Devemos a LIPPS uma diferenciação entre o conceito de energia psíquica e o de força psíquica. Para LIPPS a força psíquica é a possibilidade de que na alma surjam processos que alcancem um determinado grau de eficácia. A energia psíquica, ao invés, é "a possibilidade, inclusa nos próprios processos, de que esta força passe a atuar".(JUNG, 2002, p.26)

Jung también señalaba que por su actitud la gente puede dividirse en introvertida y extrovertida. Los extrovertidos se preocupan por el mundo exterior, son sociables y se interesan en otras personas por consecuencia de lo que le ocurre. Los introvertidos se preocupan por el mundo privado, tienden hacer poco sociables y faltos de seguridad en su trato con personas. En su mayoría la gente manifiesta los cuatro tipos de funciones biológicas: pensamiento, sentimiento, sensación y emoción. Jung considera que sin embargo uno de estos es el que predomina en las personas… ¿y tú eres tímido o extrovertido? ¡En la siguiente haremos un breve test! ¡Escríbeme e invítame a tu face!
Gloria hola soy Pamela yo tengo 46 años también es importante que te realices la Histerectomia ya que puede haber una hemorragia que no puedan detener y tendrán que operar de urgencia y es muy peligroso lo que puedo decir la operación es corta el pos operatorio es un poco doloroso pero hay que realizar el reposo como lo en dique tu medico y al mes ya estas haciendo tu vida normal.
Hola. Tengo 41 años. El 23 de marzo cumpliré 3 años de operada de una histerectoméa total, trompas y ovarios, por tumor en ovario derecho y poliquistes. Hasta la fecha, el único trastorno ha sido el peso, que debo cuidar mucho. Mi vida íntima mejoró mucho y me siento muy bien de salud, más joven y plena que antes. Tengo 4 niñas y no dudé en operarme todo cuando me explicaron los posibles riesgos de dejar un ovario. Mi actitud me ha ayudado mucho ya que la primera semana me deprimí mucho. Ahora tomada de Dios me siento muy diferente.
Los movimientos de la energía psíquica son principalmente dos: los que dan lugar a procesos psíquicos de progresión (desde lo inconciente hacia la conciencia y hacia el mundo exterior), y los procesos psíquicos de regresión (desde la conciencia hacia las zonas profundas del inconciente). La fase progresiva del movimiento de la libido es el "avance cotidiano del proceso de adaptación psicològica": es el proceso normal, pues la energía puede avanzar hacia fuera, e implica una sensación jubilosa de bienestar. Pero cuando por cualquier razón este movimiento se ve obstaculizado, aumenta desagfradablemente el valor psíquico de ciertos contenidos concientes, la libido no puede salir hacia fuera y regresa (fase regresiva) hacia el inconciente. Este obstáculo rompe el equilibrio entre los opuestos (pág. 88-90).
Por ejemplo, la necesidad de nutrientes de las células deviene en una experiencia pulsional psicológica que sería el hambre. El hambre, como pulsión, ya no se gobierna por los parámetros de origen (biológicos), no comemos simplemente lo que las células dictan, elegimos lo que comemos en virtud de mecanismos psicológicos y sociales (distintos modos que pueden emplear las pulsiones para satisfacerse). Podemos elegir entre cientos de objetos-comida para el mismo fin de calmar/suprimir la tensión. Pero la pulsión nunca queda definitivamente satisfecha.

La psicología de Jung se basa en la desilusión que le provocaba el racionalismo científico – lo que él llama “el espíritu de los tiempos” – y en el transcurso de muchos encuentros quijotescos con su propia alma y con otras figuras interiores, viene conocer y apreciar “el espíritu de las profundidades”, un campo que deja espacio para la magia, la coincidencia y las metáforas mitológicas entregados por los sueños-, ojo, que esto no significa que lo negara o no aplicara el racionalismo, pero le sirvió para intentar buscar nuevas formas de terapia psicoanalítica

Hola, hace cuarenta y cinco días me hicieron una histerectomía parcial , me dejaron los ovarios, he cuidado muchísimo mi alimentación, me he vendado y puesto pomadas y lociones para sacar la frialdad del vientre y casi se ve otra ves mi vientre plano. El cirujano me motiva a seguir sus indicaciones, me dice: “no vaya a hechas a perder mi trabajo señora”, no relaciones sexuales para que la cúpula cicatrice bien, no hacer deporte, descansar, usar calzón faja y no cargar peso…!!!
Hola. Me llamo Ana y tengo 47 años. Hace tres meses tuve una operación complicada e inesperada pues apenas tenía síntomas. Me lo quitaron todo (ovarios, útero, matriz, trompas ) los síntomas se manifestaron a través de un riñón que me dejo de funcionar y lo tenía inflamado. El motivo fue una endometriosis profunda en el ovario izquierdo que me obstruyo el uréter y me anuló el riñón, asique en la misma operación también me tuvieron que quitar el riñón,el uréter y también el apéndice. Nunca había pasado por un quirofano ,tenía la regla normal y los dolores pensaba que estaban dentro de la normalidad. Para creerme lo que me ha pasado tengo que mirarme la cicatriz que me atraviesa toda la tripa en canal. Ahora lo peor que llevo es la menopausia repentina que me ha venido pues cada 15 o 20 minutos tengo unos calores bastante fuertes e incómodos. Quería saber si en esta situación es mejor tomar algo natural o recetado por el médico. Muchas gracias
Según Freud, la energía mental es una transformación de la energía física. Es una postura biologicista. Concretamente Freud habla de pulsiones, que es la representación psíquica de una fuente de excitación interna biológica y dicha excitación es la fuerza que impone una exigencia de trabajo para la vida psíquica (ante una excitación interna no es posible la reacción de fuga, siempre ha de producirse una descarga).

Para Jung, energía que circula por la psique y que engendra procesos psíquicos. Llamada también libido, es la energía de los procesos de la vida. Inspirándose en Heráclito, Jung indica que la circulación de energía está regida por el principio de los opuestos: la energía depende de una antítesis preexistente sin la cual no podría existir. Debe haber calor y frío, paz y guerra, etc. como fuerzas antagónicas para que pueda tener lugar el proceso de compensación llamado energía. Y así, el amor se convierte en odio, los seres pacíficos en belicosos, los cínicos en ingenuos y los santos en pecadores. La energía psíquica se genera merced al conflicto que opera en la persona —básicamente entre la conciencia y lo inconciente como polos opuestos- y subsiste como fuerza activa, consumiéndose en la actividad, para ser creada de nuevo debido a nuevas tensiones (págs. 82-87). Cuando más antagónicos son los opuestos, más intensidad de energía psíquica habrá.

Las estimaciones apuntan a un 10-20 por ciento de la población mundial con algún trastorno mental, y en mayores de 65 ese porcentaje subiría al 30-35 por ciento. Algo así como la cuarta parte de la gente no estaría en sus cabales. Es uno de los grandes retos de la medicina, y el envejecimiento poblacional, junto con la desestructuración familiar, la pérdida de anclajes vitales, las crisis económicas, la desorientadora globalización y el relativismo intelectual no contribuyen demasiado a serenar los ánimos.

×