Como en la vida cristiana no necesitamos sólo crecer sino que estamos obligados también a renovarnos cada día, a purificarnos de todas nuestras imperfecciones, a lavar las manchas que contraemos, a curar nuestras dolencias espirituales, y, si perdemos la gracia, a revivificarnos, necesitamos recurrir al sacramento de la Penitencia. Dado que nadie –salvo Jesús y la virgen María– pasan por esta vida sin ceder al pecado, aunque sólo sea venial, después de la Eucaristía la Penitencia se convierte para nosotros en el principal medio para fomentar, directa o indirectamente, el progreso espiritual. Por el sacramento de la Penitencia quitamos los obstáculos que impiden que la gracia llegue a nuestro corazón y la acrecentamos, al menos en su aspecto medicinal; nos volvemos más firmes para no caer de nuevo, y más vigorosos para rechazar los gérmenes del pecado. Cuando la absolución sacramental se recibe en gracia, acrecienta la vida espiritual, al mismo tiempo que sana, purifica y vigoriza. El sacramento se puede suplir en parte –nos dice Arintero– con la frecuencia de la Eucaristía y la virtud de la penitencia. Esta última es siempre indispensable para corregir todas nuestras faltas tan pronto como las advirtamos, pero no sustituye a la Penitencia sacramental[12].

Es el momento en el que la persona, tras haber estado atareada todo el día, vuelve en sí y se pone la mano en el corazón. Haya obrado el bien o el mal, considera ambas cosas exclusivamente en relación a Dios. Se trata de decirle a Dios: «Te ofrezco el mal que haya hecho, Señor, a fin de que sea para ti ocasión de manifestar tu amor y tu poder. Y te ofrezco también el bien que haya podido hacer, porque reconozco en él tu obra». Todo cuanto descubro en mí de odio, de amargura, de pereza, de sensualidad... lo reconozco y lo asumo, pero no para desanimarme (porque sé perfectamente que no conseguiré liberarme de ello por mí mismo), sino para exponerlo a la acción de la gracia de Dios.


"La cruz de Cristo es la cumbre del amor": el santo padre Benedicto XVI se asomó a la ventana de su estudio en el Palacio Apostólico Vaticano para recitar el Ángelus con los fieles y los peregrinos congregados en la plaza de San Pedro. Ofrecemos las palabras del papa en la introducción a la oración mariana. Ciudad del Vaticano, domingo 18 marzo 2012.
            Pero Arintero nos advierte del peligro del activismo que consiste en creer que con nuestras acciones exteriores, y sólo con ellas, alcanzamos la perfección evangélica. La perfección está en el ser más que en el obrar exterior. Y el valor espiritual de nuestras obras está en correspondencia con nuestro grado de renovación y santificación. Si una persona es muy santa y actúa siempre movida por la caridad, sus obras son de gran valor a los ojos de Dios, aunque exteriormente parezcan humildes e incluso despreciables. En cambio, las obras que brotan de un fondo pobre, aunque parezcan grandiosas, son pobres. Cuanto más unidos estemos a Jesús y más llenos del Espíritu Santo mejores serán también nuestras acciones. «Por eso –nos dice Arintero– en el alma santa, que está ardiendo en caridad, todo hiere el corazón del Esposo divino, a quien se entregó sin reserva: le hiere con su dulce y sencilla mirada y hasta con uno de sus cabellos, porque es toda para su Amado»[4].
Jesús en la cruz nos da la certeza de no caer nunca fuera de las manos de Dios: audiencia general de Benedicto XVI, donde se encontró con grupos de fieles y peregrinos procedentes de Italia y del mundo. En su discurso, el papa, continuando el ciclo de catequesis sobre la oración, centró su meditación en la oración de Jesús en la inminencia de la muerte. Ciudad del Vaticano, miércoles 15 febrero 2012.
Si juntas esas dos cosas, un claro entendimiento y la veracidad sobre los hechos y una lógica clara de pensamiento, estás de camino a la verdad. Pero ese es solo el comienzo del camino. Podrías tener una persona muy lógica y objetiva, al menos a ciertos niveles, que no está siendo realmente sincera porque para ser sincero hay otros niveles de nuestro ser para los que estas cosas de las que he hablado son solo puntos de entrada. También pueden ser descalificadores porque no sé cómo te queda claro y te vuelves sincero sobre el reino de la vibración si no estás siendo sincero sobre el reino de los hechos y la lógica.
Já me falaram uma vez que sou médium, mas eu não sabia o que significava, pois era muito pequena. Mas agora suspeito, pq sonho sinto e penso sobre o que vai acontecer no meu dia-a-dia, antes mesmo de acontecer. Sonhei com uma traição da parte do meu marido, vi no sonho a mulher e o que eles faziam. Ele apagava as mensagens e tudo para eu não desconfiar. Certo dia, ele mesmo me contou. E por incrível que pareça, foi que nem o sonho.

El palo de Bastos y sus cartas dan lectura de temas relacionados con el trabajo, la inteligencia, los proyectos laborales, iniciativas, emprendimientos, fundaciones, iniciativas, el éxito profesional, absolutamente todo el tema laboral te lo van a decir estas cartas del tarot gratis. Se relaciona con la estación de primavera, su elemento es el fuego, se ubica en el oeste y se refiere a la madurez.


¿Por qué, hermanos, nos preocupamos tan poco de nuestra mutua salvación, y no procuramos ayudarnos unos a otros en lo que más urgencia tenemos de prestarnos auxilio, llevando mutuamente nuestras cargas, con espíritu fraternal? Así nos exhorta el Apóstol, diciendo: Arrimad todos el hombro a las cargas de los otros, que con eso cumpliréis la ley de Cristo; y en otro lugar: Sobrellevaos mutuamente con amor. En ello consiste, efectivamente, la ley de Cristo.
Tengo que hacer una terrible confesión: he vivido un poco en crisis espiritual en los últimos, no sé, digamos, siete años. Espero que esto que estoy pasando sea normal y que saldré de allí ilesa, con una fe más fuerte que nunca. Me digo que cuestionarme es algo positivo y que Dios nos ha dado un cerebro para hacernos razonar, y que tengo la suerte de tener una religión lo bastante fuerte como para sentirse cuestionada.
A veces el paro se debe a una visión economicista que busca el provecho egoísta, más allá de la justicia social: durante la catequesis semanal, el Papa Francisco centró su enseñanza en la dignidad del trabajo, representado en la Iglesia de modo privilegiado en las figuras de la Virgen María y de su esposo san José, y en la contemplación de Jesús. Ciudad del Vaticano, 1 de mayo de 2013.

La verdad es una expresión de quienes somos en esencia. Y en esencia, puedo garantizarte, tú y todos los demás en esta sala y todos los demás en este mundo son un ser de amor. Eres un ser de amor, y esa persona que está junto a ti es un ser de amor. No importa lo que han hecho, no pueden detenerlo. Es cierto con respecto a ellos. Es inalterablemente cierto con respecto a todas las personas. Esta es la farsa del mundo en el que estamos viviendo porque no siempre lo sabemos y no siempre obramos en consecuencia. Pero independientemente de lo que decimos o hacemos, no podemos cambiar esa verdad inalterable que es la esencia de todas las personas.
Pero, ¿cómo se utilizan las cartas en el tarot? La tarotista, tras escuchar tu pregunta, baraja todas las cartas y las coloca en un orden específico boca abajo. Existen muchas formas de colocarlas, siempre que representen el pasado, presente y futuro. Finalmente las irá girando una a una a medida que comparte contigo lo que le transmite cada carta.
×