Considerando la hipótesis de que un psíquico es una especie de “mago testarudo que no quiere reconocer que es un mago” lo primero que un programa de televisión orientado a poner a prueba sus poderes tendría que hacer es implementar un excelente “control”. Por la palabra “control” quiero decir descartar la posibilidad de que haya alguna explicación alternativa a los supuestos poderes del psíquico. Se lo aclaro con un ejemplo: si le digo que soy capaz de calentar una taza de café mirándola y a continuación le digo que coja esa taza de café caliente que está en la mesa, pues la acabo de calentar con la mirada ¿me creería? Seguramente usted querría asegurarse de que no hay otra explicación posible. A lo mejor la taza ya tenía café caliente y usted no lo había notado. O a lo mejor la taza tiene un truco (un pequeño calentador oculto, operado remotamente desde mi bolsillo). O quizás el café estaba mezclado con una sustancia química que haría que se calentara después de un rato. En base a sus sospechas usted me pediría que repitiera mi hazaña, pero esta vez con una taza que usted haya podido inspeccionar (y que yo no haya podido manipular) y con café sacado de un tarro sellado, obtenido de una fuente confiable. Si nada de eso se cumple, entonces probablemente usted no me creería. En ciencias diríamos que la experiencia estuvo “mal controlada”, pues había otras explicaciones posibles y con mayor probabilidad de ser ciertas, y que no fueron tenidas en cuenta durante el experimento, de modo que el experimento no permite llegar a una conclusión.

No obstante, ¿por qué este ensañamiento con esto en particular? Es posible que sea por el morbo que puede producir la enfermedad mental, y por la forma en la que ha sido vendida durante tantos años. Se ha generado el mito de que las personas traumatizadas quedan rotas para siempre, y esto es falso. "Está traumatizado, nunca volverá a ser el mismo". No, esto no es así. El trauma psíquico no implica una situación crónica de malestar y de trastorno sin vuelta atrás. 
I in addition to my buddies appeared to be going through the best information from the blog while suddenly got a terrible suspicion I never expressed respect to the website owner for those strategies. My boys ended up as a consequence happy to see them and have in effect in truth been taking pleasure in these things. Appreciation for being quite kind and then for obtaining this kind of very good subject matter most people are really eager to know about. My personal sincere regret for not expressing appreciation to you sooner.
Los movimientos de la energía psíquica son principalmente dos: los que dan lugar a procesos psíquicos de progresión (desde lo inconciente hacia la conciencia y hacia el mundo exterior), y los procesos psíquicos de regresión (desde la conciencia hacia las zonas profundas del inconciente). La fase progresiva del movimiento de la libido es el "avance cotidiano del proceso de adaptación psicològica": es el proceso normal, pues la energía puede avanzar hacia fuera, e implica una sensación jubilosa de bienestar. Pero cuando por cualquier razón este movimiento se ve obstaculizado, aumenta desagfradablemente el valor psíquico de ciertos contenidos concientes, la libido no puede salir hacia fuera y regresa (fase regresiva) hacia el inconciente. Este obstáculo rompe el equilibrio entre los opuestos (pág. 88-90).
×