es decir, pensamos en imágenes principalmente. Usamos palabras, pero cuando nombramos por ejemplo, una silla, nos viene a la mente la imagen, y no solo el nombre. Por tanto, al imaginar, estamos traduciendo al lenguaje más básico, al código original del cerebro y la mente, lo que deseamos realizar.
Para D. Rafael González Molina, presidente durante lustros de la Federación Espírita Española, los fenómenos vividos en los gabinetes espiritistas de todo el mundo durante el último siglo y medio, así como los recientes experimentos en el campo de la Trans-Comunicación Instrumental (TCI) sugerirían que tras la muerte de un ser amado, podrían continuar manteniéndose el vínculo afectivo que facilitaría la comunicación telepática en vida. Para esta audaz afirmación, González Molina se basa en la abundante casuística que hemos recogido los investigadores psíquicos, sobre supuestas comunicaciones post-morten entre un vivo, y un ser amado recientemente fallecido, sean estas del tipo psicográfico, psicofonías, psicoimágenes, o apariciones. Sin embargo, y deseo subrayar este punto, tanto Rafael González Molina como toda la comunidad espiritista mundial insisten enérgicamente en que no se deben producir dependencias emocionales entre el vivo y el espíritu de quien ya se ha ido a otro plano, a pesar de que el dolor y el desconsuelo de quien se queda en este mundo sea inconmensurable. Ya que, según afirma el espiritismo, ese vínculo frenaría la evolución espiritual de quien ha dejado este mundo, y debe proseguir su camino en el más allá.

"Until recently, Protestant-inspired literature on the Inquisition tended to be hostile to the Catholic Church per se, while Catholic literature tended to be narrowly apologetic and justificatory."[2] For Protestant scholars of the nineteenth century such as William H. Prescott and John Lothrop Motley the Spanish Inquisition represented "the archsymbol of religious intolerance and ecclesiastical power".[3] Henry Charles Lea wrote both A History of the Inquisition of the Middle Ages (1888) and A History of the Inquisition of Spain (1906). A History of the Inquisition of Spain was considered both groundbreaking and polemical. His studies were criticized for having both an anti-Catholic[4] and an anti-Spanish bias. Lea saw the Inquisition as theocratic absolutism that weakened Spain to an extent that undermined its overseas empire and ultimately contributed to its defeat during the Spanish–American War of 1898.[3] However both Juan Antonio Llorente's in his Histoire critique de l'Inquisition espagnole (1817) and Lea had access to original documents.
Hola, tengo 46 años y hace casi diez me practicaron una histerectomía pero no sé de qué tipo, solo me dijeron que me dejaron los ovarios. Se me desgarró la matriz en el parto y no hubo más remedio que extirparla. Lo malo que si uso cinto un poco apretado me dan dolores horribles como si fuera a parir de nuevo. Ya me hicieron estudios y no tengo nada malo pero me desespero a veces porque los dolores son muy fuertes.
Asi es lorena hay que asumirlo…yo tenia cancer de endometrio y me hicieron histerectomia en julio del 2016, la recuperacion es fuerte…a mi no me sacaron los ovarios y estoy en terapia hormonal para evitar riesgo de que el cancer vuelva…es muy dificil…tofos los dias remo que vuelva pero hay que asumirlo cambiar habitos desde la comida y de actividad fisica… un abrazo espero que salgas bn de todo y adi sera.

Más allá del asunto psicológico con el que nace este concepto, en lo que refiere a la energía psíquica podemos encontrar un sinfín de disciplinas de parapsicología que la estudian y aprovechan. Si de acuerdo a la psicología esta energía nace de una tensión entre opuestos, las mancias de las que hablamos procuran dirigir y potenciar esta misma energía al máximo, para que el individuo proyecte para su vida lo que considere potenciar.
Generally, inquisitorial courts functioned much like the secular courts of the time, though their sentences and penances were less cruel.[13] A number of procedures and protections restricted the torture of the accused, although much torture could be inflicted, and capital punishment was executed by secular authorities due to the clerical prohibition on shedding blood.[14] Torture was used to extract confession, rather than as a form of punishment as used by secular courts. Any confession made following or during torture had to be freely repeated the next day without torture or it was considered invalid.[13] "Technically, therefore, torture was strictly a means of obtaining the only full proof available…[The inquisitors'] tasks were not only – or even primarily – to convict the contumacious heretic, but…to preserve the unity of the Church".[13]
¿Ha vivido usted una experiencia similar, en la que se ha visto sorprendido por su propia fortaleza interior a la hora de afrontar un revés de la vida? Estoy seguro que sí, al fin y al cabo todos somos héroes de nuestra propia historia. Le invito a compartir su experiencia dejando su comentario un poco más abajo. Con ello seguro que ayudará a muchas personas que en este momento están atravesando momentos difíciles.

Hola, trata y no sé si aún no te operaron, ojala que no, busca toda la información previa antes de que te operen, a veces te dicen que si existe tumor y periodos largos, debes optar por esta operación, pero leyendo un poco tal vez tarde en mi caso ya que me operaron el 31 de mayo, estoy muy triste, son aproximadamente 4 semanas y recien me doy cuenta del alcance de esta operación.
Me he quedado sola por no participar a favor de ningún progenitor, pero volvería hacerlo otra vez. Estoy sola pero con la conciencia tranquila. Me siento interiormente honesta y justa conmigo y con mis padres. Sé que hice lo correcto ya que no había malos tratos, ni nada que fuera denunciable o ilegal entre ellos, y por eso no pude tomar partido por ninguno de los dos.
La locura ha sido y sigue siendo, no sólo un amplio campo de acción de la medicina, sino una fuente inspiradora para la literatura mundial. Sus múltiples caras casi convierten a la normalidad, si es que existe un patrón aceptado para ella, en una rareza. "Todos nacemos locos; algunos se quedan así", escribió Samuel Beckett. Y el psiquiatra Carl Jung fue más allá en su diagnóstico de la locura humana: "Muéstrame un hombre cuerdo y te lo curaré".
×