Durante una lectura de tarot psíquico, el lector de tarot ordena las cartas en una serie de diferentes formaciones o distribuciones, dependiendo de la pregunta que usted hace y de la forma en que el lector de tarot siente que sería más revelador. Las cartas que aparecen y el orden en el que están dispuestas arrojan luz sobre su situación al lector de tarot para que pueda responder a sus preguntas. Algunas de las cosas que los lectores de tarot consideran en una alineación incluyen: Qué cartas aparecen al lado de otras, si las cartas aparecen boca arriba o boca abajo, de qué lado de la alineación aparecen ciertas cartas y si las cartas son arcanos mayores o menores.
En mi experiencia clínica, este tipo de alteraciones nos las encontrábamos con mucha frecuencia en pacientes que consultaban por otros motivos o eran pacientes que nos eran remitidos por médicos más sensibilizados con los conflictos  psíquicos que comprendían que las terapias orgánicas que ellos administraban no eran suficientes para la curación o mejoría de estos cuadros. Con la mayor divulgación que ha tenido la psicología y psiquiatría, cada vez se van dando más pacientes que consultan específicamente por esta sintomatología, pero sigue siendo muy frecuente que nos lleguen después de un periplo fallido por consultas médicas. Lo que encontramos en estos pacientes es una mala gestión de los afectos.

Realmente, la realidad a la cual podríamos tener acceso – debido a nuestra naturaleza verdadera – debería ser bastante amplia, pero por el momento, en este planeta, nuestra especie ha sido afectada por pesadas restricciones sensoriales y ha perdido muchos “arquetipos” (matrices existenciales y cognoscitivas), encontrándose como “lobotomizadas” y en una condición de peligrosa carencia de conciencia (valor agregado), lo cual afecta la densidad de nuestra realidad misma.
De hecho, es normal alcanzar importantes niveles de complejidad, viviendo instante por instante de manera linear (según la función de la ley derivada, “Flecha de Complejidad”, pero en el momento en que queramos “saltar” de un punto de tiempo a otro, solo podremos alcanzar estructuras con menor complejidad 3, ya que no podemos entrar donde el nivel de complejidad todavía no ha sido alcanzado por nuestra evolución natural.

-Saber si quiere ayuda o no. Hasta qué punto respetar su autonomía si no quiere ayuda; por un lado hay quien intervendría en un momento dado, si se agrava la situación. Por otro lado se ve de estar cerca pero no intervenir si no quiere ayuda, (por ejemplo: su amigo que vive con ella u otra persona, decirle que va a estar en el salón, que si quiere algo se lo pida o si quiere hablar está ahí, estar cerca pero sin agobiar)
En este mar, cada evento es sostenido por una fracción temporal indistinguible, y causa y efecto no tienen significado en absoluto, a menos que consideremos una secuencia determinada (mundo, plano de existencia) el cual obtiene su propia dirección en relación con la percepción y su geometría (posición en el panorama general) en relación con la dirección general de la complejidad universal.
Los lectores psíquicos incluso tienen sitios que llevan su número. Ellos mencionan que el servicio se cobrará en consecuencia. Algunos lectores prometen a sus clientes, para ser regalado y aprendido. Ellos dicen que tienen antiguos poderes psíquicos que les ayuden a determinar lo que desean. Se comprometen a cambiar las vidas de los clientes por obtener una visión de su vida. Algunos de ellos también garantizan una sesión de sanación energética que se supone que debe llevar la salud emocional y física a los clientes con eficacia y rapidez. Incluso hay empresas que dan empleo a los psíquicos para atender a las necesidades de las masas. Están disponibles para las personas que llaman las 24 horas del día y 7 días a la semana, por lo que esto le da al marcador la conveniencia de ponerse en contacto en cualquier momento, en función de su su / facilidad. Incluso hay ofertas especiales de llamadas de personas que llaman por primera vez. Hay diferentes personas asignadas para los diferentes países.
En la actualidad su potencial se ha refinado aún más, siendo capaz de ver qué sucede tan sólo a través de las sensaciones, y energías percibidas en su voz, y es capaz de llegar tan lejos como Ud. le permita hacerlo. Las cartas de cualquier tipo de baraja (tarot, baraja española, gitana, orishas, etc) le potencian, y aumentan esas apreciaciones, hasta extremos de una claridad casi real, por lo que sus predicciones alcanzan un elevado nivel de precisión..
No hay duda de que esto se ha hecho esperar. Pero es probable el cambio que has estado esperando durante tanto tiempo tenga lugar hoy. Puede que la magnitud del cambio no sea obvia, al menos al principio. Pero con el tiempo, mirarás de nuevo hacia los acontecimientos de hoy y verás lo fundamental que eran. Guárdate tus opiniones para ti y aprovecha cualquier oportunidad interesante que se presente.

Creo que “El Pequeño Nicolás” entra dentro del terreno de esos actores a los que nos estamos refiriendo. ¿A quién se está sometiendo con una conducta propia de un “Superman” mentiroso y destapador de embustes sociales? Según muchos comentaristas es difícil saber la verdad que esconden sus actos, como se desconoce gran parte de su corta vida anterior.
"Una manera de describirlo es que un espectador remoto siempre tiene un pie en la matriz consciente de la mente y el otro pie en la matriz del inconsciente, y qué, dónde y cómo percibe el mundo que le rodea depende de sobre qué pie se encuentra. Y se puede saltar de un pie al otro y viceversa, casi sin darse cuenta. Mel fue capaz de mantener su equilibrio porque creció con ello. Su primera experiencia fue a los 11 años, por lo que creció con esto. Así lo hizo Ingo Swann. Yo no empecé con esta habilidad. Yo no quería esta habilidad. Una herida de bala hizo que esto me sucediera".

El 33 por 100 de discapacidad da derecho al reconocimiento de la condición de persona con discapacidad tiene en cuenta tanto los factores discapacitantes –provengan de una disminución física, psíquica o sensorial-, como los factores sociales, entendiendo por tales, entre otros, la edad, entorno familiar, situación laboral y profesional, niveles educativos y culturales, así como el entorno habitual de la persona con discapacidad.
×