Considerando la hipótesis de que un psíquico es una especie de “mago testarudo que no quiere reconocer que es un mago” lo primero que un programa de televisión orientado a poner a prueba sus poderes tendría que hacer es implementar un excelente “control”. Por la palabra “control” quiero decir descartar la posibilidad de que haya alguna explicación alternativa a los supuestos poderes del psíquico. Se lo aclaro con un ejemplo: si le digo que soy capaz de calentar una taza de café mirándola y a continuación le digo que coja esa taza de café caliente que está en la mesa, pues la acabo de calentar con la mirada ¿me creería? Seguramente usted querría asegurarse de que no hay otra explicación posible. A lo mejor la taza ya tenía café caliente y usted no lo había notado. O a lo mejor la taza tiene un truco (un pequeño calentador oculto, operado remotamente desde mi bolsillo). O quizás el café estaba mezclado con una sustancia química que haría que se calentara después de un rato. En base a sus sospechas usted me pediría que repitiera mi hazaña, pero esta vez con una taza que usted haya podido inspeccionar (y que yo no haya podido manipular) y con café sacado de un tarro sellado, obtenido de una fuente confiable. Si nada de eso se cumple, entonces probablemente usted no me creería. En ciencias diríamos que la experiencia estuvo “mal controlada”, pues había otras explicaciones posibles y con mayor probabilidad de ser ciertas, y que no fueron tenidas en cuenta durante el experimento, de modo que el experimento no permite llegar a una conclusión.
En la parapsicología, los fenómenos psíquicos son los mas comunes e intrigantes del universo paranormal. Se trata de la pseudociencia que se encarga de los supuestos fenómenos y comportamientos psicológicos (como la telepatía, las premoniciones, la levitación, la necromancia, etc.) de cuya naturaleza y efectos no ha dado hasta ahora cuenta la psicología. Entre los fenómenos estudiados, se incluyen la percepción extrasensorial, telequinesia, y la vida después de la muerte. Los parapsicólogos se refieren a estos acontecimientos como fenómenos psi
El texto, sobre el que quiero atraer vuestra atención, lleva por título Tratamiento psíquico – tratamiento del alma que data de 1890. Partiremos de suponer que hubiera una paradoja en presentar en estas jornadas un artículo de Freud de 1890. Sin embargo, nos encontramos al igual que él en ese entonces, con lo que los pacientes ponen en palabras, y con la posibilidad de construir un discurso. Situaré entonces, las premisas de las cuales partió.
Colofón final: partiendo del título de la jornada que nos convoca “en que pensamos cuando analizamos hoy”, pongo de manifiesto la importancia de enfatizar la palabra como posibilidad de cura, en este siglo XXI que se caracteriza y se privilegia por la prontitud, la inmediatez de dar una respuesta a la problemática humana recurriendo a los medicamentos u otras terapias alternativas que rápidamente silencian las perturbaciones y quejas como modo de satisfacer la demanda, sin poder escuchar el deseo. Pero igual la palabra se cuela.

Falleció mi marido y creí que jamás volvería a ser la misma. Un año después aún no había salido de ese gran agujero en el que te introduce el dolor. Teníamos un pequeño jardín que mi marido trabajaba y lo tenía preciosamente bonito; cuando él se fue yo me quedé sin fuerza ni ganas para nada, me limité a regar ese jardín pero me daba igual si se perdía o si no. Ahora, veinte meses después de aquella fatídica fecha estoy decidida a que su obra permanezca; lo he podado, he puesto abono, arreglado el césped, añadido plantas… Creo que no estoy sola y que, de alguna manera, mi marido me ayuda.
Redondeando: no le estoy diciendo que los psíquicos hayan mentido. En una de esas sí tienen algún increíble poder (aunque lo encuentro muy poco probable) y entonces podrían competir por el millón de dólares que ofrece James Randi a quien sea que esté dispuesto a demostrarlo en condiciones controladas. (Y para que no salgamos con el argumento de que uno no puede beneficiarse a sí mismo con estos dones, entonces puede regalar el dinero a la Teletón y ya está). Lo que sí le estoy diciendo es que los experimentos que CHV hizo en su primer episodio del programa están muy mal hechos y no permiten concluir ni una cosa ni la otra. No obstante, si gracias al poder de la edición televisiva CHV finalmente nos deja con la sensación de haber demostrado algo que no ha sido demostrado, el canal será responsable de la promoción masiva de una cultura de la charlatanería, donde tendrá más credibilidad aquél que sepa embobar a la gente y no quien tenga la evidencia más creíble. ¿O será que ya vivimos en esa cultura y por eso un programa como este puede ser exitoso? Como sea, CHV, ¿por qué no aprovechar la oportunidad y hacerlo bien? Aún hay tiempo…
Gracias, por esta magnìfica sìntesis y galerìa de brillantes cientìficos,filòsofos-humanistas. Alguno lo conocì a travès tuya. Hecho de menos en esta galerìa, a cientìficos como Roger Penrose y Stuart Hameroff...... nada sospechosos de estar vinculados al pensamiento mìstico-religioso. Y que estan en la vanguardia de las investigaciones, de la Consciencia, el problema denominado "Hard", para la ciencia, que investiga cerebro-mente-Consciencia. Equilibrarìa esta visiòn,para mì tan limitado- ra de la mayorìa de los cientìfi- cos y pensadores, de reducirlo todo a una observaciòn e interpre-taciòn,racional y materialista. De convertir en un fin, lo que es un medio; un instrumento,( El segundo òrgano favorito, de woody Allen,ja,ja,ja.)Porque sinò todo, se centra y reduce, a que la fuente es hardware y todo el software mental.... de allì proviene.Como me gusta, procuro estar al dìa, en biologìa evolutiva. Pero,¡atenciòn! llega un momento en nuestra especie, en que aflora la Consciencia.Y en las investigaciones serias de las ECM,por ejemplo, esta prevalece lùcida,junto a los procesos cognitivos y emocionales. Vinculados a un cuerpo energèti- co a lo que algunos cientìficos, llaman campo estructurador de formas, que se encuentra fuera del cuerpo fìsico, en otro plano o dimensiòn. Un abrazo.
No decorrer da história da Igreja foi mantida esta posição de condenação a todo tipo de adivinhação, magia ou feitiçaria. No Didaquê, tido como o primeiro catecismo cristão, esta escrito: “Não pratiqueis a magia.”. O Concílio de Ancyra (314) impôs uma penitência de cinco anos para quem consultasse magos ou adivinhos. Sempre existiu a mesma posição mostrar como pecado o envolvimento com estas práticas.
Devemos a LIPPS uma diferenciação entre o conceito de energia psíquica e o de força psíquica. Para LIPPS a força psíquica é a possibilidade de que na alma surjam processos que alcancem um determinado grau de eficácia. A energia psíquica, ao invés, é "a possibilidade, inclusa nos próprios processos, de que esta força passe a atuar".(JUNG, 2002, p.26)
I not to mention my pals came taking note of the nice helpful hints from your website while instantly developed an awful suspicion I never thanked the blog owner for those strategies. Most of the men became for this reason warmed to learn them and have now clearly been loving these things. Thanks for simply being considerably helpful and also for figuring out this sort of fantastic resources millions of individuals are really wanting to be aware of. My personal sincere apologies for not saying thanks to you sooner.
What i do not realize is if truth be told how you are not really a lot more neatly-favored than you may be now. You are very intelligent. You realize therefore significantly with regards to this topic, produced me in my view believe it from a lot of varied angles. Its like women and men are not fascinated except it is one thing to do with Woman gaga! Your own stuffs excellent. At all times take care of it up!
Por último, está nuestra propio pensamiento, que ordena e interpreta todo lo que nos sucede, confiriéndole un “sentido”, que puede ser positivo o negativo. No hemos de olvidar que circunstancias positivas como un ascenso en el trabajo, un traslado de residencia, un premio en la lotería, el casamiento, también son factores que estresan a muchos por su condición extraordinaria.
En 1888 los psíquicos se involucraron en uno de los caso mas famosos dela historia, mas conocido como los asesinatos de Whitechapel o los crímenes de Jack el Destripador. En alrededor de 10 semanas, desde agosto hasta noviembre, alguien mató a cinco prostitutas (dos de ellas en una sola noche). Había muchos sospechosos, pero nadie fue acusado o condenado por ninguno de estos brutales crímenes. Los espiritistas de toda Inglaterra celebraban sesiones, cuyos detalles fueron revelados a la prensa. Más de un siglo después, Pamela Ball trató de contactar con las víctimas o con el asesino a través de la canalización, en la que una persona viva se convierte en un medio de transmisión a través del cual los muertos pueden comunicarse.
La termoquinesis permitiría controlar la temperatura corporal, disminuyéndola o aumentándola a voluntad. Se han realizado estudios en individuos que pueden conservar su temperatura corporal aún bajo temperaturas inferiores a los 0ºC, y también se ha documentado a monjes budistas que aumentan su temperatura durante la meditación,[cita requerida] pero esto no es similar a las habilidades termoquinéticas que se han descrito en algunas obras de ciencia ficción, como las que sugieren que se puede aumentar la temperatura de algún objeto para ponerlo al rojo o incendiarlo.
Las normas sociales —y dicho más precisamente: su cumplimiento— pueden convertirse en algunos en una obsesión lindante con la manía y aun la locura. Se dice que quienes se inclinan hacia la normopatía no tienen personalidad propia, pues solo hacen lo que la sociedad espera de ellos. Paradójicamente, también es usual que este comportamiento alcance un límite, un conflicto, el cual la persona resuelve usualmente volviéndose violento y, sí, violando las reglas que antes tanto le habían preocupado.
Todo las preguntas son afirmativa a excepción de una, que no la veo en dibujos ni diseños, tengo por costumbre viajar y cuando lo hago me encanta ver hacia el cielo, ya que allí veo reflejado cosas que para los demás es imposible visualizar, también me pasa, que con solo ver a una persona aunque sea de lejos se como es su vidas, en una oportunidad fui hacerme una consulta con unos parapsicólogos y su bienvenida me asombro, ya que me dijeron… bienvenida colega, por supuesto que le pregunte que porque me decían eso, a lo que ellos me contestaron, que gran parte de los parapsicologos poseían ese don porque lo habían estudiados, pero que lo mio era por naturaleza.
El término de energía psíquica es un concepto que refiere a la energía del alma o del espíritu, aunque en terrenos de la psicología se ha utilizado en numerosas ocasiones; por ejemplo, el padre del psicoanálisis Sigmund Freud o su prolífico discípulo Carl Gustav Jung hablan de ella como una energía motriz que se corresponde con la libido y se encarga de engendrar los procesos vitales. Dicen que muchas veces la energía psíquica se genera a partir del conflicto que tienen las personas entre lo consciente y lo inconsciente. Los movimientos que produce esta tensión en la energía psíquica suelen poder ser en dos direcciones: de progresión y de regresión.
×