Jung assinalou que, quando a energia não é consumida num processo de adaptação ao mundo nem está se movimentando de forma progressiva, ela ativa os complexos e eleva o potencial energético destes no mesmo grau em que o ego perde energia ao seu dispor. Isto é a lei da conservação de energia quando aplicada à psique. A energia não desaparece do sistema; antes, ela desaparece da consciência. E isso resulta, tipicamente, em estados de depressão, conflito interior, ambivalência incapacitadora, incerteza, dúvida, questionamento e perda de motivação.
 Deseo mencionar la interesantísimo obre de nuestro querido amiigo el neurobiólogo Profesor Rodriguez Delgado, (1915-2011) "El control físico de la mente", como explica que se puede producir placer o dolor, estimulando áreas específicas del cerebro y en nuestras conversaciones sobre la realidad de la existencia, mantiene el criterio de que nuestro cerebro es el portador material de toda información que existe después de la desaparición física.

Frente a este panorama tan poliédrico, el psiquismo humano ha de hacer un necesario trabajo de autocontrol para proporcionar las respuestas oportunas a las constantes demandas del medio. Esto significa que, se han de expresar los impulsos (los constructivos y los destructivos) de forma adecuada, tolerar las frustraciones exteriores y responder a las demandas. Esta regulación interna descansa en dos sistemas que han de estar en equilibrio, el de activación para la acción y el de retorno a la calma. Tanto si se está en permanente estado de tensión, como si predomina la pasividad del análisis, la situación permanece sin resolver, generando estrés al sujeto.
I not to mention my pals came taking note of the nice helpful hints from your website while instantly developed an awful suspicion I never thanked the blog owner for those strategies. Most of the men became for this reason warmed to learn them and have now clearly been loving these things. Thanks for simply being considerably helpful and also for figuring out this sort of fantastic resources millions of individuals are really wanting to be aware of. My personal sincere apologies for not saying thanks to you sooner.

Si estos sentimientos no pueden asociarse a ninguna fuente inmediata, como la pérdida reciente de un pariente, es muy posible que alguien, en alguna parte, esté pensando en ti. Esta experiencia es una prueba de que realmente importa el tipo de energía que generes en el mundo y cómo la diriges a personas individuales. Si de repente tienes fuertes sentimientos de tristeza, es posible que haya alguien deseando estar en tu vida y sintiéndose desconsolado por el hecho de que os hayáis distanciado. Incluso si no es intencional, ese tipo de energía tiene el potencial de viajar muchos kilómetros y ser percibida, en un momento dado, por el receptor. Déjate envolver por esa emoción aleatoria y, si los pensamientos de un sujeto específico invaden tu mente, ese podría ser el alguien en cuyos sentimientos te hallas.
Pienso que no es ocioso ni azaroso el que haya elegido a Charcot y Breuer como antecesores cercanos de Freud, pues lo que tengo en cuenta es que nadie puede pensar más que con las nociones y términos que existen en su grupo cultural, a partir de las relaciones que se van estableciendo allí es que va surgiendo algo que a eso sí lo podemos considerar nuevo.
Hace sólo unos años que se les dio la etiqueta de “niños índigo” o “niños cristal”. Pero más allá del nombre que queramos darles, está claro que nos encontramos con pequeños y pequeñas que se salen fuera de los cánones comúnmente aceptados como “normales”. Dotados de una sensibilidad que raya en lo “paranormal” o sobrenatural, parecen sentir una verdadera comunión con la naturaleza, en la que se sienten como en casa y pueden comunicarse con animales y plantas. Con frecuencia a temprana edad manifiestan aptitudes que normalmente se desarrollan más tarde, como el habla o la lectura. Y nunca están solos: a menudo los sorprendemos conversando con su “amigo imaginario” (que puede que de imaginario tenga poco) o su ángel de la guarda.

Prisma Publicaciones 2002 S.L.U., tratará sus datos personales para gestionar la relación con Usted y para remitirle, por cualquier medio, información y comunicaciones comerciales sobre nuestros productos y servicios similares a los solicitados. Los datos sólo se cederán a empresas de nuestro grupo si nos da su consentimiento y nunca a empresas ajenas al mismo. Usted tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como a otros derechos, como se explica en nuestra política de privacidad.
×