La verdad es que tanto la tradición esotérica como los experimentos de Thelma Moss con la pseudo-foto Kirlian, o nuestros propios experimentos con las pruebas de E.S.P. en laboratorio, resultan extraordinariamente románticos y sugerentes. Pero, desde un punto de vista menos teórico, ¿existe realmente esa pretendida conexión telepática entre dos personas que se aman?
Hola, soy Paqui de Sevilla. Hace dos años me detectaron cáncer de útero y me sometieron a una histeretomía completa. Tengo 59 años y les digo a todas las mujeres que tienen dudas sobre su vida sexual. Yo pensaba que mis relaciones no serían igual que antes pero creo que incluso son mejores. Tengo orgasmos que antes no tenía. No sé a qué será debido, la verdad, pero es así. Ánimo para todas. Todo tiene su parte positiva, sólo hay que encontrarla. Abrazos.
Pidió sogas, pero no las había. De modo que, recordando sus tiempos de hilandera, recogió lino y fabricó las cuerdas. Luego pidió una tela fuerte, pero los chinos no tenían la clase de tela que ella necesitaba. Entonces, utilizando su experiencia con los tejedores de Alejandría, fabricó una tela resistente para hacer tiendas. Luego vio que necesitaba los palos para la tienda, pero no existían en el país. Entonces, Fátima, recordando cómo había sido enseñada por el fabricante de mástiles en Estambul, hábilmente hizo unos sólidos palos. Cuando estos estuvieron listos, se devanó los sesos tratando de recordar todas las tiendas que había visto en sus viajes; y he aquí que una tienda fue construida.
Sin embargo existen grupos esotéricos que practican exactamente lo contrario. En diferentes colectivos ocultistas, como la Iglesia de Satán de Antón LaVey, se proclama que el odio posee la misma capacidad energética que el amor, y el mismo LaVey instruyó a sus alumnos antes de morir sobre las técnicas para canalizar el odio como un elemento de energía. La rabia, la frustración o la ira pueden ser utilizadas en beneficio propio como fuente de energía para trabajar más, cumplir ambiciones, o simplemente para proyectar los malos pensamientos contra el ser odiado: el popularmente llamado “mal de ojo”.
Me he quedado sola por no participar a favor de ningún progenitor, pero volvería hacerlo otra vez. Estoy sola pero con la conciencia tranquila. Me siento interiormente honesta y justa conmigo y con mis padres. Sé que hice lo correcto ya que no había malos tratos, ni nada que fuera denunciable o ilegal entre ellos, y por eso no pude tomar partido por ninguno de los dos.
El ginecólogo fue xq tenia dos miomas de tamaño regular y el cuello un poco grande. Yo no sentía dolores ni presentaba sangrado en estos momentos estoy muy triste, anciosa,me siento como decimos en mi país FUE PEOR EL REMEDIO QUE LA ENFERMEDAD y no conforme con esto cuando estaba en plena cirigia el ginecólogo me preguntó que yo que decia xq debía sacarme los ovarios. A lo que respondí que él era el que sabía que hacer me respondió si no habría que hacerte una nueva cirugía en dos o tres años.,antes de dicha cirugía me vieron tres ginecólogos el primero me realizó un legrado con muestra para biopsia la cual el resultado fue bueno, la segunda me dijo que podía vivir con el problema haciéndome controles, la última no me explico nada solo que me iba a ordenar la cirugía. Pero al leer todo lo de esta página veo con gran tristeza que hasta acá llegó mi salud y mi vida íntima ya que era muy buena con mi esposo me siento mal física y emocional esto es fatal con todas las consecuencias que esto trae. Para mi mala suertes no leí ni vi está página antes de que me pasara
El 6 de diciembre de 2016 me hicieron una histerectomia, dejándome sólo un ovario. Ya que tenía cáncer de útero. Los resultados de la biopsia dieron bien asi que gracias a Dios ya no tengo cáncer. Soy una mujer de 35 años, madre de 3 hijos y muy feliz. Dolió mucho la recuperación y todavía sigo sin poder hacer mucho ya que el médico no me lo permite pero de a poco voy saliendo adelante. Toda esta situación ha cambiado mi vida para bien.
En lo que a mi ámbito como fisioterapeuta se refiere, te recomiendo que una vez pasada la operación y tengas el visto bueno de tu médico, acudas a tratamiento de Fisioterapia para que tu suelo pélvico, tu musculatura abdominal, tu pelvis y todo tu cuerpo se encuentren en el mejor estado posible. El hecho de que extirpen un órgano modifica la estática pélvica, sí, pero si logramos que todo lo que rodea a dichos órganos haga correctamente su función, habrá menos riesgo de sufrir consecuencias indeseables. Por ello, si finalmente te operas, acude a un fisioterapeuta una vez tengas el alta de tu médico y puedas realizar ejercicio. Mucha suerte y un fuerte abrazo.

El término de energía psíquica es un concepto que refiere a la energía del alma o del espíritu, aunque en terrenos de la psicología se ha utilizado en numerosas ocasiones; por ejemplo, el padre del psicoanálisis Sigmund Freud o su prolífico discípulo Carl Gustav Jung hablan de ella como una energía motriz que se corresponde con la libido y se encarga de engendrar los procesos vitales. Dicen que muchas veces la energía psíquica se genera a partir del conflicto que tienen las personas entre lo consciente y lo inconsciente. Los movimientos que produce esta tensión en la energía psíquica suelen poder ser en dos direcciones: de progresión y de regresión.
During the 11th century, a new wave of religiosity swept through Europe. It claimed that the prospect of salvation in the world would greatly increase if the world were reformed. In addition, the papacy itself underwent reform at the end of the 11th century and the Church began devising its "grand program of sanctifying the world".[7] This "grand program" was a combination of the Church's desire to reform its institutional life, free itself from secular control, and to build a Christian society. There was also a growing opinion that those who rebelled from the church's beliefs (heretics) or those who behaved in a manner that was "un-Christian" were not simply souls led astray in a "temptation-filled world, but [were] subverters of the world's new course".[7]
La esperada publicación del DSM-5, el manual estadounidense de los trastornos mentales, prevista para mayo, después de una década de discusiones y revisiones por parte de 1.500 especialistas, no parece que vaya a aportar demasiado a la psiquiatría actual. Los intereses cruzados de profesionales y laboratorios y la indefinición en que se mueven muchas disfunciones psíquicas dificultan la clarificación del panorama. Aunque se incluyen algunos avances más biológicos, la genética y la neurobiología apenas han ayudado a entender mejor las complejidades del cerebro; la ausencia de marcadores fiables es uno de los obstáculos.
El reconocimiento y valoración de la discapacidad es realizado por el Equipo de Valoración y Orientación (EVO), que es un equipo multiprofesional integrado por: un médico que valora la discapacidad física y sensorial, un psicólogo que valora la discapacidad psíquica y un trabajador social que valora los factores sociales; si es preciso, intervienen el técnico en orientación laboral y/o el pedagogo.
×