Luego muestran en otras tomas que los productores dejaron sobre el velador una foto de unos niños de la familia de Vodanovic. Es cierto que él no sale, pero ¿nunca le ha pasado ver fotos de niños y decir “es igual a su papá”, o a su tío, o a quién sea? De nuevo: se estaban evaluando poderes psíquicos y no el ser buen fisonomista. Cada una de estas cosas va sembrando dudas. Si el psíquico acierta, no sabemos si es por psíquico o por otra posible explicación, simplemente porque el experimento está mal hecho.
A grosso modo, os níveis básicos de consciência são: o de vigília, sono com sonhos, sono profundo e desperto. Nos deteremos aqui neste quarto estado, que é a matriz para as formas mais elevadas de consciência e de experiência mística. Existe uma grande variedade de termos para denominar esses estados místicos: consciência cósmica, visionária, xamânica, transpessoal, iluminação, auto-transcendência, consciência objetiva, etc. Ou para usar uma terminologia mais mística: o êxtase e a graça cristão, o satori zen, o samadi da Jnma Yoga, a fana sufi e a "miração" da tradição daimista que nos deteremos mais adiante.
Lo malo es ese otro tipo que estrés que al ser excesivo, no permite su resolución, y acaba haciéndose crónico, sumiendo a la persona que lo siente en un estado de irritación que no es capaz de finalizar. El estrés se ha de resolver siempre, y las personas podemos hacerlo de una forma u otra, para así quedar libres de sus posibles efectos adversos, ya sean físicos (enfermedades) o psíquicos (ansiedad, depresión).
Para Jung, energía que circula por la psique y que engendra procesos psíquicos. Llamada también libido, es la energía de los procesos de la vida. Inspirándose en Heráclito, Jung indica que la circulación de energía está regida por el principio de los opuestos: la energía depende de una antítesis preexistente sin la cual no podría existir. Debe haber calor y frío, paz y guerra, etc. como fuerzas antagónicas para que pueda tener lugar el proceso de compensación llamado energía. Y así, el amor se convierte en odio, los seres pacíficos en belicosos, los cínicos en ingenuos y los santos en pecadores. La energía psíquica se genera merced al conflicto que opera en la persona —básicamente entre la conciencia y lo inconciente como polos opuestos- y subsiste como fuerza activa, consumiéndose en la actividad, para ser creada de nuevo debido a nuevas tensiones (págs. 82-87). Cuando más antagónicos son los opuestos, más intensidad de energía psíquica habrá.
×