Siempre que hablamos de estrés, se ha de entender que es “toda imposición de la persona o del ambiente que excede los recursos propios” (Lazarus). Como se ve, todo desafío, puede suponer para quien lo padezca, una situación a la que tiene que dar una respuesta lo más madura posible. Y para eso está el autocontrol del que estamos hablando, el sujeto debe actuar de acuerdo con su manera particular, meditada, de ver el mundo, y no sólo reaccionando de forma automática a cualquier estresor. No se ha de olvidar que no todo el estrés es malo, hay un estrés positivo que nos ayuda a vivir y que nos mantiene alerta, despiertos, para responder a las demandas.
A verdadeira e correta interpretação de uma leitura provinda de um oráculo, não deve satisfazer ou ser um reflexo dos desejos do consulente, e sim um mapa das circunstâncias que levaram o indivíduo ao presente, e quais as possibilidades ele deve refletir para seu futuro, e nesse caminho de símbolos e escolhas, a responsabilidade e consequências são intimamente ligadas as decisões tomadas e palavras ditas, e nunca por uma determinada combinação de cartas, tendo mais poder ou força, do que a ação do homem. Como me disseram anos atrás, o Taro é um escravo, e nós somos seus Senhores, e onde já viu o servo determinar o caminho de seu dono?
El término de energía psíquica es un concepto que refiere a la energía del alma o del espíritu, aunque en terrenos de la psicología se ha utilizado en numerosas ocasiones; por ejemplo, el padre del psicoanálisis Sigmund Freud o su prolífico discípulo Carl Gustav Jung hablan de ella como una energía motriz que se corresponde con la libido y se encarga de engendrar los procesos vitales. Dicen que muchas veces la energía psíquica se genera a partir del conflicto que tienen las personas entre lo consciente y lo inconsciente. Los movimientos que produce esta tensión en la energía psíquica suelen poder ser en dos direcciones: de progresión y de regresión.
×