La jurisprudencia de la Corporación ha señalado que la pensión de invalidez es  un derecho esencial e irrenunciable. En efecto, la estrecha relación entre la pensión de invalidez y los derechos a la vida y el trabajo, permite  afirmar su característica de derecho fundamental.[1] En la sentencia T-144 de 1995[2], la Corte Constitucional se pronunció al respecto:

Tu sensibilidad ha aumentado en este momento y sabes cómo usarla. Si bien puede ser difícil que otras personas te necesiten tanto, ahora es tu turno prestar ayuda donde más se necesita. Te has preparado para la tarea en cuestión, por lo que ¿por qué no ofrecerte de todo corazón? Al final, cosecharás grandes recompensas por tus esfuerzos altruistas. Mientras tanto, puedes sentirte bien en relación a todo lo bueno que estás haciendo.


El 33 por 100 de discapacidad da derecho al reconocimiento de la condición de persona con discapacidad tiene en cuenta tanto los factores discapacitantes –provengan de una disminución física, psíquica o sensorial-, como los factores sociales, entendiendo por tales, entre otros, la edad, entorno familiar, situación laboral y profesional, niveles educativos y culturales, así como el entorno habitual de la persona con discapacidad.
He atendido miles de consultas en más de 35 años dedicados a la videncia. Atiendo con toda la pasión y el entusiasmo que requieres. Baraja Española. Cristalomancia. Tarot de Consuelo Salmerón. Tarifas en las fotos. Tel: 91. 028. 86. 10. Llamada Local sin sobre costos. Lecturas Psíquicas. Canalización. Cartomancia Española. Te aportaré la luz que necesitas. Mentalista desde niña. En 35 años he visto muchas cosas Medium y poder de visión profundo. Videncia de antaño.Sin líneas 803 ó 806. Abrecaminos. ... Leer más
El odontólogo Evaristo Rambla y la higienista dental Lía Gallén son los integrantes del equipo del programa y una vez al mes acuden a los centros de los pacientes para realizar las primeras consultas con el fin de que se familiaricen con el personal sanitario y evitar que tengan que desplazarse al hospital. La última de las visitas ha tenido lugar en el centro de la Fundación Aspropace, dedicada a la atención de personas con parálisis cerebral.
Cuando los padres pueden, es conveniente que los niños de dos y tres años no permanezcan en la escuela más de tres a cuatro horas diarias. Las representaciones espaciales que estos niños tienen son aún precarias, por lo cual necesitan regresar a ambientes familiares antes que los niños mayores. Si los niños pequeños permanecen muchas horas sin sus padres u objetos conocidos, se sienten invadidos por sentimientos de abandono y la tristeza no les permite disfrutar lo que la escuela oferta. Extrañar produce sentimientos de desapego y fuertes tendencias regresivas que inhiben o desactivan un desarrollo psíquico satisfactorio. De modo que el tiempo de permanencia de un niño en la escuela está en directa relación con su posibilidad de imaginar que puede desprenderse de sus padres sin perderlos definitivamente.
No todas las madres tienen la disponibilidad social y afectiva para asistir a su hijo en forma estable, regular y exclusiva durante los valiosos meses posteriores al nacimiento. Este vínculo, insustituible en la constitución del psiquismo infantil, no es necesario que quede cubierto con exclusividad por la madre biológica del niño. Lo importante no es la prolongación de la herencia de sangre sino el establecimiento de un lazo de amor que asegure la permanencia de una persona, siempre la misma, que pueda mimarlo y que se haga cargo de su crianza. Una abuela, un padre protector, una hermana mayor, una madre de leche, son personas con representatividad afectiva suficiente. La única condición para quien sustituya a la madre en el ejercicio de función es que desee hacerse cargo del niño y tenga un psiquismo lo suficientemente desarrollado como para entender e interpretar amorosamente sus necesidades.
En la escuela, los niños pueden narrar, opinar, contradecir. En el incremento de sus conocimientos no actúan sólo los adultos sino también cada uno de los compañeros del grupo al que el niño se integra. Cada uno de ellos, desde familias distintas, posicionamientos culturales diferentes y experiencias vitales particulares, promueve una riqueza simbólica que no siempre la institución escolar estimula. Muchas veces los docentes creen que ellos son los únicos operadores de las modificaciones psíquicas de sus alumnos y no dejan espacio suficiente para el juego y el diálogo entre los niños. Cuando los docentes se transforman en los únicos interlocutores válidos en el grupo escolar, más que estimular la actividad psíquica de sus alumnos, la obturan. En la cotidianidad áulica, los niños se contraponen entre ellos, discuten, se desacreditan, se critican. En este extenso movimiento de simbolización comparten sus experiencias, transmiten historias y trayectos, exhiben entramados conceptuales diferentes.
En este estudio se hace una revisión bibliográfica de las principales lesiones y secuelas psíquicas generadas en las víctimas de accidentes de tráfico, así como su mayor o menor prevalencia. Se valora el establecimiento del nexo causal que incluye algunas concausas anteriores, concomitantes y subsiguientes al accidente. Asimismo se analizan los principales factores de vulnerabilidad en el proceso de victimización a nivel biológico, psicológico, psicopatológico y psicosocial. Por último, se hace una valoración pericial de las secuelas psíquicas en las víctimas de accidentes de tráfico en función del nuevo baremo español de 2015. Se señalan en concreto las novedades aportadas por este baremo respecto al anteriormente vigente y se indican, en opinión de los autores, sus principales insuficiencias. Se establecen nuevas líneas de desarrollo para la investigación futura.
×