Luego viene la lectura de la vida de los santos, que son ejemplos de hombres de carne y hueso que llevaron una vida santa en el mismo mundo que el nuestro. Los ejemplos vivos de sus virtudes heroicas excitan la admiración y estimulan el esfuerzo para alcanzar esas alturas. Estas lecturas convirtieron a innumerables almas dentro de las cuales podemos destacar a San Ignacio, el fundador de la Compañía de Jesús o Jesuitas, y autor de los ejercicios espirituales que llevan su nombre.

En cuanto a la vinculación de este tipo de adivinación con el mal, quizá ello depende más de las actitudes de quien quiere saber como de quien dice interpretar. Este arte, nada tiene que ver con el satanismo, ni el espiritismo; quizá sí con el paganismo en cuanto a su origen y con el espiritualismo en cuanto a su trascendencia. Repito, las cartas son solo un instrumento, no una invocación, ni un llamamiento a fuerzas oscuras.
Cada vez son más las personas que acuden al tarot para saber qué va a ocurrir con su trabajo, con su matrimonio, o con aquel familiar que está muy enfermo. Este arte adivinatoria, técnica para adivinar el futuro se realiza colocando de diferentes formas una baraja de cartas que consta de 78 naipes dividida en dos bloques: 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores (el término “Arcano” proviene del sánscrito, que significa secreto, recóndito). De origen incierto, se cree que el tarot llegó a España en el S.XIV, por lo que se puede comprobar en un escrito propiedad del obispo Lope Berrientos, que lo menciona.
San Pablo, en la segunda lectura trata hace un paralelo de este amor integral, indisoluble e incondicional, mostrando que es lo mismo que Dios tiene por la humanidad. Un amor tan intenso que envio a su Hijo único para sufrir y morir por ella. Él dice específicamente: “Aquel que santifica y los que son santificados proceden todos de un solo”, por lo tanto, son una sola carne.
María siempre quiere consolar a sus hijos: terminada la celebración eucarísitica de su visita pastoral a Arezzo, La Verna e Sansepolcro en Italia, el santo padre Benedicto XVI recitó el Regina Cæli con los fieles reunidos, encomendando a la Virgen del Consuelo todas las intenciones de la nación italiana. A continuación las palabras del Papa antes del rezo del Regina Cæli. Arezzo, domingo 13 mayo 2012.
Acepta las respuestas que dan los seres superiores y presta atención a las interpretaciones del vidente que, aunque no son la última palabra, te pueden ayudar a dar forma y entender la situación que consultaste. Muchas veces estamos condicionados por nuestros juicios y no nos dejan ver claramente una salida. Es muy recomendable que consideres tu intuición pero también que pienses y reflexiones en frío. Si bien el tarot es una guía certera, no es mandatorio, así que la última palabra la tienes tú, el que consulta.
Además, cuando en la lectura se recibe alguna luz especial, por alguna máxima o algún acto de virtud allí referido y se siente que aquello asimila el corazón conviene cerrar el libro, levantar el espíritu a Dios y tomar alguna resolución, o hacer algún acto fervoroso o una suplica ardiente a Dios; «Que la lectura deje paso al oración», –apunta San Bernardo–. Será muy buena cosa retirarse entonces a orar, mientras se sienta la influencia de aquel vivo sentimiento que nos conmovió imitemos a la abeja, que no se posa en la segunda flor mientras no ha libado toda la sustancia de la primera: no importa que se pase así todo el tiempo destinado a la lectura, porque de ordinario, suele ser para mayor provecho del espíritu; bien puede suceder que la lectura de un versículo deje más fruto que si se hubiese leído una pagina entera.
Tal es ciertamente la ley de Cristo, que, en su pasión, soportó nuestros sufrimientos y, por su misericordia, aguantó nuestros dolores, amando a aquellos por quienes sufría, sufriendo por aquellos a quienes amaba. Por el contrario, el que hostiliza a su hermano que está en dificultades, el que le pone asechanzas en su debilidad, sea cual fuere esta debilidad, se somete a la ley del diablo y la cumple. Seamos, pues, compasivos, caritativos con nuestros hermanos, soportemos sus debilidades, tratemos de hacer desaparecer sus vicios.
            Para Arintero el amor a la Eucaristía está relacionado con el amor a la virgen María; quien se distingue en uno de estos amores sobresale también en el otro. Si los favores más importantes de la vida mística suelen recibirse durante la comunión, en casi todos ellos interviene la virgen María, a quien, como a una madre, acuden los verdaderos místicos en todas sus necesidades, dificultades y oscuridades[11].
From his birth, Saint John the Baptist was brought up to be the forerunner of Jesus, i.e. the one who would come before Jesus and who would announce his coming. It is very interesting the way John assumes the mission of being a precursor and of baptizing the faithful: his greatest honour was not having fame among the people, but the fact of having baptized Jesus himself. Moreover, John preaches humbly his mission: “I am not who you think; but after me will come Someone, whom I am not worthy to untie the strap of his sandals”.
El origen de la sagrada Escritura no hay que buscarlo en la investigación humana, sino en la revelación divina, que procede del Padre de los astros, de quien toma nombre toda familia en el cielo y en la tierra, de quien, por su Hijo Jesucristo, se derrama sobre nosotros el Espíritu Santo, y, por el Espíritu Santo, que reparte y distribuye a cada uno sus dones como quiere, se nos da la fe, y por la fe habita Cristo en nuestros corazones. En esto consiste el conocimiento de Jesucristo, conocimiento que es la fuente de la que dimana la firmeza y la comprensión de toda la sagrada Escritura.
El mazo del Tarot que Martiano describe se puede considerar un precedente del mazo que conocemos hoy en día, ya que es distinto en algunos aspectos; por ejemplo, su mazo tenía solo 16 triunfos, sus figuras no eran comparables a las cartas ordinarias de tarot (hay dioses de la mitología griega) y los palos no son los españoles comunes sino cuatro clases de pájaros.
Según el tarot, el Ermitaño representa la introspección, la meditación en solitario, la necesidad de autoconocimiento, de retiro del mundo para entender mejor lo aprendido y asimilarlo. Históricamente esto se ha visto en diferentes religiones, como lo demuestra la parábola de Gautama Buda cuando éste se convierte en un asceta y medita solo en la selva por mucho tiempo, Jesús al estar cuarenta días meditando solo en el desierto, Zoroastro al refugiarse solo en la montaña, Mahoma al meditar solitariamente en una cueva donde se le aparece el arcángel Gabriel, y Krishna cuando se dedicaba a pastorear vacas en el bosque. Casi todas las figuras religiosas suelen tener en la historia de su vida un período de reclusión y aislamiento voluntario.
Por el contrario si la consulta la realiza una tarotista las respuestas que puede dar el tarot echando más cartas en la tirada será mucho más acertada y fiable. Se consiguen por tanto un mayor número de aciertos y sobre todo dar datos e incluso fechas relativas a la pregunta que se le hizo a las cartas, aunque para ello deben de utilizar la videncia y esto solo está reservado para las videntes de verdad.
A veces el paro se debe a una visión economicista que busca el provecho egoísta, más allá de la justicia social: durante la catequesis semanal, el Papa Francisco centró su enseñanza en la dignidad del trabajo, representado en la Iglesia de modo privilegiado en las figuras de la Virgen María y de su esposo san José, y en la contemplación de Jesús. Ciudad del Vaticano, 1 de mayo de 2013.

¿Qué vamos hacer en los tiempos y días por venir…tal parece que antes los tiempos finales que estamos viviendo, aun muchos cristianos lucen indiferentes y muchos se llaman ser evangélicos, por sus frutos los conoceréis como lo declara la palabra de Dios en (Mateo 7:16) Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.
¿Qué es la verdad a un nivel superior? Se reduce a esto: Detrás de todo está el Ser. Detrás de todo está Dios, cualquiera que sea su nombre. Detrás de todo está lo Divino. Detrás de todo está lo Amado. Y a partir de la realidad del Ser y de cada persona, hay una emanación de amor. En muchos casos no llega muy lejos; no encuentra una expresión sincera. Pero está ahí. Está en ti y está en mí. Cualquier verdad que existe es la verdad de eso. La verdad no tiene otro significado que no sea la verdad del Ser. Y la naturaleza del Ser es el amor. No existe ninguna verdad del odio, excepto de alguna manera extraña y distorsionada. Una persona que dice palabras que son ciertas para odiar no está diciendo la verdad.
Los mazos de tarot modernos, tal como los conocemos, aparecieron en Italia en el siglo XV como una serie de obras de arte intrincadamente pintadas usadas para jugar juegos de cartas. Estas barajas consistían de un número de cartas variable y no se crearon específicamente para la adivinación. La primera de estas tarjetas, usualmente creadas para las que las familias nobles celebraran ocasiones especiales, se conocieron en Italia como trionfi ("triunfos"). Estos juegos de cartas luego se conocieron por muchos nombres, incluyendo Tarocchi, Taroc/k, Tarau y Tarot. Algunas personas incluso lo escriben como tarot, taro o tarro - pero estas grafías son bastante inusuales.

Esta carta del tarot no lleva escrita la palabra muerte para no hacer referencia a eso, pero está representada por un esqueleto que va cortando cabezas y hierba. Representa transformación, muerte no física. Muerte de algún aspecto en nuestras vidas pero la llegada de cosas nuevas, cambios positivos, nacimiento de lo nuevo después de dejar “morir” lo viejo
×