Es un micro-ritmo, que es parte de aquellos ritmos más amplios, como los supuestamente denominados “Eones”, los cuales duran aproximadamente dos mil años. Las divinidades fijan la realidad, y se hacen un cuadro del estado de los acontecimientos. Este escenario histórico puede ser cambiado, no solo viajando a través del tiempo, sino que también usando un alto nivel de tecnología temporal y magia teúrgica.
Tarjetas telefónicas “instantáneas.” Alguien puede usar su teléfono para llamar a un número 800 y solicitar un servicio de entretenimiento para adultos en el cual se le ofrece una tarjeta telefónica “instantánea”. La “tarjeta telefónica” no es una tarjeta real, más bien es un código de acceso conectado al número de teléfono del cual salió la llamada. La tarjeta se usa para acceder y cargar a su cuenta por los servicios de entretenimiento. Si alguien usa su teléfono para solicitar dicha tarjeta, a su número de teléfono se le cobrará en su factura por todas las compras o entretenimientos usados en esa tarjeta, se hayan hecho o no de su teléfono.
El Yo tiene como fin cumplir de manera realista los deseos y demandas del Ello con el mundo exterior, a la vez conciliándose con las exigencias del Superyó. El Yo evoluciona según la edad y sus distintas exigencias del Ello actuando como un intermediario contra el mundo externo. El yo sigue al principio de realidad, satisfaciendo los impulsos del Ello de una manera apropiada. Utiliza razonamiento realista característico de los procesos secundarios que se podrían originar. Como ejecutor de la personalidad, el Yo tiene que mediar entre las tres fuerzas que le exigen: el mundo de la realidad, el Ello y el Superyó, el yo tiene que conservar su propia autonomía por el mantenimiento de su organización integrada. Es un sistema de funciones psíquicas tales como el examen de realidad, defensa psíquica, funciones cognitivas e intelectuales (síntesis de la información, memoria y similares).
El interesado que se encuentre en la situación prevista en la legislación vigente – Baremo aprobado por el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, a los efectos de determinar el grado de discapacidad, una vez solicitada la misma, su calificación efectuada por el EVO, se obtendrá un grado de discapacidad, que si fuera inferior al 33% no tendría validez a los efectos de la concesión de los beneficios que se otorgan a las personas a partir del citado grado.
×