La clarividencia es la capacidad de percepción extrasensorial por la cual algunas personas recibirían información por medios no-corporales y que escaparían a los explicados científicamente por la física clásica. Sólo existen testimonios de personas que se adjudican a sí mismas esta capacidad mientras que no existe ninguna evidencia científica adecuada de que tal capacidad exista ni ningún experimento ha detectado fenómenos de clarividencia.

Iremos tratando cada vez más de sentir hasta un nivel casi “Atómico” a ese objeto, de tal forma que sintamos una conexión con él. Esto debe ser así ya que para tener éxito en la Psicoquinesis, uno no debe tratar de obligar al objeto a hacer algo, no debemos actuar sobre un objeto separado de nosotros intentando forzarlo a hacer algo. El objeto debe cooperar, uno debería poder sentir que el objeto es parte de uno mismo, como una extensión, y así es que no movemos o influimos al objeto, sino que somo nosotros mismos, una parte de nosotros la que se mueve. Para quienes vieron la primer película de “Matrix” recordarán la famosa escena de los niños “Avatar” donde un pequeño monje está doblando cucharas y le dice a Neo (el protagonista) que no intente doblar la cuchara porque eso es imposible, que es uno quien se dobla… comprende la verda… No hay cuchara…
My spouse and i got now peaceful Albert managed to deal with his basic research while using the precious recommendations he got when using the web pages. It’s not at all simplistic to simply always be making a gift of guidelines other folks could have been selling. And we all see we need the writer to appreciate because of that. The entire illustrations you made, the simple site navigation, the relationships you can make it easier to promote – it is all incredible, and it’s really facilitating our son in addition to us reckon that that theme is fun, and that is tremendously fundamental. Thank you for all!
Para Jung, energía que circula por la psique y que engendra procesos psíquicos. Llamada también libido, es la energía de los procesos de la vida. Inspirándose en Heráclito, Jung indica que la circulación de energía está regida por el principio de los opuestos: la energía depende de una antítesis preexistente sin la cual no podría existir. Debe haber calor y frío, paz y guerra, etc. como fuerzas antagónicas para que pueda tener lugar el proceso de compensación llamado energía. Y así, el amor se convierte en odio, los seres pacíficos en belicosos, los cínicos en ingenuos y los santos en pecadores. La energía psíquica se genera merced al conflicto que opera en la persona —básicamente entre la conciencia y lo inconciente como polos opuestos- y subsiste como fuerza activa, consumiéndose en la actividad, para ser creada de nuevo debido a nuevas tensiones (págs. 82-87). Cuando más antagónicos son los opuestos, más intensidad de energía psíquica habrá.
×