Boriska es uno de ellos. Al parecer, los niños índigo tienen una misión especial para cambiar nuestro planeta. Muchos de ellos tienen espirales de ADN enmendadas, lo cual les da una increíble fuerza a su sistema inmunológico, que puede derrotar incluso al SIDA. Yo me he encontrado a tales niños en China, India, Vietnam, y así sucesivamente. Estoy seguro que ellos cambiarán el futuro de nuestra civilización.

Un término de amplia herencia cultural, la abyección ha sido definida por la filósofa francesa Julia Kristeva, quien parte de la experiencia traumática que surge al darnos cuenta de que fuimos separados del cuerpo de nuestros padres, para después referirse a la experiencia que sobreviene cuando vemos algo tan horroroso que nos perturba incluso fisiológicamente (y, por ejemplo, vomitamos). En buena medida se trata de una sensación que nos recuerda, irrefutablemente, que entre un cuerpo muerto o herido y nuestro propio cuerpo no hay mucha diferencia.
Thank you for sharing excellent informations. Your site is so cool. I am impressed by the details that you’ve on this site. It reveals how nicely you understand this subject. Bookmarked this website page, will come back for extra articles. You, my friend, ROCK! I found just the info I already searched all over the place and simply couldn’t come across. What a great web-site.
Para Jung, energía que circula por la psique y que engendra procesos psíquicos. Llamada también libido, es la energía de los procesos de la vida. Inspirándose en Heráclito, Jung indica que la circulación de energía está regida por el principio de los opuestos: la energía depende de una antítesis preexistente sin la cual no podría existir. Debe haber calor y frío, paz y guerra, etc. como fuerzas antagónicas para que pueda tener lugar el proceso de compensación llamado energía. Y así, el amor se convierte en odio, los seres pacíficos en belicosos, los cínicos en ingenuos y los santos en pecadores. La energía psíquica se genera merced al conflicto que opera en la persona —básicamente entre la conciencia y lo inconciente como polos opuestos- y subsiste como fuerza activa, consumiéndose en la actividad, para ser creada de nuevo debido a nuevas tensiones (págs. 82-87). Cuando más antagónicos son los opuestos, más intensidad de energía psíquica habrá.
×