Algunos sentimientos que presientes, alguna información que te llega en formas subjetivas, no son lo que tú crees. Información subjetiva a veces no es literalmente lo que va a pasar. Por ejemplo si presientes algo muy malo, algo que te hace sentir muy mal, a veces esto no significa que eso es lo que va a pasar. El mundo subjetivo es muy elástico y a veces sensaciones negativas son maneras en cual una parte más profunda de ti está tratando de preparar para un cambio personal. Con estudio y un poco de paciencia, podrás comenzar a reconocer tu simbolismo subjetivo personal; esto no lo encontrarás en libro, es algo que tú tendrás que estudiar en ti misma. Este simbolismo es bien parecido al simbolismo que encuentras cada noche en tus sueños y una cosa puede significar otra, hasta puede significar como tú te sientes profundamente de algo. Pero ten confianza en ti misma y acuérdate que este es un buen mundo que se dirige naturalmente a experiencias positivas.
Sin embargo parece que la policía ya había averiguado que alguien vio a Sylvester caminando fuera el primer área de búsqueda [3] y según comentó el detective encargado de la investigación tanto los cuerpos de agua como los raíles son muy comunes en la zona en que desapareció Sylvester, y Myer nunca dijo qué tipo de paisaje (si lago, laguna, charca) buscar.
Por exemplo, ao invés de perguntar quem é a sua alma gêmea, pergunte o que você pode fazer para encontrar o seu verdadeiro amor ou o que você deveria estar trabalhando dentro de si mesmo para se certificar de que está pronto para ele ou ela entrar em sua vida. Ao invés de perguntar como você pode encontrar a felicidade, pergunte quais as questões que você deve meditar sobre que vão deixá-lo pessoalmente feliz e satisfeito. Escrever em um papel as dúvidas que você está interessado em perguntar também irá ajudá-lo a lembrar delas no meio da leitura quando você estiver distraído por outros tópicos.
Para Jung, energía que circula por la psique y que engendra procesos psíquicos. Llamada también libido, es la energía de los procesos de la vida. Inspirándose en Heráclito, Jung indica que la circulación de energía está regida por el principio de los opuestos: la energía depende de una antítesis preexistente sin la cual no podría existir. Debe haber calor y frío, paz y guerra, etc. como fuerzas antagónicas para que pueda tener lugar el proceso de compensación llamado energía. Y así, el amor se convierte en odio, los seres pacíficos en belicosos, los cínicos en ingenuos y los santos en pecadores. La energía psíquica se genera merced al conflicto que opera en la persona —básicamente entre la conciencia y lo inconciente como polos opuestos- y subsiste como fuerza activa, consumiéndose en la actividad, para ser creada de nuevo debido a nuevas tensiones (págs. 82-87). Cuando más antagónicos son los opuestos, más intensidad de energía psíquica habrá.
×