Recuerda que si bien a muchas personas les es útil consultar a una vidente profesional, la lectura de cartas españolas gratis la puedes hacer sin la ayuda y presencia física de una tarotista. De todas formas será necesario que tengas un gran poder de autocritica para poder, en caso que sea necesario, realizar cambios de rumbo o tomar acciones distintas a las que estas realizando.
Al igual que en la baraja española, las cartas del tarot de los arcanos tiene diversas maneras, desde las más sencillas hasta las más complejas, de hacer una tirada. El tarot gratis online puede darnos acceso a varias páginas donde podemos hacer una consulta mediante varias tiradas que nos permitan darle una respuesta amplia a eso que queremos conocer y saber cómo actuar.
Llama a nuestra tarotista, ella será tu guía y te ayudará a enfrentarte a tus problemas de amor. Llamando comprobarás los beneficios que obtendrás; ella te enseñará a manejar tu difícil situación, a encontrar una solución, te trasmitirá optimismo, esperanza, confianza en ti mismo. Con una llamada al tarot del amor gratis, tus dudas se despejaran, siempre con la garantía de que te aconsejara la manera más correcta para arreglar tu situación. También puedes visitar nuestra página web y con una tirada preguntar lo que desees totalmente gratis.
Responder a estas preguntas para ellos me ha obligado a responderlas también para mí – y no es una coincidencia. “La vida de fe de mis hijos me inspira continuamente”, explica Danielle. “Hay una maravillosa sencillez en la fe de un niño, en sus oraciones y en el tipo de preguntas que plantea sobre Dios. En general constato que hay que hacer un mínimo esfuerzo por alentar la vida de fe de nuestros hijos, y en cambio eso nos alimenta y nos ayuda en la nuestra”.

Al realizar una tirada completa de cartas españolas gratis no debes realizar ninguna consulta específica al oráculo. La baraja española será la encargada de darte las repuestas que estés buscando, sin necesidad de realizar preguntas. Desde el amor y la salud, hasta el dinero y trabajo, el tarot español ofrece predicciones certeras y autenticas para quien lo consulta.

Es el momento en el que la persona, tras haber estado atareada todo el día, vuelve en sí y se pone la mano en el corazón. Haya obrado el bien o el mal, considera ambas cosas exclusivamente en relación a Dios. Se trata de decirle a Dios: «Te ofrezco el mal que haya hecho, Señor, a fin de que sea para ti ocasión de manifestar tu amor y tu poder. Y te ofrezco también el bien que haya podido hacer, porque reconozco en él tu obra». Todo cuanto descubro en mí de odio, de amargura, de pereza, de sensualidad... lo reconozco y lo asumo, pero no para desanimarme (porque sé perfectamente que no conseguiré liberarme de ello por mí mismo), sino para exponerlo a la acción de la gracia de Dios.
En realidad cada persona acaba creando su forma personal de tirar las cartas, siempre basada en una de las arriba citadas. Lo importante es crear su propio código. Lo mismo ocurre con la forma de barajar y de cortar las cartas. Cada uno tiene su forma de cortarlas, en 2 montones o en 3. Y de barajarlas: algunos dividen el motón en dos y las mezclan horizontalmente a la altura del 6º chakra; otros las mezclan como si se tratara de las fichas de un dominó, para que unas queden al derecho y otras al revés. Para unos es fundamental que el corte y la elección de las cartas se haga con la mano izquierda, el subconsciente; otros prefieren el corte con la mano derecha, que es la que está en contacto con el universo y es como vamos evolucionando las personas; en cambio para otros da igual la mano con la que se haga.

Y así, cuando somos niños, nos dicen que no digamos mentiras. Nos desafían a que aceptemos cuáles son los hechos y a que nombremos fielmente cuáles son los hechos. En la vida de cualquiera es un umbral saber que simplemente no merece la pena decir una mentira sobre los hechos, y que el camino a seguir es ser tan sincero sobre los hechos como podamos ser. No es que tenemos que informarle todos y cada uno de los hechos a cada persona que conocemos, pero es importante que los hechos que mencionemos sean verdaderos.

Se recomienda leer una media hora diaria teniendo en cuenta que la lectura espiritual no es un estudio sino un ejercicio de piedad. Si vamos a ella es para nutrir nuestra oración. Lo importante no es pues leer mucho, sino asimilar convenientemente lo leído. Hay que volver a leer un pasaje que nos haya impresionado o hecho bien a fin de grabarlo profundamente en nuestro corazón. Sería una tentación pensar que esto es una pérdida de tiempo. Al contrario, como se pierde tiempo, es leyendo mucho y mal. Hay que luchar contra la inconstancia y volubilidad que nos empuja a cambiar de libro a cada rato sin acabar nunca lo que se empezó. No sería serio y provechoso. Por fin es importante que la lectura y la oración vayan juntos. Es muy útil pasar de la oración a la lectura espiritual y de ésta a la oración.
A veces pienso que estoy tan centrada en las “grandes preguntas” sobre la fe y la existencia que me olvido de las cosas sencillas que de verdad marcan la diferencia, como ir a la adoración y sentarme a estar con Jesús. Si no lo hacen desde hace tiempo, podrían sorprenderse de cómo es difícil – ¿cuando fue la última vez que ustedes mamás se sentaron literalmente en silencio? 
×