En la vida que llevamos hoy en día, es difícil mantener una vida espiritual intensa y ferviente. Todo lo que nos rodea tiende a alejarnos de Dios, de su presencia, del temor filial que le debemos. Cuando nos toca salir a trabajar tenemos que cruzar decenas o centenas de publicidades que no hacen más que excitar nuestra concupiscencia. Las conversaciones que tenemos con los colegas de trabajo no nos ayudan, salvo raras excepciones, a unirnos a Dios; más bien al contrario. A la noche, al volver a casa se tiene la tentación de prender la televisión o el internet, y otra vez lo que se les ofrece son puros temas vacíos de Dios. El único día en que tendrán ocasión de recordar a Dios será el domingo. La única enseñanza sana que recibirán en la semana será la del sermón del padrecito. Unos 15 minutos de buen contenido que hay que comparar con decenas de horas de malos contenidos. De allí nace la tibieza espiritual, la falta de gusto para todo lo que tiene que ver con Dios, las tentaciones y todo lo que les sigue. ¿Cómo podemos paliar este desequilibrio? Con las sanas lecturas, las que llamamos lecturas espirituales.
Generalmente el tarot considera que el Diablo representa al ser humano que está atado a los deseos materiales, los vicios y la materia. Suele representar el materialismo, la lujuria, la degradación y los excesos. Los dos demonios que están encandenados representan a la persona que está encadenada al mundo material incapaces de evolucionar espiritualmente. En algunos casos puede representar la Maldad, pero en términos generales es algo más alegórico y se asocia con el plano material ó físico, los Egos de la Gnosis, el Ello del psicoanálisis y con la Sombra (arquetipo) de Jung.

Las revelaciones o predicciones de la cartomancia están dirigidas a ayudar a los clientes a obtener respuestas sobre sucesos personales. Este método es mayormente realizado por personas que realmente tengan el don de la videncia, pues, como emplea cartas que fueron creadas originalmente para el juego, tiene una gran variedad de significados dados por su simbología y sus colores, y para dar con una interpretación concreta se necesita, más que conocimiento, un don divino, en el que confían las personas  al consultarse en una tirada de cartas.
El protagonista de esta carta es una sencilla doncella totalmente desnuda, símbolo de la revelación de la esencia fundamental del ser, que lleva dos jarras en sendas manos. Está arrodillada en la ribera de un río, símbolo del movimiento, mientras vierte el contenido de una de las jarras en la corriente y el contenido de la otra en la tierra de la orilla simbolizando cómo el genotipo del antecesor se integra en el nuevo ser, cuando cae al río, mientras que la otra parte, que cae en la orilla. Las siete estrellas que dominan el naipe representan los planetas. Suele simbolizar la Esperanza (estrella de Belén, estrella de David, etc.).

Las universidades católicas, al servicio de la misión de la Iglesia: discurso pronunciado por el Papa Benedicto XVI, al recibir, en el Aula Pablo VI, a los profesores y estudiantes de los Ateneos Romanos Pontificios y a los participantes en la 23ª Asamblea Genera de la Federación Internacional de Universidades Católicas. Ciudad del Vaticano, jueves 19 de noviembre de 2009.

Te invito a entrar en el conocimiento de que, sin importar lo que cualquier otra persona esté haciendo, sin importar lo que esté sucediendo en tu vida, sin importar lo que se te presente, sin importar cuán odiosa o mentirosa sea otra persona, quien eres, por naturaleza—no porque estás tratando de serlo, sino por naturaleza—es un ser de amor. Y si eres un ser de amor, ¿realmente crees que la persona que está a tu lado fue hecha de manera tan diferente?


Recuerda que si bien a muchas personas les es útil consultar a una vidente profesional, la lectura de cartas españolas gratis la puedes hacer sin la ayuda y presencia física de una tarotista. De todas formas será necesario que tengas un gran poder de autocritica para poder, en caso que sea necesario, realizar cambios de rumbo o tomar acciones distintas a las que estas realizando.

El mago es sinónimo del viejo sabio, que se remonta en línea directa a la figura del hechicero de la sociedad primitiva. Es, como el Ánima, un demonio inmortal, que ilumina con la luz del sentido las caóticas oscuridades de la vida pura y simple. Es el iluminador, el preceptor y maestro, un psicopompo (conductor de almas), a cuya personificación no pudo escapar ni siquiera el «destructor de las tablas», Nietzsche, puesto que declaró portador y proclamador de su propia iluminación y éxtasis «dionisíacos» a su encarnación en Zaratustra, ese espíritu superior de una era casi homérica.
Esta carta del tarot no lleva escrita la palabra muerte para no hacer referencia a eso, pero está representada por un esqueleto que va cortando cabezas y hierba. Representa transformación, muerte no física. Muerte de algún aspecto en nuestras vidas pero la llegada de cosas nuevas, cambios positivos, nacimiento de lo nuevo después de dejar “morir” lo viejo
Tengo que hacer una terrible confesión: he vivido un poco en crisis espiritual en los últimos, no sé, digamos, siete años. Espero que esto que estoy pasando sea normal y que saldré de allí ilesa, con una fe más fuerte que nunca. Me digo que cuestionarme es algo positivo y que Dios nos ha dado un cerebro para hacernos razonar, y que tengo la suerte de tener una religión lo bastante fuerte como para sentirse cuestionada.
Está claro que los que gimen anhelando la adopción filial lo hacen porque poseen las primicias del Espíritu; y esta adopción filial consiste en la redención del cuerpo entero, cuando el que posee las primicias del Espíritu, como hijo adoptivo de Dios, verá cara a cara el bien divino y eterno; porque ahora la Iglesia del Señor posee ya la adopción filial, puesto que el Espíritu clama: "Abba" (Padre), como dice la carta a los Gálatas. Pero esta adopción será perfecta cuando resucitarán de incorrupción, de honor y de gloria, todos aquellos que hayan merecido contemplar la faz de Dios; entonces la condición humana habrá alcanzado la redención en su sentido pleno. Por esto, el Apóstol afirma, lleno de confianza, que en esperanza fuimos salvados. La esperanza, en efecto, es causa de salvación, como lo es también la fe, de la cual se dice en el evangelio: Tu fe te ha salvado.
Un paso importante al momento de sintonizar con las fuerzas espirituales, es que te compenetres en la forma en que respiras. Relájate, intenta posar tus pies sobre la tierra y visualiza raíces saliendo de ellos, hasta alcanzar las profundidades del planeta. Ahora cierra tus párpados y respira pausadamente, inhala y exhala por un lapso de 8 a 10 veces,  siéntete feliz y con la mente en blanco.

Abrahán levantó los ojos y vio un carnero enredado por los cuernos en la maleza. Creo que ya hemos dicho antes que Isaac era figura de Cristo, mas también parece serlo este carnero. Vale la pena saber en qué parecen a Cristo uno y otro: Isaac, que no fue degollado, y el carnero, que sí fue degollado. Cristo es la Palabra de Dios, pero la Palabra se hizo carne. 
Por otra parte, en este punto hemos de señalar que los 22 arcanos mayores y los 56 menores que configuran el Tarot, no se les otorga el poder de adivinar el futuro, pero si el de predecir, en otras palabras, el Tarot nos indica la posibilidad de un futuro entre muchos posibles, de hecho se parte del principio que pese a la fidelidad de las cartas, y de quien las interpreta, el futuro son las consecuencias de distintas elecciones, por lo tanto no se concibe como algo cerrado e inexorable; alguien que verdaderamente ame esta técnica del tarot, debe explicarle a quien se somete a sus interpretaciones de estas cuestiones.
Si bien es cierto que en críticas posteriores, estudiosos del tema y los propios ocultistas, demostraron que los símbolos arquetípicos, por sí mismos no explican el funcionamiento del Tarot. Es precisamente el poder del lector, partiendo de la base del conocimiento y la interpretación vínculada de esa carta con respecto a sus vecinas, lo que determina lo esencial de éste controvertido método.
La radio católica, según Benedicto XVI: discurso que dirigió Benedicto XVI a los participantes en el Congreso internacional de responsables de canales de radio católicos, sobre el tema: "La identidad y la misión de las radios católicas hoy. Del pensamiento sobre el hombre a una información al servicio de la persona". Ciudad del Vaticano, 20 junio 2008.
La carta del arcano XIX representa el sol, muestra una pareja de niños semidesnudos que hacen referencia a la pureza, la transparencia, la inocencia; iluminados por los rayos del sol. Refiere también a principios masculinos, el poder del Sol, el rey de los astros, uz de la verdad; trae cosas positivas. Asimismo, puede ser interpretado como reconciliación en la amistad. Se estudia en contraposición del arcano de la Luna, porque uno contrasta con el significado y la lectura del otro.
TAROT ALQUIMÍSTICO (1500): Es también conocido como “el iluminado” o el “tarot de los Antiguos Condotieros”. También de corte renacentista, en este tarot se representa otra parte de la sociedad que convivía en la Edad Media y hace un recorrido místico y filosófico de esta era de la historia. De este tarot se conservan cinco ejemplares, aunque solo uno está completo.
×