Navegar por la web convertido en un ciberpsiconauta sin rumbo fijo puede convertirse en un pasatiempo interminable. Solamente en lengua española existen muchos sitios muy populares, estéticamente correctos, y pletóricos de megabytes para todos los gustos. Entre éstos –si se quiere empezar con algo parecido a un orden–, PsicoMundo (www.psiconet.com) es un portal argentino que ofrece una conexión inagotable con la red a través de los PsicoMundo de varios países latinoamericanos, además de servicios varios: reportajes a celebridades del psicoanálisis, foros temáticos, revistas (Acheronta, Tatuajes –sólo en formato digital–, La salamandra, Tiempo -revista de psicogerontología–, Fort-Da), y el muy visitado –según Alexa, sitio que acumula estadísticas– www.edupsi.com, que dicta seminarios por la web. Casi todos los portales y motores de búsqueda de una u otra manera remiten al Psicomundo argentino o a cualquiera de sus páginas, en especial las de Lacan y Freud.
Lo anterior, nos permite concluir que se ha presentado una vulneración de los derechos fundamentales del señor Sotelo Gamboa, toda vez que la mora en la realización de unos exámenes ordenados por la Junta Nacional de Calificación de Invalidez, y autorizados por Medicina Laboral del Seguro Social, le ha impedido se defina su situación en relación con el reconocimiento de su pensión de invalidez.
El grado de discapacidad, consiste en el reconocimiento por el órgano competente, (Comunidad Autónoma), declaración y calificación del grado de discapacidad de la persona con una minusvalía física o psíquica, dentro de los grados establecidos en la normativa vigente, y cuyos derechos se concretan en el Real Decreto Legislativo 1/2013, de 29 de noviembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.
×