Toda actividad, todo trabajo psíquico y comportamental, desde el instintivo hasta el intelectual, es posible merced a la existencia de una fuerza que moviliza la energía que lo posibilita. ¿Qué fuente energética es esa? La energía del cerebro obtiene su fuerza de los nutrientes y el oxígeno. ¿Y la mente? ¿Cómo se moviliza su energía? Aunque no existiría sin su soporte anatómico, su fuerza proviene de otras fuentes, que no son los nutrientes y el oxígeno.
Todas essas referências se encontram combinadas em maior ou menor grau nos estados alterados de consciência e se constituem em autenticas revelações místicas. Sejam elas naturais, espontâneas ou induzidas por meio de tambores, mantras ou enteógenos. Dependendo da intensidade de tais experiências, elas podem alcançar o seu ápice, que é a sensação de fusão do Eu com o Absoluto, a "unio mistica" por excelência. Seria ingenuidade supor que uma tal gama de fenômenos, com tantas repercussões psicológicas, éticas e sociais relevantes, possam ser interpretados como mera regressão infantil (mesmo que benéfica ao ego), ou o que seria pior, um tipo de "degenerescência positiva" de um estado psicótico.

What i do not realize is actually how you are no longer actually a lot more smartly-preferred than you may be now. You are so intelligent. You know therefore considerably in terms of this topic, produced me individually believe it from so many various angles. Its like women and men aren’t interested until it’s something to do with Girl gaga! Your personal stuffs nice. Always care for it up!
I precisely wished to thank you so much all over again. I do not know the things I would have made to happen without those points shown by you concerning my problem. This was a depressing crisis for me, nevertheless viewing the very specialised fashion you treated the issue made me to cry for fulfillment. I am thankful for this help and in addition trust you really know what an amazing job your are putting in instructing some other people via your website. I know that you have never encountered any of us.
A los 21 años me diagnosticaron esquizofrenia paranoide, primer brote. Unos años después, otra psiquiatra cambió el diagnóstico por “trastorno bipolar´”. Más adelante, cuando mi cuarto ingreso en el hospital psiquiátrico, volvieron a considerar la esquizofrenia, mitigada en un trastorno esquizoafectivo. Mientras tanto, durante todos esos años de tratamiento, conseguí licenciarme en Filología Hispánica, cursar un máster en Formación de Profesores de Español como Lengua Extranjera y hacer un posgrado en Relaciones Internacionales. Además, me casé, tuve dos hijos muy sanos y he ido trabajando como profesor y traductor y como administrativo (ocho horas al día durante dos meses ganando mucho dinero, pero no se lo deseo a nadie).
Este neologismo, relativamente contemporáneo, busca nombrar el sentimiento opuesto a los celos cuando se descubre que la pareja está saliendo con algo más. En buena medida se encuentra ligado a relaciones abiertas y de poliamor, en las cuales existe un acuerdo que permite esta situación. Alguien involucrado en este tipo de afecto puede sentir cierta satisfacción cuando ve a la otra persona besarse con alguien distinto. En un ejemplo tanto o más asequible, la compersión también puede ser eso que se siente cuando un amigo gana un premio por el cual tú también competías.
Cuando desarrollas un picazón, hinchazón o molestia en uno de tus ojos o comienzas a sentir pequeñas contracciones incontrolables, es muy probable que estés en la mente de alguien. Cuando este ocurre, debes asegurarte de que no haya razón física para tal irritación, como una pestaña que entra en el mismo causándote dolor. Si descartas estos factores externos, es probable que detectes un signo psíquico. Para los hombres, estas sensaciones desagradables en el ojo derecho implican que alguien está pensando o hablando bien de ti en alguna parte, mientras que en el ojo izquierdo denota que una persona te desea mala voluntad o expresa sus frustraciones sobre ti; para las mujeres, los significados asociados son opuestos.
En este tiempo a veces es muy difícil mover tu cuerpo físico pero te darás cuenta que tu mente nunca para y es con el esfuerzo de tu mente que tú podrás vencer cualquier problema que tengas. Esa cosa que tú llamas “el muerto” se puede vencer usando tu concentración y tu intención. Concéntrate en ver una luz blanca, imagina que esta luz blanca te envuelve completamente, todo tu cuerpo. Trata de imaginar esta luz en la manera más real posible, usa todos los poderes de tu concentración. Te darás cuenta que cuando puedes hacer esto, crear una luz blanca que te envuelve en protección, esta sombra negra se arrancara.
Un recurso de esa índole es sobre todo la palabra, y las palabras son, en efecto, el instrumento esencial del tratamiento anímico. El lego hallará difícil concebir que unas perturbaciones patológicas del cuerpo y del alma puedan eliminarse mediante “meras” palabras del médico. Pensará que se lo está alentando a creer en ensalmos. Y no andará tan equivocado; las palabras de nuestro hablar cotidiano no son otra cosa que unos ensalmos desvaídos. Pero será preciso emprender un largo rodeo para hacer comprensible el modo en que la ciencia consigue devolver a la palabra una parte, siquiera, de su prístino “poder ensalmador”.
Hola a desde niña me pasan cosas raras mi abuela me decía que en las noches me veía corriendo por la sala y yo dormida, siempre que me duermo viajo a otros lugares, ahora cuando grande más menos a los 18 años dormida me asome a la ventana cuando despertaba estaba mirando hacia el cielo por la ventana por tres días seguidos en mi sueño una niña me decía que me tenia que ir yo solo veía una luz blanca, hace dos años la abuela de mi pareja falleció y viene a verme y darme mensajes en sueños asta e hablado con ángeles ahora que estoy grande entiendo muchas cosas y haciendo memoria no era primera vez que me pasaba con el padre fallecido de mis primas también me pedía ayuda para comunicarse y con todos mis mascotas que han partido antes tenia que me pasara eso ahora ya lo asumo más, también siempre e tenido la sensación de que voy a morir joven y me da escalofrío ver la televisión abusos sexuales de niños asta pensé que me había pasado a mi y creo que en mi otra vida me paso algo malo y morí joven incluso aveces me acuerdo de cosas que e echo pero no con mi familia, también siento el deseo constante de ayudar a las personas y me aflijo con sus problemas los siento míos, soy una persona demaciado sencible antes me deprimia ser así pero ahora con 26 años e ido entendiendo mi personalidad y que poseo dones especiales
En el sentido del cual tú lo percibes, sincronicidad está trabajando en tu vida demostrándote unos números en particular, que parece que te siguen en tu vida porque los encuentras casi como accidente sea donde mires. Lo que pasó fue que estos números en particular fueron estampados de una manera u otra en tu subconsciente. El gran poder del subconsciente puede cambiar circunstancias y en esa manera imponer esos números en tu vida de una manera u otra. Siendo que el subconsciente también puede percibir mucho más que puede tu mente consciente, el subconsciente usa este gran poder de percepción para decirle a tu mente consciente, “mira el reloj ahora, o mira a la izquierda ahora” y en esa manera alerta a la mente consciente de la presencia de esos números que te interesan a ti.
Los movimientos de la energía psíquica son principalmente dos: los que dan lugar a procesos psíquicos de progresión (desde lo inconciente hacia la conciencia y hacia el mundo exterior), y los procesos psíquicos de regresión (desde la conciencia hacia las zonas profundas del inconciente). La fase progresiva del movimiento de la libido es el "avance cotidiano del proceso de adaptación psicològica": es el proceso normal, pues la energía puede avanzar hacia fuera, e implica una sensación jubilosa de bienestar. Pero cuando por cualquier razón este movimiento se ve obstaculizado, aumenta desagfradablemente el valor psíquico de ciertos contenidos concientes, la libido no puede salir hacia fuera y regresa (fase regresiva) hacia el inconciente. Este obstáculo rompe el equilibrio entre los opuestos (pág. 88-90).
×