A través de nuestras salas de chat de médiums psíquicos en línea, puede contactar a psíquicos profesionales en línea, adivinos, clarividentes, curanderos, astrólogos y lectores de tarot en cualquier momento durante el día e incluso por la noche. Muchas personas prefieren un chat psíquico que lea sobre un teléfono psíquico porque les resulta más fácil hablar sobre asuntos personales a través del chat en línea. También les resulta más fácil hacer ciertas preguntas o terminar una conversación y cambiar de psíquicos. Por supuesto, también puede leer reseñas de personas que ya han recibido un chat de lectura psíquica de uno de nuestros psíquicos y médiums en línea. Siéntase libre de escribir una reseña usted mismo para que todos sepan lo que piensa de sus salas de chat psíquicas en línea y lecturas de chat psíquico.


Los arcanos mayores incluyen imágenes asociadas con las principales influencias y acontecimientos en su vida; por ejemplo: Los Amantes, El Loco, El Mago y El Emperador. Los arcanos menores, simbolizan las diferentes etapas del viaje de nuestra vida y se dividen en cuatro palos de 14 cartas cada uno. Los palos de los arcanos menores se llaman Espadas, Copas, Bastos y Oros.
Según las enseñanzas de física esotérica presentadas en nuestro libro de introducción (el cual yo siempre recomiendo leer antes de ir a través de las teorías de la física temporal), el “Pensamiento” no es un producto de nuestra mente, sino una sustancia en la cual todos los seres están sumergidos. Por ello, nosotros, así como todos los otros seres en diferentes niveles, no producimos ningún pensamiento, sino que solamente procesamos esta sustancia-matriz. Este valor agregado – que permite que exista nuestro universo - debería ser el resultado final del pensamiento global.
Durante uno de mis viajes, el ocasional compañero en mi vagón del tren se dedicó a ayudarme a recoger las pertenencias cuando ya nos acercábamos a mi lugar de destino. Me llamó la atención este “gesto espontáneo” del viajero, porque yo no le había pedido que lo hiciera. En el trayecto que nos quedaba, me explicó que se le había ocurrido en agradecimiento al alivio que había sentido conmigo según iniciábamos el viaje y me había ido contando lo que él sentía como “las penas” de su vida.

Para programar un viaje en el tiempo, debemos también considerar el funcionamiento del ecosistema espiritual del lugar del destino. Cuando llegamos a cualquier destino temporal, entramos en relación con las fuerzas Territoriales de ese lugar. Como dijimos previamente, éstas Fuerzas interactúan con la realidad y, de paquete en paquete, las estabiliza y las incluye en su dimensión.
El afecto es la vía específica de descarga de las tensiones psíquicas. Al mismo tiempo podemos comprobar que su expresión es siempre somática. El miedo nos hace poner tensa toda nuestra musculatura, empalidecemos, el ritmo cardíaco se acelera, etc. Sabemos que es miedo por la percepción de una amenaza real o fantaseada, y ante esa amenaza todo nuestro organismo reacciona. Un disgusto durante una comida puede alterar la digestión y esta alteración puede cronificarse en personas insatisfechas, sobre-exigentes, ambiciosas, etc. Las crisis de angustia o de ansiedad producen toda una serie de alteraciones del funcionamiento corporal. No es necesario que describa aquí todas las reacciones que nuestro cuerpo experimenta cuando nos enamoramos, cuando sentimos rabia, rencor, odio, etc. Es precisamente cuando no podemos reconocer nuestros sentimientos y/o expresarlos, cuando nuestro cuerpo termina reaccionando de una manera aparentemente enloquecida provocando distintos tipos de alteraciones funcionales. Si escuchamos al paciente podemos descubrir que esas disfunciones pueden tener que ver con aquellas reacciones orgánicas que debieron producirse si el afecto hubiera sido reconocido.
El 33 por 100 de discapacidad da derecho al reconocimiento de la condición de persona con discapacidad tiene en cuenta tanto los factores discapacitantes –provengan de una disminución física, psíquica o sensorial-, como los factores sociales, entendiendo por tales, entre otros, la edad, entorno familiar, situación laboral y profesional, niveles educativos y culturales, así como el entorno habitual de la persona con discapacidad.
×