Por ejemplo, los problemas que tienes en tus sueños y tus visiones se explican en los capítulos 2 y 3. Para saber que estas visiones significan para ti en personal y para controlarlas, tienes que explorar tu mundo subjetivo y tienes que reconocer tu poder sobre este mundo tuyo. En esta manera perderás el miedo y podrás controlar esas emociones poderosas que dominan este mundo interno y que pueden causar problemas como el problema con el cuadro.

La energía psíquica es aquella que se genera a partir del pensamiento, algún filósofo dijo "donde va mi pensamiento va mi energía" y otro filósofo dijo "no podrás señalar una estrella sin modificarla"...Eso sí, no me pregunten los nombres de estos grandes hombres de la historia humana porque no tengo ningún mata burros a mano en este momento....conviertan su energía psíquica en dinámica y, si les interesa, busquen los nombres de quienes dijeron estas célebres frases.

Este proceso se hará al menos tres o cuatro veces, comenzando con un recorrido bien detallado desde la cabeza hasta los pies, y luego a medida que hacemos las siguientes repeticiones, este recorrido imaginario irá siendo más rápido, breve y con menos detalles, ya que la mente habrá comprendido la idea y comenzará a automatizar el proceso. Podemos imaginar que la fuerza de relajación es una luz o una energía que nos recorre, ya que esta visualización ayuda mucho.
A amplitude de conhecimento envolvida no entendimento da Libido fez com que Jung (2002) buscasse outras fontes além da psicologia. Na formulação do conceito de Libido, até Energia Psíquica, ele traz a física para explicar processos que não poderiam ser visualizados, mas que possuíam sua expressão. Assim ele consegue romper com a especificidade sexual e coloca a Libido como um sem número de conteúdos e ramificações, uma energia Vital.
Para ello deberéis establecer unos signos, puede ser cualquier cosa, el ejemplo que ponemos nosotros son formas geométricas o colores. Acordad 4 o 5 de ellos y concentraos ambos. En este caso, uno de los dos deberá concentrarse en lo que quiere transmitir y el otro deberá concentrarse en recibir algo. Si uno se equivoca, os equivocáis ambos en realidad.
×