En 2007, Proyecto Camelot entrevistó a Boriska, un niño de 7 años que vive en la región de Volgogrado (Rusia). En ese momento, Boriska era capaz de relatar con asombroso lujo de detalles la historia de Lemuria y los viajes interestelares desde Marte, donde él vivía en otra vida. Desde luego, no es un tema del que los chicos de su edad suelan hablar, ni se trata en los libros escolares. Boriska parecía hacer gala de una inteligencia bastante superior a la de otros niños de su edad.
I want to voice my respect for your kindness giving support to those people that have the need for guidance on this study. Your real commitment to passing the solution up and down came to be unbelievably invaluable and have continuously enabled employees like me to reach their ambitions. Your warm and helpful useful information entails a lot a person like me and even further to my office workers. Best wishes; from each one of us.
De igual forma que las pulsiones carecen de objetos predeterminados y definitivos, también tienen diferentes fuentes y por ello formas de manifestación, entre ellas: Pulsión de vida o Eros, pulsión de muerte o Thanatos. Eros (pulsión de vida) propende a la unidad, la organización de sistemas complejos y asociaciones proactivas y se opondría a Thanatos (pulsión de muerte), que tiende a la disgregación, la disipación, el retorno a lo inanimado.
Es como para tener en mucho la consideración de que Freud fue capaz, a través de su experiencia, de poder ir más allá de quienes lo precedieron. Como logró extraer de la hipnosis, tratamiento imperante en esa época, y de la sugestión lo que era el instrumento inherente a este método: la palabra y la presencia del médico, como opera que efectos puede producir en el enfermo. “Si por tratamiento anímico entendemos el empeño por provocar en el enfermo los estados y condiciones anímicas más favorables para su curación, esta clase de tratamiento médico es históricamente la más antigua”.
En mis exposiciones hablaba de la diversidad de temas arriba expuestos de acuerdo a distintas tradiciones y estudios científicos,  avisando con claridad que nada debiera creerse a pie juntillas. Ah! El problema comenzaba cuando la vidente se atrevía a decir. cuales habían sido las vidas pasadas de los presentes, si les iba bien o mal en su vidad sentimental y un larguísimo etcétera que en la medida que iba escuchando todo aquello, mi grado de indignación crecía sin parar; ¡y lo que es peor, todos asentían!
Más allá del asunto psicológico con el que nace este concepto, en lo que refiere a la energía psíquica podemos encontrar un sinfín de disciplinas de parapsicología que la estudian y aprovechan. Si de acuerdo a la psicología esta energía nace de una tensión entre opuestos, las mancias de las que hablamos procuran dirigir y potenciar esta misma energía al máximo, para que el individuo proyecte para su vida lo que considere potenciar.
×