No soy psíquico, pero me imagino lo que van a decir en CHV si leen esta columna. Que “Psíquicos” no es un experimento científico sino un programa de entretención. Que los medios de comunicación no pueden tomar partido por una u otra postura así que no se puede hacer el programa a gusto de los escépticos. Que, finalmente, a los escépticos también se les invitó a decir algo, así que es cosa de que nos esperemos un par de episodios más y los veremos aparecer. ¿Y sabe lo que pienso? Que al margen de cualquier opinión personal sobre el programa, mucha gente lo sintoniza queriendo saber una única cosa: “alguna de estas personas que dice tener poderes sobrenaturales ¿en realidad los tiene?”. Recapitulando el primer programa de la serie, parecería que sí, que la señora que se deja guiar por la ceniza de su puro es prácticamente infalible. Que esto es algo que en pocos días ya tuvo un efecto fuerte en la cultura popular del país lo ilustra ella misma, pues dice que “[en] mi local están reventados de llamados telefónicos pidiendo una cita conmigo“. Si después de haber visto el programa de CHV usted cree, como muchas personas, que pedir una cita con ésta u otro de los psíquicos sería dinero bien invertido, le sugiero seguir leyendo. (Si quiere saltar de inmediato a mis comentarios sobre el programa, pinche aquí, aunque le aconsejo leer la introducción).
Good – I should certainly pronounce, impressed with your website. I had no trouble navigating through all the tabs and related info ended up being truly easy to do to access. I recently found what I hoped for before you know it at all. Reasonably unusual. Is likely to appreciate it for those who add forums or anything, web site theme . a tones way for your client to communicate. Nice task.
I have been browsing online more than three hours as of late, yet I never discovered any attention-grabbing article like yours. It’s lovely price sufficient for me. Personally, if all webmasters and bloggers made just right content material as you did, the net will probably be much more useful than ever before. “Perfection of moral virtue does not wholly take away the passions, but regulates them.” by Saint Thomas Aquinas.
My developer is trying to convince me to move to .net from PHP. I have always disliked the idea because of the expenses. But he’s tryiong none the less. I’ve been using WordPress on various websites for about a year and am anxious about switching to another platform. I have heard fantastic things about blogengine.net. Is there a way I can transfer all my wordpress posts into it? Any kind of help would be really appreciated!
Estas facultades psíquicas se manifiestan de diversas formas. Si la palabra en griego psique significa alma, podemos definir a un psíquico como aquel que dirige su sensibilidad a sintonizarse con las energías vibracionales de todo lo que tiene vida.  Posiblemente te preguntas: ¿Cómo es que encuentran los cadáveres si ya estos no poseen la energía vital que les daba su espíritu? Pues, muy simple: los encuentran porque el alma es inmortal y es capaz de informarle a un "sensitivo" o  psíquico las circunstancias de su muerte física, como se muestra en las series de televisión que ves (Ghost Whisperer, Medium, Psychic Detectives, Paranormal, etc.)    

Por muito tempo, as cartas de tarô permaneceram um privilégio das classes altas e, embora alguns sermões do século XIV advertissem para o mal existente nas cartas, a maioria dos governos civis geralmente não condenava as cartas de tarô nos seus primórdios. De fato, em algumas jurisdições, as cartas de tarô eram especialmente isentas das leis que proibiam os jogos de cartas.
Estos poderes se demuestran entonces cuando la persona puede tener acceso a esa información que le viene en un estilo casi subconsciente. Lo mejor que esta persona puede percibir esta data casi subconsciente, lo más capaz que es esta persona como un psíquico. A veces lo único que tenemos para poder percibir estas percepciones casi imperceptibles, son sentidos internos o a lo mejor imágenes que no parecen muy clara al momento; una imagen o un sentido que nos tomó en un tiempo cuando estábamos enfocados en otras cosas de nuestra vida diaria.
El problema con esto es que hacer un buen control del acto de un mago porfiado es tremendamente complicado. Si usted me dijera que yo lo hiciera, aprovechando la mirada científica que le doy a las cosas, le diría que no, gracias. Es famoso el caso de Uri Geller, por ejemplo, quien en 1974 fue capaz de engañar por completo a un grupo de científicos del Birkbeck College, en Londres, haciéndoles pensar que efectivamente tenía poderes especiales. Y si un científico no es capaz de hacer un buen control, ¿entonces quién puede? Otro mago, por supuesto. Vea al mismo Uri Geller, pero esta vez enfrentado a una situación en que, sin que él lo supiera, el mago James Randi había vuelto imposible que Geller manipulara los objetos sobre los cuales decía ser capaz de aplicar sus poderes:
“El deseo de regresar a un estado anterior de las cosas”, escribió alguna vez Freud para definir la repetición, ese mecanismo psicológico mediante el cual el sujeto se siente compelido a hacer lo mismo una y otra vez: desde ir al mismo restaurante hasta atarse a más o menos el tipo de personas en sus relaciones significativas. Para Freud el lado más siniestro de la repetición coqueteaba con la no-existencia, el verdadero “último estado anterior” a todo.
“El deseo de regresar a un estado anterior de las cosas”, escribió alguna vez Freud para definir la repetición, ese mecanismo psicológico mediante el cual el sujeto se siente compelido a hacer lo mismo una y otra vez: desde ir al mismo restaurante hasta atarse a más o menos el tipo de personas en sus relaciones significativas. Para Freud el lado más siniestro de la repetición coqueteaba con la no-existencia, el verdadero “último estado anterior” a todo.
Para Jung, energía que circula por la psique y que engendra procesos psíquicos. Llamada también libido, es la energía de los procesos de la vida. Inspirándose en Heráclito, Jung indica que la circulación de energía está regida por el principio de los opuestos: la energía depende de una antítesis preexistente sin la cual no podría existir. Debe haber calor y frío, paz y guerra, etc. como fuerzas antagónicas para que pueda tener lugar el proceso de compensación llamado energía. Y así, el amor se convierte en odio, los seres pacíficos en belicosos, los cínicos en ingenuos y los santos en pecadores. La energía psíquica se genera merced al conflicto que opera en la persona —básicamente entre la conciencia y lo inconciente como polos opuestos- y subsiste como fuerza activa, consumiéndose en la actividad, para ser creada de nuevo debido a nuevas tensiones (págs. 82-87). Cuando más antagónicos son los opuestos, más intensidad de energía psíquica habrá.
×