Pienso que no es ocioso ni azaroso el que haya elegido a Charcot y Breuer como antecesores cercanos de Freud, pues lo que tengo en cuenta es que nadie puede pensar más que con las nociones y términos que existen en su grupo cultural, a partir de las relaciones que se van estableciendo allí es que va surgiendo algo que a eso sí lo podemos considerar nuevo.
Thank you a lot for providing individuals with remarkably memorable chance to read in detail from this web site. It is often very nice plus jam-packed with fun for me personally and my office fellow workers to search your blog really thrice weekly to read through the newest issues you have got. And definitely, we’re certainly pleased with your astonishing suggestions served by you. Some 1 ideas in this article are clearly the finest I have ever had.
El término de energía psíquica es un concepto que refiere a la energía del alma o del espíritu, aunque en terrenos de la psicología se ha utilizado en numerosas ocasiones; por ejemplo, el padre del psicoanálisis Sigmund Freud o su prolífico discípulo Carl Gustav Jung hablan de ella como una energía motriz que se corresponde con la libido y se encarga de engendrar los procesos vitales. Dicen que muchas veces la energía psíquica se genera a partir del conflicto que tienen las personas entre lo consciente y lo inconsciente. Los movimientos que produce esta tensión en la energía psíquica suelen poder ser en dos direcciones: de progresión y de regresión.
×