Poco después, Morehouse decidió exponer la operación Stargate y su tecnología con la esperanza de que los posibles usos beneficiosos y pacíficos pudieran ser llevados al público. Sin embargo, Morehouse pronto se dio cuenta de que salir de una operación encubierta no es tan fácil como entrar. De hecho, salir con vida se convirtió en su ejercicio de supervivencia final.
Es el sistema situado entre el inconsciente y el consciente, separándole de aquél, la censura. Está formado por aquellos sentimientos, pensamientos, fantasías, etc. que no están presentes en la conciencia, pero que pueden hacerse presentes de manera fácil. Cuando decimos por ejemplo: “Lo tengo en la punta de la lengua” casi siempre estamos haciendo referencia sin saberlo, a algo que está representado en nuestro preconciente.
Este resultado es creado por la creciente “complejidad” del sistema que agrega valor al sistema mismo, el cual, idealmente, debería ser racionalizado y optimizado sin agregar masa, pero por medio de incrementar la intensidad de la relación/información/significado. La “dirección de complejidad” conduce a todo el sistema a un “punto omega” más allá del cual es proyectado fuera del mismo Universo. Esto ocurre continuamente, a través de flujos de complejidad exhalados del Universo y de todos sus posibles planos de existencia.
El falso self es una medida adaptativa, que puede existir en cualquier persona, con la que se somete a la intrusión ambiental, mientras que el verdadero self es una suma de las necesidades sensoriomotoras y emocionales de la vida. El niño es seducido y se conforma, reaccionando con su falso self a las demandas ambientales y abandonando, o bien ocultando, los remanentes de su espontaneidad, aquella que pervive en su verdadero self.
El grado de discapacidad, consiste en el reconocimiento por el órgano competente, (Comunidad Autónoma), declaración y calificación del grado de discapacidad de la persona con una minusvalía física o psíquica, dentro de los grados establecidos en la normativa vigente, y cuyos derechos se concretan en el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.
×