A mí me operaron hace dos meses y yo me siento súper, gracias a dios se me quitaron los sangrados y los dolores, y de verdad está en ti cuidarte, alimentarte sano y querer sentirse bien, después de todo quiero pensar que fue lo mejor para mi salud. Ahora solo tengo una duda todavía siento dolor abdominal cuando me tocó y me siento inflamada. Alguien sabe si es normal? Y cuánto tiempo durará?
During the 11th century, a new wave of religiosity swept through Europe. It claimed that the prospect of salvation in the world would greatly increase if the world were reformed. In addition, the papacy itself underwent reform at the end of the 11th century and the Church began devising its "grand program of sanctifying the world".[7] This "grand program" was a combination of the Church's desire to reform its institutional life, free itself from secular control, and to build a Christian society. There was also a growing opinion that those who rebelled from the church's beliefs (heretics) or those who behaved in a manner that was "un-Christian" were not simply souls led astray in a "temptation-filled world, but [were] subverters of the world's new course".[7]
La locura ha sido y sigue siendo, no sólo un amplio campo de acción de la medicina, sino una fuente inspiradora para la literatura mundial. Sus múltiples caras casi convierten a la normalidad, si es que existe un patrón aceptado para ella, en una rareza. "Todos nacemos locos; algunos se quedan así", escribió Samuel Beckett. Y el psiquiatra Carl Jung fue más allá en su diagnóstico de la locura humana: "Muéstrame un hombre cuerdo y te lo curaré".

AHora que leí este artículo revisaré sobre ejercicios para mi vagina y asi , preventivo. No volvi a tener un sangrado tras la cirugía, ya que antes de ello literal me fui vaciando por poco más de un año, y al final dos meses de hospiralizaciones porque me desangraba. Les deseo todo lo mejor, y por favor, si las cosas están mal, despidánse con amor de su órgano y sigan adelante. LA vida es lo más hermoso.

Las encuestas, remitidas a miles de ciudadanos sin ninguna relación con los fenómenos psíquicos, pretendían evaluar que porcentaje de la población había experimentado algún tipo de vivencia psíquica espontánea, y para su sorpresa el número de testigos era enorme. Lo más curioso es que algunas de las experiencias relatadas por los encuestados eran muy interesantes desde el punto de vista que nos ocupa; el amor. Y es que entre los encuestados, recordemos que esta encuesta se hizo en torno a la Primera Guerra Mundial, abundaban los casos de apariciones y fantasmas que surgían espontáneamente en los dormitorios de mujeres de edad madura.
Hola, mi nombre es Rosalía, hace casi mes y medio me realizaron una histerectomía total. A la fecha me siento muy bien, tenía dudas respecto a operarme pero en este tiempo he conocido a otras mujeres que optaron por la cirugía y siempre con buenas experiencias y, definitivamente, la actitud con que enfrentes esta cirugía es lo que te va a ayudar a que estés mejor en todos los aspectos y por supuesto cuidar tu alimentación y seguir las indicaciones del medico.
Según Baxter, aplicando un simple polímetro a algunos vegetales, pueden detectarse sus cambios “anímicos” ante estímulos agradables, como el ser regadas, o crueles, como el ser quemadas. Siguiendo la línea argumental iniciada por el ingeniero del FBI, otros investigadores aplicamos esa teoría que pretende una sensibilidad emocional en los vegetales, a otros experimentos.
No entiendo porqué algunas son tan pesimistas y negativas. Llevo un mes de haber pasado por una histerectomia radical con doble anexectomía. Tengo 50. Me quitaron el útero, el cuello, las trompas, los ovarios y la parte superior de la vagina y estoy feliz. Mi vida estaba en riesgo cada día por hemorragias tan abundantes causadas por miomas, que me llevaron a una anemia que ya no me permitía ni siquiera pensar con claridad. No podía despertar por las mañanas. Estaba tan cansada. Ya no era yo. Esta cirugía me ha devuelto mi vida gracias a Dios, Estoy en reposo aún. Tomo vitaminas, antioxidantes y omegas. El Doctor me ha visto tan bien en mi recuperación que su única indicación es no dejar mis vitaminas, nada más. Realmente me siento de lujo y no he tenido ningún achaque ni mucho menos tengo miedo o preocupación. Hasta tengo menos arrugas. De mí depende que mi vida sea buena y así será porque yo me la procuraré. Si algo se dificulta simplemente buscaré la forma de darle solución. La sequedad vaginal, la falta de ganas que mencionan, la piel reseca, los bochornos, etc., no son absolutamente nada si se comparan con la dicha de seguir con vida. Dios me ha regalado una segunda oportunidad y no pienso quejarme jamás. Es tiempo de hacer todo lo que no hice antes. Ánimo muchachas. Somos unas Princesas. Hijas del Rey del universo. Y para Él nada hay imposible. Abrazos. Viva la vida ??

Hola soy Yudith, tengo 15 días de operada me quitaron todo. El fibroma era como de una 6 libras, tenía varios años con periodo doloroso y muy abundantes, mi recuperación va muy bien, solo tengo una inquietud: toda el área pelvica la siento como irritada, es muy incómodo para mi, me gustaría saber si eso mejorará. Mi doctor como que no entiende lo que le digo, porque toda el área se ve sana pero yo me paso las manos y no siento mi piel y al caminar siento la irritación que no se puede ver. Si alguien se ha sentido así, díganme algo por favor.


El más conocido, sin duda, consiste en plantar tres grupos de semillas en condiciones de luz, riego, abono, y medioambiente idénticas, utilizando el grupo número 2 como control, y proyectando sobre el grupo número 1 pensamientos negativos, mientras que sobre el grupo número 3 se proyectan pensamientos de amor, ternura y cariño. Lo sorprendente es que el tercer grupo de semillas crece con más rapidez, fuerza y vigor, que los otros dos grupos. ¿Significa esto que la proyección de amor puede incluso producir fenómenos físicos, como multiplicar el crecimiento de los vegetales? Los defensores del esoterismo dicen que sí… Los jardines de la comunidad de Feindhor, son un excelente ejemplo.


Evidence and witness testimony was gathered before an arrest was made. Once an arrest was made, the accused was given several opportunities to admit to any heretical behavior before the charges against him/her were identified. If the accused did not admit to any wrongdoing, the inquisitors dictated the charges and the accused was required to respond to them immediately.[20] Torture was used, but only for extracting confessions during a trial and was not used as punishment after sentencing. If torture was used, the accused was required to repeat their repentance without torture.[21] The Inquisition also had a rule that they were only allowed to use torture once, however, they were able to 'suspend' sessions and resume them the following day, though this never lead into a 3rd day.[22]
As in the French inquisitions, the purpose of Spanish inquisitorial torture was to gain either information or confession, not to punish. It was used in a relatively small percentage of trials, since of course the threat of torture if no confession was given was often enough to induce one, and was usually a last resort.[23] The "scenes of sadism conjured up by popular writers on the inquisition have little basis in reality, though the whole procedure was unpleasant enough [even] to arouse periodic protests from Spaniards".[24]
Ahora bien, sucedía que nadie en China había oído hablar de Fátima ni sabía nada de sus problemas. Pero existía la leyenda de que un día llegaría allí cierta mujer extranjera, capaz de hacer una tienda para el emperador. Y puesto que en aquel entonces en China no existía nadie que pudiera hacer tiendas, todo el mundo esperaba el cumplimiento de aquella predicción con la más vivida expectativa.
Las estimaciones apuntan a un 10-20 por ciento de la población mundial con algún trastorno mental, y en mayores de 65 ese porcentaje subiría al 30-35 por ciento. Algo así como la cuarta parte de la gente no estaría en sus cabales. Es uno de los grandes retos de la medicina, y el envejecimiento poblacional, junto con la desestructuración familiar, la pérdida de anclajes vitales, las crisis económicas, la desorientadora globalización y el relativismo intelectual no contribuyen demasiado a serenar los ánimos.
×